31 oct. 2008

Internet en 1995.

La Internet es increíble si es usada con responsabilidad (y por responsabilidad me refiero a no meterte a páginas de contenido deportivo). Puedes encontrar desde información en wikipedia, hasta… bueno, si partes de wikipedia no ocupas lo demás.

¿a qué va todo esto? Caminando por los pasillos de nuestra honorable biblioteca me encontré con lo que podría llamar “el futuro del pasado”. Es decir, el cómo se veía la Internet hace exactamente 13 años.

Es un pequeño libro de un tipo llamado Ned Snell llamado Internet: qué hay que saber. Publicado en 1995. En el que se da una verdadera apología de la web, la red de redes, la supercarretera de la información. Aunque la premisa inicial es simpática, de 5,500 millones de personas, sólo 30 millones tienen acceso, pero esos 30 millones no pueden estar equivocados.

Ante la pregunta ¿qué es internet? Las respuestas que el avispado autor nos da son:

Es una red

Es una organización dispersa

Es una cafetería (sic)

Es un buzón de correos

Es una herramienta de trabajo

Es una librería

Es una tienda de software

Es un periódico

Es un ser vivo.

Lo irónico es que el apartado de la cafetería inicia con un “bueno, tal vez no sea una cafetería” pero lo es para él porque, al igual que en una cafetería, se puede intercambiar información entre los asistentes (tal parece que la palabra “foro” aun no existía).

Además, da una lista de las cosas que se pueden teclear en un buscador de Internet, van algunas:

Cerámica

Los Simpson

Cerveza

Eróticos (en serio, el autor lo propone)

Política en el oriente medio.

Sida

Y algunas más.

El capitulo dos se llama ¿quién utiliza Internet y para qué? Las alternativas que propone son:

Los científicos para resolver sus problemas

Los educadores para educar

Los profesionales para consultar

Los empresarios para competir

Los gobiernos para difundir noticias

Los activistas para provocar

Lo ven, casi casi le faltó “los estudiantes para estudiar” sigo sin entender, internet se parece mucho a una biblioteca, pero con menos libros.

Pero ta, ahora vamos a la mejor parte, la de ¿qué hace Internet para que el mundo sea mejor?

Según esto:

Ayuda a los científicos

Salva árboles

Expone la verdad

Proporciona material gratuito

Crea nuevas oportunidades para las empresas

Se adapta bien a los discapacitados.

Une a personas y naciones

Juega el papel de Cupido

Ahorra paseos inútiles a la maquina de Coca-Cola

Hace reír a las personas

Pone en marcha a gente.

Aquí es dónde vemos al autor y pensamos en Kant, ¿por qué? Piensen en la forma en la que Kant pensaba de la Ilustración y le daba las mismas propiedades curativas que el Internet. Esta panacea de la humanidad lo hace todo (sobre todo cuando desde la compu puedes ver si la maquina de coca-cola está abastecida para no tener que bajar y ver que no) es raro cómo hace 13 años asuntos como la pornografía infantil, la suplantación de identidad, el robo y la estafa no estaban siendo contemplados. La mentalidad ilustrada de los noventas veía en la internet lo mismo que en la razón los decimonónicos, se pensó que este objeto nos llevaría a una nueva era de hermandad, paz y participación ciudadana. Pero no, los convertimos en el paraíso de la pornografía y los ameros. ¿Qué sigue? La postmodernidad del internet nos dice que, aunque no cumplió lo que prometió, si prometió lo que cumplió. El autor igual hace la advertencia en el capitulo cuatro, al mencionar que también pude ser usada para expandir el odio y para transportar pornografía sin restricciones. A lo que da una solución cuasi divina y salomónica “no la busque si no la quiera encontrar” (cita textual). Además, salta como paladín de internet y dice que el porno se pone desde la compu, no desde internet (aunque no dice que llega a internet desde una compu).

Además el libro no solo concluye con un glosario, sino con un apartado en el que se dice lo que se necesita para usar internet y, casi homérico (Simpson, no el griego) concluye que lo que se ocupa es UNA COMPUTADORA. ¡Por dios! 116 paginas diciéndome para qué y luego me dice que ocupo una compu. ¿Cómo puedo hacerlo? Hoy día es lindo, pero hablamos de 1995, ¿recuerdan lo complicado que era tener computadora en esa época? Ya está, esto lo resuelve todo, el libro es para élites, por eso está lleno de pelotudeces. El resto es historia.

30 oct. 2008

Aguante Obama.

Bien, lo admito, va a ganar. John ¿por qué no te rindes magnanimamente? de igual forma, sigo siendo hincha de Palin.
Palin. (me gusta decirlo, es como un mantra; pienso que si lo digo cinco veces frente al espejo se me va a aparecer en vestimente de catalogo de lencería).
Palin
Palin
Palin
Palin...
nada. no vuelvo a decir un nombre cinco veces frente al espejo.

25 oct. 2008

Poema.

yo soy el usuario no identificado
no soy el Estado
tampoco la ley
soy la segunda ley
el balance de todo lo demás
entre ellos y yo no hay nada
porque yo lo soy todo
me dicen supremo
porque estoy encima de todo
me dicen poder
porque puedo hacer y deshacer revoluciones
me dicen conservador
porque conservo el orden entre ellos y yo.
yo soy el primero de todos
porque otorgo lo que tienes
qué puedes
qué no puedes
lo que te hace lo que eres
lo que te quita lo que eres
yo soy el sexto de todos
el que dice de dónde viene todo
de un solo lugar
de adentro
del centro
nosotras somos las otras cuatro
no somos tan importantes
pero juntas
nos dicen Las Siete Leyes

documental del jueves 30


hola a todos, soy el asistente de Benjamín Machado (es decir, sus dos manos, ya que por medio de mí el transcribe sus pensamientos) y les hago la cordial invitación (¿no creen que es obvio? bueno, yo nunca haría una agresiva invitación, si te invito la cordialidad va implícita) a la proyección del documental "Halcones: Terrorismo de Estado" en la video sala Mariano Otero el jueves a las 12. habrá cafecito (no café. cafecito) y comentarios de Pati Torres. No falten (si quieren pueden faltar al café, pero no al documental ni a los comentarios). les dejo el poster y el díptico para hacerla de emoción.
dudas que se resolverán:
¿no era "la marcha de los Pingüinos 2"?
¿Benjamín está haciendo el servicio?
¿habrá café?
¿me gustará?
¿le gustará a la persona con la que voy?
¿la entenderé?
si no la entiendo ¿podré hacer como que sí para no quedar como gil?
todo eso se resolverá este jueves a partir de las 12.
Posted by Picasa

22 oct. 2008

Killer Ranger


hay noticias que dan risa por más trágicas que sean, lo que da humor al terror es las condiciones, el pasado o la personalidad de uno o más de los involucrados. en este caso, un héroe de nuestra infancia.
Skylar Deleon, quién allá por 1994 apareció en tele como uno de los Power Rangers podría ser condenado a muerte por homicidio. al parecer hace cinco años mató a una persona y hace cuatro ahogó, junto a su esposa, a una pareja para robarles un yate.
la ironía es imaginarse a un Ranger matando gente ("ayayayay ranger ¡Asesino!" diría Alpha mientras la cabezota de Zordon voltea para otro lado en un tono de "yo no tengo hijo").

tremenda ironía de la vida que aquellos que hoy nos salvaron de una banda de imbeciles que mandaban monstruo por monstruo en lugar de mandar minimo dos y atacaban siempre la misma ciudad que era precisamente dónde estaban los rangers.
salado.

19 oct. 2008

Contacto.

a mí me gusta "contacto" no solo porque Jodie Foster se ve hermosa, tampoco porque el tipo de Shasta sale de fundamentalista religioso; o el agente Mahoney de Prison Break es un ciego medio neorótico, tampoco porque James Woods es un asesor de seguridad nacional.
no no es por eso, sino por los dialogos y el desarrollo de la historia, pocas veces uno ve una historia en la que se argumenta de manera coherente la simbiosis que puede existir entre religión y ciencia.
el debate de si existe Dios, de si hay vida afuera de la tierra, a fin de cuentas es el mismo, detractores y defensores de cada uno se unen bajo una razón común: sentido a la soledad como especie.

ahora bien ¿existe una respuesta a alguna de estas dudas? espero que no, ¿o no es bello buscar?
a veces no.

18 oct. 2008

¿por qué vivo en Estados Unidos?

Jorge Majfud

Extraído de http://www.rebelión.org

En 2001, Oriana Fallaci escribió su célebre artículo «La Rabbia e l'Orgoglio» donde no sólo hacía un ataque indiscriminado a los inmigrantes del tercer mundo en Europa y Estados Unidos, sino a todas las culturas que no eran la «cultura occidental». En 2002 publiqué en algunos diarios una larga respuesta sobre al menos una veintena de puntos, los cuales consideré errores de la autora. El ensayo se llamó «El lento suicidio de Occidente» (http://mrzine.monthlyreview.org/majfud141106.html) y, lejos de atacar a Occidente y elogiar a Oriente, la idea central radicaba en prevenir a Occidente de uno de sus mayores enemigos: Occidente mismo.

Gracias a este ensayo he recibido ataques anónimos que van desde recuerdos sobre mis antepasados -factor que explicaría mis razonamientos- hasta advertencias de los dueños del mundo sobre los peligros de discurrir por carriles no oficiales. Hace pocos días un amigo me envió por correo la crítica de un lector y me pidió que respondiera a sus observaciones. En síntesis, el lector, asumiéndose como estadounidense, se preguntaba si realmente yo me sentía tan incómodo con nuestra cultura y nuestros valores («our culture and values»), por qué no me iba a vivir a esos países que tanto admiraba. Al final agregaba: «no importa si Majfud está en lo cierto sobre Occidente. Se trata de coherencia. Lo menos que se le puede pedir a un intelectual es coherencia».

La verdad es que admiro la filosofía griega de los siglos V y IV, la poesía de Omar Kayyam, la física de Albert Einstein, pero creo innecesario y quizás imposible irme a vivir a la Grecia de Pericles, a la antigua Persia o la Alemania nazi de los años veinte. De hecho, la mayor parte de los intelectuales alemanes que se exiliaron en Estados Unidos durante el nazismo no pasaron a ser, por esa razón, acríticos complacientes del nuevo orden -sin duda preferible al que abandonaban-, sino que continuaron coherentes con su pensamiento anterior: el poder no necesita defensores; suficientes aduladores tiene.

Es parte de un pensamiento fascista confundir a todo un país con la ideología de quienes dominan sus esferas de poder: si alguien critica la ideología dominante X -muchas veces articulada por intelectuales funcionales al poder militar y económico del momento-, estaría atacando a todo el país donde domina X, ergo alguien debe irse a vivir a otra parte y dejar a X expandirse libremente hasta el último rincón de la conciencia humana.

Está claro que este lector no terminó de leer el ensayo, urgido por una reacción epidérmica, propia de las primeras etapas de la nueva cultura digital. Si mencioné que los holocaustos, las inquisiciones y la vasta practica de la tortura también eran productos bien occidentales, no fue para demostrar la inferioridad de Occidente sino, por el contrario, para ejercitar una costumbre también occidental según la cual ha sido la crítica y no la adulación la que ha prevenido algunas veces contra nuestros propios defectos. Entre éstos, contemos la soberbia y la pureza de la ignorancia, según la cual todo fue inventado por Europa o por Estados Unidos hace cien años, desde el alfabeto fenicio, los números arábigos, la teología africana y hebrea, los fundamentos de las ciencias y el vasto legado de las artes y el pensamiento.

A lo largo de la historia ha existido este tipo de pensamiento, pero en determinados periodos ha dominado la mayoría de una sociedad y en ocasiones ha regido las leyes de un gobierno y de un Estado. En el siglo XX se llamó fascismo pero hay ejemplos anteriores, como el de la España del siglo XV y XVI. A pesar de que la península ibérica tenía una de las culturas más antiguas y más ricas en diversidad cultural, racial, religiosa y lingüística, hubo un movimiento político que definió cuál era «nuestra cultura» y decidió que ser español era ser católico, hablar castellano, tener la piel blanca y la sangre libre de la contaminación de moros y judíos. Este gran país se desangró por siglos tratando de superar la cultura del garrote ideológico y policial hasta que en el siglo XX el generalísimo Francisco Franco rescató el mito fascista: hay una sola forma de ser español, de ser hombre, de hablar, de pensar y de publicar, de merecer la vida o de merecer pisar la tierra limitada por unos límites políticos, generalmente arbitrarios.

Este ejemplo de uno de los países que más quiero sobre el planeta después de mi propio país es apenas un ejemplo clásico. No tendría espacio para recordar que esta misma idea fascista de unidad y pureza por exclusión hizo estragos en todas las dictaduras de América Latina como en África, en Oriente y en cualquier rincón del planeta por donde miremos. Incluido, está de más decir, mi país de origen, al que quiero sin razones y sin justificar mis emociones diciendo que es el mejor país del mundo ni que allí está la gente más buena y más bonita, lo cual además de arbitrario demuestra un nacionalismo con retardo agudo, cuando el país no es una potencia mundial, y un nacionalismo peligroso, cuando lo es.

Afortunadamente en Estados Unidos viven millones de personas que no piensan como mi inquisidor. Millones de personas no creen que este país heterogéneo, compuesto de muchos estados y de muchos otros grupos disidentes del poder político, se defina por una única cultura y unos valores únicos, imprecisamente definidos pero claramente declarados por algunos grupos fascistas que ni siquiera conocen la historia del país donde nacieron pero se arrogan el derecho de excluir de la moral a todos aquellos que no caen dentro de su estrecho círculo mental. En esto son tan coherentes como puede serlo una mula que, al poseer una sola idea para todo, no puede nunca entrar en contradicciones. También los señores que azotaban a los negros esclavos en el siglo XIX -o los apaleaban y arrastraban con sus camionetas en el siglo XX- y los esclavos compartían los mismos valores y la misma cultura. Otros hombres y mujeres, libres y esclavos, despreciaron estos valores y esta cultura dominante y no fueron precisamente los peores norteamericanos.

Debería comenzar respondiendo que vivo en Estados Unidos porque no vivo solo, porque no soy yo el dictador que decide donde debe vivir mi familia, según sus deseos y necesidades. Vivo en Estados Unidos porque es aquí donde tengo mi trabajo. Estas deberían ser dos razones suficientes, pero nunca debemos subestimar la simplicidad del fascismo.

Cuando vivía en mi país (mi país de origen, no de mi propiedad) y publicaba duras críticas contra su gobierno y contra algunas de nuestras costumbres, no faltó el fascista que me acusara de antipatriota, lo que también sugería que para ser patriota es necesario un alto grado de acrítica (hipo-critica). Cuando la crisis económica azotó a la clase media y baja en mi país, me vi en la definitiva necesidad de emigrar, aceptando una invitación de un profesor norteamericano para continuar mi carrera aquí. Los ricos y acomodados en el poder de turno no emigran. Mueven sus capitales o salen de vacaciones y luego se inflaman el pecho con su patriotismo. «El señor X sirvió toda la vida a su patria», repiten luego, para disimular el hecho de que su patria le sirvió toda la vida.

Es decir, vivo en Estados Unidos porque ejerzo el derecho a trabajar donde considero que hay una mejor oportunidad de trabajo, como cualquier otra persona, y eso no significa que deba hacer un ojo ciego a todos los defectos y barbaridades que veo en el país donde vivo. También muchos norteamericanos viven y trabajan en Irak y en muchos otros países, al tiempo que critican o desprecian esas mismas culturas. Y no por eso se van de allí. También muchos norteamericanos tienen grandes negocios en casi todos los países del mundo, trabajan y viven en ellos y no es amor por los valores y la cultura de esos países lo que los mantiene donde están.

No es mi caso. Yo no desprecio el país de mi hijo. Vivo en Estados Unidos porque todavía creo que este país no está compuesto de trescientos millones de McCarthys sino también de unos cuantos Carl Sagan, Norman Mailer, Ernest Hemingway, Toni Morrison, Charles Bukowski, Paul Auster, Truman Capote, Noam Chomsky y outsiders como Edward Said, Albert Einstein y muchos más que en su momento fueron acusados de ser peligrosos, sólo porque se atrevieron a ejercer la crítica radical -radical, como toda critica que va a las raíces de un problema- porque aun creían en la humanidad.

Vivo en Estados Unidos porque también admiro algo de este país -me dan risa los que afirman alegremente que aquí no hay cultura-, no por la basura que es consumida como deliciosos manjares, sino por sus exquisitas mentes que son despreciadas como basura. Es decir que también vivo en Estados Unidos porque, para un escritor acostumbrado a la lucha dialéctica, nada mejor que vivir, como decía José Martí con alguna imprecisión, «en las entrañas del monstruo».

Vivo en Estados Unidos porque no creo que un país o una cultura tengan dueños ideológicos ni dueños legales. Vivo en Estados Unidos como podría vivir en cualquier otro lugar del mundo, porque me puede mover la necesidad laboral y profesional, pero no me amedrentan aquellos que no sólo se creen dueños del Planeta, sino que además pretenden expandir sus dominios exigiendo que los críticos terminen por ceder, amablemente y de forma voluntaria, los últimos espacios que todavía quedan para la disidencia o, simplemente, para el análisis crítico.

16 oct. 2008

el resultado del debate

pues vi el debate y tal parece que Obama Ganó (sic), pero me quedo con las palabras de McCain, "yo no soy Bush". pero en fin, como dijo Truman, en política, una semana es mucho tiempo.

14 oct. 2008

Darwin y los masones

un poco de humor en tiempos de crisis.
hace unas semanas escuché esta columna de Darwin, para ser exacto, el nueve de septiembre y, la verdad, creo que es digna de ser escuchada pos ustedes, si bien la segunda parte (a partir del minuto 18) les será un poco difícil de seguir, ya que son noticias locales, pero sus opiniones acerca de la masonería son de antología y, la verdad, dignas de pasar a la historia de las reflexiones acerca de la masonería. es el momento de desenmascarar la verdad sobre esta sociedad secreta (y eso que todo comenzó con un Facebook). suerte y escúchenla (por lo menos hasta el minuto 18)
la frase que se llevó la columna: "me río de vos, masón"
la próxima semana otra de antología, los musulmanes porteños, uruguayos y brasileños.
descargala aquí

El Cosito ese llamado ley

hace unos meses fui a un concierte de "El Cuarteto de Nos"

Pero tuve sentimientos encontrados, primero, de lado de la banda fue un buen espectáculo, canciones entretenidas y un buen show visual (con todo y un sintentizador ochentero). De lado de los asistentes me tope con que es la primera vez que voy a un concierto de rock en el que todos están sentados mirando a la banda. Cantan y todo, pero nadie se para (el slam a ellos les parecería algo salvaje). En momentos me resulta sorprendente cómo es que un país que fue el primero en Sudamérica durante los 70`s en tener una dictadura tenga un fanatismo tal por las leyes. Entonces te pones a dar cuenta de que no es el fascismo el que impone la ley, sino que es el pueblo el que la desea. A qué me refiero con esto. Acá las leyes les chupan un huevo si las dictan blancos o colorados, pero si es el Frente Amplio se vuelven dogmas incuestionables, es entonces cuando puedes tomar en la calle y fumar marihuana (así como conducir en cualquier estado etílico), pero que no te atrevas a pasarte en verde el semáforo porque atentas contra el estado de derecho. Parece que durante la dictadura el deseo de libertad en realidad era un deseo de otro gobierno que no se llame dictadura. La imagen que se tiene de Chavez dentro de Venezuela (si eres chavista) es la que tienen los uruguayos de Tabaré, o más bien Tabaré les chupa un huevo, es el Frente Amplio lo que desean.

En este sentido, lo que se desea es un partido único que dicte la ley y que esta ley sea incuestionable, simplemente son las olas de la época las que dictan la naturaleza o inclinación de dicho partido. Los tiempos de svastivcas y banderas están atrás, hoy dìa la revolución bolivariana de los pueblos de América es la moda y es lo más. Tabaré, cual nombre creado por Zorrilla de San Martín se emerge no como la salvación, sino como el abanderado de una izquierda que estuvo alienada durante años y por fin se decide a emerger, el Frente Amplio ganó porque en el Uruguay como con el PRI en México, todos estaban hartos de votar Blancos o Colorados (los partidos existentes desde 1825), este partido (el FA) estuvo prohibido por la Dictadura (acá la broma que me hace una amiga es que la diferencia que tuvieron con México era que nosotros ( los mexicanos) teníamos dictadura, pero la votábamos con todo y congreso) Pues bien, el FA gana, Uruguay entra en Euforia por ser su primer gobierno de izquierda, por lo que toda ley que el FA proponga el pueblo la aclama como progresista y la acepta. Aunque hasta ahora parece funcionar, creo que es un poco riesgosa tanta fe ciega a un partido, pero los frenteamplistas parecen tener mucha fuerza ¿el pago? Un acuerdo de “dependencia económica” entre Uruguay y EEUU. En fin, acá una amiga dice que la izquierda uruguaya prohíbe el aborto y la esposa del presidente va al Vaticano de visita, pero “de eso a los colorados… mejor esto”.

Estoy en la mañana escuchando a Nacho Vegas para andar un poco relajado mientras estudio para el coso ese de Uruguay 1 (que es en realidad el 29 de mayo). Igual me relajo y me limito a ser lo que estoy acostumbrado a ser, o sea, ser lo que soy.

Un poema de Gil de Biedma

NO VOLVERÉ A SER JOVEN

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
­como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
­envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.
Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

13 oct. 2008

vivan la historia

no, no es una de esas apologías "hagamos historia" o sí ¿recuerdan esos cuentitos de "si quieres que Jesús baje de la cruz pasa a la pág tal" y luago vas a otra página y te dicen que si quieres matar a judas pases a tal pagina.
eran geniales, yo recuerdo que tenía uno de transformers y otro del lago ness, morías como 3 veces antes de llegar al final.
ahora imaginen un mundo de zombies, un mundo en el que tienes que elegir entre salvarte o salvar, moriri o vivir, siempre con la oportunidad de regresar la página.
pues este es el concepto de "te outbreak" una pelicula interactiva en la que, como cuentito, tendrás que elegir entre opciones ante una amenaza de zombies si si, los efectos son malos y el protagonista está más acartonado que Al Gore, pero es entretenido darte cuenta que las soluciones de Holliwood terminan mal (es en serio, a mí me mataron 3 veces por hacerme el heroe y el lider) es muy corta la historia y deja más dudas que la existencia de Dios, pero ¿qué esperaban? ahora es nuestro turno de hacer una pelicula interactiva que se llame "la casilla" en la que tengas que elegir entre dos candidatos.
olvidenlo, eso siempre termina mal.
para "jugar" la pelicula, hagan click donde dice hazme click (excepto en este)
hazme click

12 oct. 2008

explicación a la crisis

les voy a explicar cómo funcionan los mercados y lo que está pasando hoy. imaginen que ustedes tienen una computadora nuevecita, la mejor, estás tan feliz con ella que le meter programas y toda clase de porquería para trabajar con ella, a tal nivel que no tienes en mente que la memoria RAM es limitada.

pasan los días y se va haciendo lenta, pero ustedes no le dan pelota porque igual ven que jala. entonces, un día que están haciendo un trabajo (sí, esa tesis que no habían hecho pero de repente les llegó una inspiración, a la vez que encontraron y están bajando como 5 películas que siempre quisieron, el msn, mozilla, ven videos en youtube y están instalando ese editor gráfico que acaban de bajar de Taringa, llamémosle a toda esa opulencia fragil: burbuja) hasta que, pese a que un compa te dijo "güey, se te va a madrear si no la limpias" a lo que tú contestaste "nel, se vuelve a poner rápida si no la toco, el otro día quise configurarla y tuve que cambiar mi estado en el msn a "liberal" para que volviera a jalar, como que se trabó cuando puse mi estado en "Interventor"", pero no, no escuchaste las advertencias, y "KABLAAM" se trabó en medio trabajo que no guardaste. entonces pasas por todos los niveles, primero la dejas así un rato para que jale pensado que "las fuerzas de la compu" se van a resolver por sí mismas; luego, al ver que no, aprietas botoncitos creyendo que una minima intervención tuya va a resolver todo, pero sin meterle mucho por temor a joderla. cuando vez que no le llamas a unos amigos para que te digan a ver qué onda, pero te dicen que te lo advirtieron y que la acabas de cagar, porque se cortó la conexión con el archivo que les estabas mandando y ahora tienen que arreglarse entre ellos para volvérselo a mandar. quieres reiniciarla, pero te da miedo perder todo lo que has hecho y porque tu hermano quiere esa compu y si tus padres se dan cuenta que la madreaste te la van a quitar se la van a dar él; además del temor a que en el barrio crean que eres un imbecil pomposo y arrogante que siempre presumía su compu (hasta querías que tus vecinos pusieran los mismos programas para pasarse archivos y jugar en línea) entonces es cuando comienzas a gritarle a la compu y piensas en cambiarla, o mejor, aprender computación para la próxima vez arreglarla tú mismo y quitar las actualizaciones automáticas, porque a partir de hoy, tú intentarás decidir qué va y qué no, no vaya a ser que la próxima vez tu jefa no te de los 700,000,000,000 dlls para las clases de computación.

no vaya a ser que salga en tele el presidente del Banco Central Europeo gritando ¡Recuperen el juicio! como si no entendiera qué carajo está pasando y cómo piensa arreglarlo.

¿es el fin del liberalismo? espero que sí.

chupate esta Benito.