8 nov. 2009

El Color del Autoritarismo

un articulo de Rafael Cardona que me pareció muy interesante:


Uno de los mitos mayores de la “alternancia” democrática en este país estuvo basado en la sepultura del autoritarismo priísta para dar lugar a un gobierno con alto contenido de tolerancia humanizada y respeto a la libertad individual y los derechos colectivos.

El pretendido humanismo de los seguidores de esta doctrina en cuyos cimientos no se halla valor ideológico más allá de una peculiar aplicación (en caso de aplicarlos) de los principios de la democracia cristiana, se puede representar en dos actitudes distantes en el tiempo pero cercanas en su sustento ideológico en las cuales Francisco Ramírez Acuña es protagonista central.

En el año 2004 el gobierno de Jalisco, entonces en sus manos, reprimió con severidad las varias manifestaciones de “altermundistas” en la ciudad de Guadalajara durante una reunión internacional. Las controló, como era su obligación, para impedir mayores alteraciones del orden público pero, una vez realizadas las detenciones (cuando el desorden había terminado), los manifestantes asegurados fueron víctimas de torturas, vejaciones y tratos inhumanos e indignos.

Al menos eso dijo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en la recomendación dirigida al gobernador Francisco Ramírez Acuña y al presidente municipal Emilio González Márquez (actual gobernador de dos estados en Jalisco).

Obviamente ambos se negaron siquiera a encauzar oficialmente el trabajo de la CNDH (en el cual tuvo importante actuación el recientemente nombrado ombudsman nacional, Raúl Plascencia), cuyas conclusiones fueron enviadas al vacío. O al tacho, lo mismo da.

“No se acepta dar vista al procurador de Justicia del Estado ni iniciar procedimientos administrativos en contra de servidores públicos de los cuerpos policiacos

—dijo en ese entonces el goberna por TV en un mensaje oficial—, porque en el informe rendido no se advierte (sic) en ese momento indicios que hagan presumir la responsabilidad de servidores públicos…

“… (si las hubiera) se iniciaría de inmediato la investigación correspondiente… los que generaron violencia y que se presentan hoy como víctimas… Debe quedar claro, el gobierno de Jalisco no puede ni debe ceder ante las presiones que ejercen grupos que sistemáticamente hacen movilizaciones violentas”.

Ramírez Acuña simplemente, como ahora Mauricio Fernández, no hizo nada ajeno a los gobiernos con raíz y tendencia autoritaria y sin capacidad reflexiva: argumentar con la fuerza o usar la fuerza como supremo argumento. Todo bajo una premisa falsa: quien tiene el poder tiene la razón.

En ese “axioma” se basa el totalitarismo. Un ejemplo:

“La Biblia dice en su doctrina ojo por ojo, diente por diente. Nosotros decimos: “Dos ojos por un ojo y dos dientes por un diente”, pensaba Mussolini el siglo pasado, antes de acabar sus días colgado como res patas arriba en un gancho de carnicería.

Pero Ramírez ha llevado sus obsesiones de mano dura al lugar menos propicio para la autarquía monárquica: la Cámara de Diputados, donde por fuerza deben convivir todas las expresiones políticas.

Sin embargo él, como presidente de la Mesa Directiva, impone un criterio único: el suyo y el de sus incondicionales, quienes por razones de supervivencia le hacen creer en lo exitoso de una gestión llena de agujeros e inconformidades, no sólo entre los periodistas contra quienes de plano ha chocado, sino con quienes acuden a tratar asuntos con los legisladores de todas las bancadas.

“Ramírez se siente todavía en Gobernación”, me dice uno de los viejos empleados de la Cámara. Como no le tiene confianza al sistema de vigilancia interna ni a los elementos de seguridad del recinto, manda fotografiar a todos los visitantes; busca comparaciones, hace labores de espionaje contra todos; manda revisar las placas de los autos en los estacionamientos; buscar, hurgar y perseguir…”

Esa actitud le habría convenido cuando bajo su responsabilidad estaban las previsiones de actos terroristas, por ejemplo, pero cuando el EPR reventó instalaciones de Petróleos Mexicanos durante su gestión en Bucareli, Ramírez Acuña nada más dijo: al Cisen lo hemos desmantelado…

En aquel tiempo (2007) el entonces secretario de Gobernación estaba ocupado en otros menesteres, lejos de la responsabilidad sobre asuntos de seguridad nacional. Por esa y otras cosas, Felipe Calderón lo echó de Bucareli. Así lo reportaban los diarios:

“En medio de las críticas al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) por no alertar de los atentados a Petróleos Mexicanos (Pemex), el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña ha estado lejos de Bucareli cuando han ocurrido los sabotajes.

“El pasado 5 de julio, cuando ocurrieron los estallidos en ductos de Pemex en Guanajuato, estaba de vacaciones en Europa… cuando ocurrieron de nuevo atentados contra instalaciones de la paraestatal, Ramírez Acuña estaba en la ciudad de México porque saldría ese día de gira a Baja California Sur… el fin de semana anterior se fue desde el viernes a participar en el Teatro Degollado de Guadalajara en el Festival Internacional del Mariachi…”

Sin embargo y a pesar de su cese, Ramírez regresó a la primera línea de la política panista ahora como presidente de la mesa directiva.

Su más reciente choque ha sido con los periodistas adscritos a San Lázaro, quienes se ven frecuentemente hostigados por el personal a cargo de Juan María Naveja, quien en su muy peculiar forma de entender la comunicación ha nombrado subdirector de Radio y TV a Víctor Manuel Chavarría Cruz, quien fue su jefe de seguridad en Televisión Educativa, bajo cuya gestión (Notimex) un vigilante de esas instalaciones fue asesinado por su “pareja”.

Sin embargo la “Gestapo” de Ramírez Acuña, manejada por María Eugenia Ramírez, sólo ha logrado retirar los anuncios institucionales de la Cámara de los medios impresos y electrónicos, lo cual mermó el ingreso de algunos reporteros cuyas comisiones (desde sus medios) provienen de esa fuente legítima (para eso hay un presupuesto de 18 millones en la Cámara) y una injusta y grosera acusación por parte del presidente de la mesa.

Si vamos a ahorrar —les ha dicho— vamos a suprimir los “chayos”, lo cual es además de una leperada, una equivocación: las comisiones por publicidad no son “chayotes”.

Ante la petición de cese del hostigamiento y la vigilancia, el político jalisciense hizo gala una vez más de su verbo macho:

—¡Yo cuando hago las cosas doy la cara! Yo no me escondo atrás de una pluma ni de un periódico (pues quien firma en un periódico hace todo menos esconderse, don Paco). Doy la cara completamente y me conocen. Y si no, háblenle (sic) a Jalisco, que los respeté y los he respetado siempre a todos los señores periodistas.

La misma actitud de Mauricio Fernández Garza en la plena exhibición del “humanismo panista”: “Les vamos a partir la madre…”

*******************

Hace meses ocurrió un caso impresionante de colaboración entre el poder público y el capital privado. El basurero de Nezahualcóyotl, en Xochiaca, Estado de México, fue transformado en una ciudad a la cual se le dio el nombre de “Jardín Bicentenario”, proyecto en el que el gobernador Enrique Peña Nieto tuvo un muy notorio interés. Poco después de su inauguración el PRI, entre otras cosas, recuperó Neza.

Hospitales, universidades fuentes de trabajo; campos deportivos, restaurantes, cines, almacenes; hasta un Centro del Teletón para rehabilitación de niños discapacitados. Todo por una conjunción de voluntades y comunidad de intereses.

Pero ahora los terrenos aledaños, donde la diócesis de Neza piensa edificar algún día un seminario, se ha vuelto a convertir en basurero y tiradero de cascajo, ante la indiferencia del secretario del Medio Ambiente, Gustavo Cárdenas Monroy, cuya intervención vecinos e inversionistas solicitan urgentemente.

*****************

Al secretario del Trabajo, Javier Lozano, se le acaba de desafinar el piano.

La suspensión definitiva de uno de los actos reclamados lo ha regresado a sus tiempos de estudiante de derecho donde seguramente cursó la asignatura sobre el juicio de amparo.

La jueza federal Guillermina Coutiño Mata concedió una suspensión definitiva para evitar a la Junta Federal de Conciliación el pronunciamiento final sobre la subsistencia o no de la relación colectiva de trabajo entre el SME y la extinta empresa pública.

Si el 2012 fuera un juego de serpientes y escaleras, Lozano acaba de sacar viborita.



****************************

¿Cuándo se verán los efectos de la “mala información” ofrecida por Agustín Carstens al presidente Calderón en la cual éste basó su acre censura a los empresarios evasores? Seguramente cuando se analice la queja del senador García Cervantes (PAN), quien acusó de lo mismo al secretario de Hacienda.

Ya hay quien piensa en un relevo en el tesoro nacional.

No hay comentarios: