13 ene. 2010

Coro 2

Un hombre en el centro no tiene por qué preocuparse
Un hombre en el centro
No está preocupado
Sabe que su karma
No está oculto

Que su karma
Desconocido para él
Puede terminarse

Y llegar al nirvana

Los hombres violentos
Que matan
Pagan karma
Y se enferman

Los hombres buenos
Que aman
Ganan el karma
De una paloma

Las serpientes son pobres habitantes del infierno
Avanzan de manera subrepticia
A través de la hierba crecida
Hasta llegar al estanque de las ranas puras.

No hay comentarios: