23 dic. 2010

El Oscuro Pasajero: y que condena a Videla...


Una duda muchos llegamos a tener ¿los derechos humanos aplican para todos?
No es una duda al aire, porque remueve una parte de nuestra naturaleza que tal vez no estemos dispuestos a admitir de manera pública pero en la esfera privada nuestros pensamientos vuelan en el camino de lo políticamente incorrecto.
            El 24 de marzo de 1976 es puesta en custodia Isabel Perón por las fuerzas militares con el argumento más veces citado que entendido de la doctrina de la seguridad nacional, alegando una inminente conversión al comunismo soviético con ayuda de Cuba, Jorge Rafael Videla hizo lo que convirtió América Latina en un estereotipo de la Guerra Fría.
            Los organismos de derechos humanos cifran el número de desaparecidos en 30,000.
            Pensemos en eso.
            30,000 voces
            30,000 risas
            30,000 llantos
            30,000
            30,000
            30,000
            Treinta mil desaparecidos por  orden (directa o indirecta) de un individuo que creyó que hacía lo mejor para su país.
            ¿Hacía lo mejor? ¿En verdad creía en una inminente invasión comunista?
            Tal vez sí, no me importa. Eso no es lo que me causa la duda.
            La duda radica en ¿merece la prisión?
            Porque desde mi punto de vista la sociedad está en un límite de lo políticamente correcto que me parece difícil considerar en respetar los derechos humanos de personas que carecen de humanidad. Si a Hitler lo hubiera capturado nadie habría pedido un juicio que no culminara con su muerte.  Ojo por ojo, ley del talión, las cosas que haces son las cosas que te harán ¿no es la lógica del sermón de la montaña? Ámense los unos a los otros como yo los amé, juzguen a los demás como yo los juzgo.
            ¿No dijo el nazareno que el que por la espada muere por la espada morirá?
             Francamente considero que la pena perpetua para Videla es muy poco para lo que hizo. La tortura debería compensarse con tortura. El mundo delira hoy con la condena de Videla ¿por qué no deliraron con la misma condena en el mundial del 78?
            Hace unos meses  Scarlett me mostró un comercial  animado, alegre y en caricaturas donde se “explicaba” el razonamiento de los milicos, un pensamiento tan lineal como chavista, porque eso es, nadie entiende cuando trato de explicar que la intolerancia no radica en la religión o en la ideología, sino en el individuo; gente tan ignorante y estúpida autoproclamada “atea” que trata de imponer la no existencia de Dios y ridiculiza a los creyentes,  “intelectuales” de izquierda que se ríen de la derecha pero se la viven de un retórica decimonónica de “el pueblo salva al pueblo” sin siquiera explicar en qué consiste tal salvación, pero viven descalificando al gobierno sin un ápice de autocrítica. Asimismo como cristianos católicos nobles que te dan la mano cuando los necesitas e intelectuales de derecha que saben argumentar con razonamientos empíricos. ¿Qué dice eso? Que tampoco debemos de saludar con sombrero ajeno, algunos  de los que están en nuestra trinchera son peores que el enemigo.  Un AMLO que no transige (pecado imperdonable en la política porque está negando a la otra mitad del “pueblo”) es lo mismo que un Calderón que alaba los “logros” de una guerra que pierde en todos los frentes.
            Yo con Videla reaccionaría con su misma intolerancia. Lo torturaría hasta casi matarlo, lo curaría, y cuando estuviera sano, lo volvería a torturar, así veinte mil veces (soy generoso y “humanitario” al restarle diez mil torturas que marcharán con Catón a consagrar la sangre de los caídos en el altar de la patria) ¿soy un salvaje?  ¿Han visto Dexter? Esa es la lógica que me rige, el que mata que muera,  castrar al violador, desfalcar al asaltante, dejar vivir al inocente, pero nadie es inocente.
            Yo a Videla  no lo condeno al infierno porque allí reinaría como César. Al cielo tampoco porque allá recibiría un premio. Yo lo perdono, lo condeno a vivir, lo mandaría mínimamente a Cuba, que viva en el paraíso socialista, que los subversivos marxistas le den salud gratis, que sean los comunistas los que le den la gracia para luego hacerlo desaparecer con los peores tormentos para que AI proteste (que tampoco habló demasiado en tiempos de Videla porque la fundación Ford patrocinaba a este organismo); me gusta la justicia,  yo dejaría al Cártel de Sinaloa matar al asesino de Marisela Escobedo, admira a la señora de Wallace porque lo que la movía no era la justicia, sino la venganza. Porque de ahí radica la ley, del deseo de agraviar al enemigo cuando el enemigo en verdad te agravió. No creo en los derechos humanos para el violador, el infanticida, el dictador. Violaste los derechos humanos, pues ahora careces de ellos, ahora eres peor que todo (no digo animal, porque adoro a los animales y jamás compararía a Renton, Dexter y Perón con un hijo de puta [Perón es mi perro, para que no confundan]). Yo a Videla lo condenaría a prisión perpetua en Corea del Norte con aló presidente todo el día. Pero no, solo será prisión común y corriente para un bastardo que hundió un país, supongo que tenemos que celebrar eso…
La justica se ejerce, no se aplica con leyes…

No hay comentarios: