15 dic. 2010

El Oscuro Pasajero: yo quiero ser Roberto Carlos...


Amistad, en eso se resume todo.  La revista TIME ha consagrado la amistad…
Ok, no es tan así…
¿Qué es Facebook?
Acabo de mirar The social network, francamente me acerqué con más escepticismo  que otra cosa; desde que había visto el tráiler sentí como un “esto está de más”, pero luego de las criticas (y ta, es Fincher) la vi.
            Lo que vi no es la historia de una página de internet, es más bien como si Sófocles hubiera escrito La venganza de los nerds.  Una tragedia de un alienado que solamente quiso tener amigos, no supo mantener a los que ya tenía, y se convirtió en un solitario Rey Midas.
            Tal vez es la historia de un visionario incomprendido, que prefiere estar solo antes de tener una existencia rodeado de aquellos que limitan su genio; tal vez es la historia de un joven sociópata que se siente mejor que todos y termina peor que los demás; tal vez es la historia de un joven inseguro que aprendió todo en la escuela pero nada en la vida, quien no aprendió a sonreír cuando se debe sonreír  y una vez que el mundo le sonrió no supo qué hacer más que aislarse en sí mismo. Tal vez solo sea una película de propaganda norteamericana que nos demuestra que todavía es la tierra de la gran promesa y los jóvenes tienen oportunidad de triunfar. Tal vez solo sea una película…
            La Red Social es una paradoja, parece tan sencillo, solo era hacer los seis grados de separación un producto de consumo; muchos que la verán dirán “¿por qué no a mí se me ocurrió?” pues porque no.  Todos llegamos a Facebook no por teclear en internet, sino porque nos dijeron, porque nos vimos segregados de una logia masónica que crea conexiones, relaciones, esferas de influencia, grupos de poder y poseedores de la verdad. Usábamos el MSN pero nos limitábamos a hablar en el momento que nos viéramos ¿cómo saber qué hacían mientras no nos vemos? Necesitamos la invasión a la privacidad, necesitamos cerrar todos los frentes, saber qué hacen nuestros amigos, nuestros enemigos, aquellos que tal vez necesitemos y a quienes nos necesitan, las personas que queremos, con las que queremos y algún día querremos,  ver qué piensas, si tienen pareja o donde viven, si tienen gustos comunes, si son parejas posibles, queremos todo eso y Facebook nos lo entregó.
            Algunos dirán que Facebook representa el ideal primigenio de la internet, la comunidad global, todos interconectados por diversos parámetros. Un lugar donde la democracia fuese efectiva. Otros dirán que es una intromisión a la privacidad de sus usuarios ¿alguien leyó las letras pequeñas, el acuerdo de uso cuando abres la cuenta? Cuando entregas tu información privada de manera voluntaria sin leer las condiciones no te quejes.
            Tal vez llegue el día en que cuando vayamos a votar en lugar de pedir nuestra credencial nos pregunten nuestro perfil para poner una etiqueta que diga que ya votaste, que ya formaste parte de la sociedad del siglo XXI ¿Acaso la Multivac de Asimov no se basaba en los mismos principios de esta red social? Una gran maquina a la que le entregábamos determinada información personal para que por medio de algoritmos determinara nuestras futuras relaciones y capacidades. Está en la ciencia ficción, así que no me vengan con el cuento de la idea original ¿ta!?
            Pero en fin, todo parece indicar que Facebook llegó para quedarse, que Zuckerberg está más grande que Hitler en Hannuka, que nunca será Roberto Carlos y que en cinco años nadie recordará el Twitter. El resto es historia.

solo vean el video jajajajaja a lo que llega la gente con cabeza loca

 

No hay comentarios: