7 sept. 2011

El Oscuro pasajero: Cospirasion nuebe honce.


Tal vez en algún momento nos haremos la pregunta “¿dónde estabas el 11 de septiembre?” hay fechas que por su importancia tenemos grabadas en la mente y congelamos el instante para en el futuro poder dar testimonio.
Eso sí, lo que me calienta son los que encuentran conexiones simbólicas en momentos irrelevantes, como cuando se habla de quien se muere y se da el testimonio de que el que iba a morir era consciente. No, me refiero a esa capacidad de poder narrar hechos intrascendentes de momentos trascendentes, elemento fundamental para humanizar el relato de lo vivido.
Curiosamente, durante esas épocas tenía tendencia a guardar periódicos, me parecía cool que en el futuro poder revisarlos (nunca lo digo, pero una cosa que disfruto de sobremanera es leer periódicos y revistas viejas, me gusta ver como se ve el mundo antes y como hoy uno se da cuenta que en esa época estaban equivocados [así como nosotros estaremos equivocados en el futuro]).
El titular de prensa del martes 11 de septiembre de 2011versaba sobre la inminente aprobación de una reforma migratoria entre EEUU y México, el acuerdo entre los Presidentes Fox Bush parecía, luego de meses de negociaciones, aterrizar en buen término, pocas horas después, el tema se aplazaría de manera indefinida…
En 2001 ya tenía nociones básicas de geopolítica, pero tampoco de forma clara, es decir, me interesaba cuando se ponía interesante (la tranquilidad el espectador que goza la sangre porque no es suya), ese día tenía clase de matemáticas y me moví tranquilamente como si nada, mas una media hora después veía como unos profesores miraban fijamente una tele, “futbol” fue mi reacción y no le di importancia, aunque en realidad ni siquiera cuestioné el porqué miraban de manera descarada la tele en horarios de clase (en parte porque mientras menos clases tuviese mejor).
Salí de la escuela y tomé el 55 para ir al trabajo, cuando llegué la reacción era la misma, todos miraban fijamente una peli en la tele, fui a lo mío y pasaron algunos minutos antes de que cayera en la cuenta de que la escena de la película no cambiaba, en ella se veían las torres gemelas ardiendo en fuego y una de ellas caía desplomada, la escena mostraba a la CNN con la leyenda “America under Attack” ahora sí, tuve la decencia de preguntar de que se trataba y ahí fue cuando me enteré de que lo que estaban mirando era en realidad la CNN y las imágenes correspondían a lo que había pasado pocas horas antes en Nueva York.
El siglo XX terminó ese día, pero tampoco comenzó el XXI, sino un impasse histórico donde reinó una confusión global en la que realmente no se entendía qué había pasado. Los analistas se avocaron en Samuel Huntington para justificar o explicar los acontecimientos, los detractores de Fukuyama le pidieron explicaciones a su “fin de la historia”; yo, en lo personal, lo primero que pensé es que el mundo estaba renaciendo para entrar a la Guerra Definitiva, la última conflagración mundial donde se tomarían bandos, yo veía el 11 de septiembre como el principio de la Tercera Guerra Mundial.
Después el curso de los acontecimientos fue conjunto, la comunidad internacional buscaba culpables y el más cercano (y del que se tenían pruebas) fue Afganistán.
La gente atribuye todo esto a una conspiración al interior del Gobierno de los Estados Unidos, un autoatentado vamos. En este momento, estamos entrando a uno más de mis conceptos, las “conspiraciones youtube”. El diccionario internacional de conceptos de Benjamín define a las conspiraciones de youtube como aquellos videos que se difunden por internet (primordialmente youtube) donde se revelan conspiraciones que el gobierno de EEUU trata de ocultar, estos videos siempre inician con un “lo que no te cuentan” o “video prohibido en youtube” (sic).
Sus defensores argumentan que es por sentido común que el gobierno de EEUU es intrínsecamente malo y capaz de todo, pero sentido común aparte, no lo usan para pensar que un gobierno capaz de hacer un montaje en la luna podría borrar cuentas y videos con algún programa para que ni siquiera se publiquen, pero no, aun sigo viendo videos “prohibidos en youtube” con más de dos años de existencia.
Las tres conspiraciones de youtube más comunes son las obvias de la parafernalia popular, es decir, el fenómeno OVNI, el 11-S y claro, el Club Bildelberg y las grandes corporaciones (este no esta tan errado en las hipótesis, pero las conclusiones son unos disparates). De los OVNI es algo claro, supongo, o sea, hay contacto desde hace años pero EEUU mantiene la información oculta (recordemos como wikilikis dejó al descubierto toda la información sobre el tema…)
No tocaré el tema de los videos de ONVI’s solo diré que es divertido mirar pruebas irrefutables y como se sube un video en el cual con un sencillo editor se pueden fabricar tales pruebas, de Maussan ta, más que charlatán (como Carlos Trejo) lo considero un ingenuo de buena fe.
¿Pero el 11-S? esa es otra cosa, la historia es conocida, 4 aviones, dos torres, el pentágono y uno que se amotinó y cayó en tierra sin llegar al objetivo (Que vaya a saber Zeus cuál era). La “otra versión”, es fácil, EEUU quería un pretexto para invadir Medio Oriente así que secuestro tres aviones que estrelló en las torres previamente cargadas de explosivos, estrelló un misil en el Pentágono y el vuelo 93 fue derribado por aviones de la FA.
¿Las pruebas? Una de ellas es el hecho de que nadie haya visto el avión del Pentágono (que sí fue visto, pero a nadie importan ese tipo de pruebas), además de que las defensas del Pentágono no reaccionaron (esto porque era un misil americano con el mismo código por el cual no se activaron), claro, pero si ves llegar que se te viene un avión encima a gran velocidad podría pensar que no tienes mucho margen de maniobra, además, para el momento del choche aún era confuso lo de las torres gemelas, por lo que no se podía considerar un ataque todavía y no se podrían poner en alerta máxima los edificios. Si el daño al pentágono fue mínimo, se debe en parte a su diseño estructural hecho para evitar ataques (recordemos que el pentágono puede funcionar con la mitad de sus funcionarios porque está diseñado para que en caso de perder a una parte, la otra disponga de la misma información para no detener operaciones).
Claro, en las Torres Gemelas había explosivos ¿qué como lo sé? Porque entrevisté a un montón de ingenieros civiles que creen que una estructura se pueda derretir con la combustión de un avión, lo que no sé es que si estos ingenieros tomaron en cuenta que dentro del edificio había suficiente material flamable como para mantener el fuego el tiempo suficiente. Digo, estoy seguro que sus reveladoras estimaciones las hacen basadas en la pura estructura, pero no en que era una estructura de más de 20 años y toneladas de papel, plástico, combustible y metales acumulados por el personal que trabajaba a diario ahí.
¿Otra prueba de la conspiración del 9-11? Un documento del Lobby ultraconservador titulado “plan para el nuevo siglo Americano” en el que se detallaba una futura configuración global que asegurara la preeminencia de EEUU en el mundo, pero para el que, según el texto, se necesitaría una justificación, “un nuevo Pearl Harbor” y que inmediatamente después del ataque se puso el nombre de Saddam Hussein y se acusó a Bin Laden, además de que cuando Bush se enteró, su reacción fue neutra, como si ya supiera de antemano.
Primero convengamos que un presidente tiene una vena diplomática que le permite mimetizarse, y si en una reunión con niños te dicen eso, primero mantienes el silencio sopesando la información en lugar de estallar abruptamente, Bush puede ser un texano medio borrachín, pero por algo llegó a presidente. Segundo, el documento del Nuevo Siglo Americano existe y dice lo que dice, pero partamos de algo, si yo tengo un plan que hago publico en el que digo que matando a tal vecino yo sería cool, si el vecino aparece muerto obviamente se me va todo al garete porque me van a culpar. Es decir, el simple hecho de tener una previsión de ese tipo hasta cierto punto te convierte en sospechoso inmediato, lo que produciría prudencia de tu parte en desencadenar algo parecido. Existe una diferencia neural entre aprovechar una coyuntura según tus intereses y crear tú la coyuntura. Si se culpó a Bin Laden inmediatamente era porque ya existían indicios de que él estaba planeando algo, dos avionazos solo confirmaron el coso. Lo de Hussein era meramente personal, rémora de la Guerra del Golfo.
Lo que es evidente es que EEUU fue el arquitecto de sus propios enemigos, por ejemplo, Alí Hassan Salameh, arquitecto de la masacre de los Juegos Olímpicos de Múnich, Jefe de Inteligencia de la OLP y creador de Septiembre negro tenía desde 1973 un acuerdo con Bob Ames (Jefe de la división de Oriente Próximo del Servicio Clandestino de la CIA) en el que se intercambiaban información de enemigos en común con la promesa de que Septiembre Negro no atacaría civiles ni intereses norteamericanos. (El idilio se acabó cuando el MOSSAD mató a Salameh en 1979). O, más obviamente, la ayuda tecnológica y militar que otorgaron a Irak y los rebeldes afganos en los 80’s
El problema del 11-S consistió en un conflicto de jurisdicciones, donde tanto el FBI y la CIA le seguían la pista a los autores de los atentados, pero como cada uno de abrogaba el derecho de controlar la investigación, simple y llanamente no avisaron a la otra dependencia de lo que llevaban (¿Vieron Zodiac? Algo así fue lo que sucedió).
Me gusta pensar en la hipótesis de South Park sobre la conspiración del 9-11, donde la conspiración del 9-11 es una conspiración de EEUU para dar la apariencia de fuerza y no admitir que se dejaron engañar por fundamentalistas islámicos. Pero la situación es mas evidente, el jefe de Base de la CIA en Teherán durante la llegada de Jomeini, Howard Hart dijo “Era el rostro de la guerra santa, como país, no tenemos un puñetera de de lo que es eso.” Y era eso, puesto que el terrorismo trasciende el patrocinio de un estado en concreto, su origen se encuentra en la rabia de los desposeídos, algo difícil de entender en el juego político moderno donde el enemigo es un líder nacional en particular, es impensable atacar al terrorismo sin que se piense que hay alguien detrás, aunque casi nunca sea así.
Al final, EEUU es un fumador compulsivo que con el tiempo se pregunta cómo le dio cáncer pulmonar. Más, como diría Tim Weiner en Legado de cenizas:

El último soldado soviético salió de Afganistán el 15 de febrero de 1989. Las armas de la CIA seguían llegando. En menos de un año empezaron a verse saudíes, ataviados con sus blancos ropajes, en las capitales de provincia y las aldeas en ruinas de Afganistán. Se proclamaron a sí mismos emires. Compraron las lealtades de los líderes locales y empezaron a construir pequeños imperios. Eran emisarios de una nueva fuerza de alcance mundial que pasaría a conocerse como al-Qaeda.
Uno cosecha lo que siembra.

Les dejo el ultimo video ''prohibido'' en youtube

y un buen enlace para tener una cronologia de los eventos que se dieron el dia en que se atento contra una democracia y esta la entrego a la logica del terror sistematico y una reinversion de los valores entregando a su poblacion a los caprichos de el peor gobernante de su historia, aquel martes del 11 de septiembre de 1973... no, esperen, ese fue otro, iba a decir 2001.

El resto es del senyor Fukuyama...