26 sept. 2011

El Oscuro Pasajero: Dexter


Julian Assange se quedaría cortito ante una filtración de tal magnitud, pero ¿lo es? Tradicionalmente los gobiernos, por medio de su oficina de prensa tiene la costumbre de “filtrar” información algunas veces para calar los ánimos de la opinión pública y en otras para desviarla a ciertos intereses, así como informar indirectamente a otras naciones de sus planes e intenciones. Es muy posible que el culo de Scarlett Johansson sea de interés vital para su carrera (a veces se parte de la lógica de que uno guarda imágenes eróticas de su pareja en el celular, pero que uno tenga sus propias fotos en poses semi-sugenrentes que dejan ver bastante, pero no todo…
Las filtraciones ayudan a enterarse de medios no oficiales de las cosas y esto permite a los medios negarlas o darle un tratamiento diferente. Aunque a veces no es tan así, Richard Nixon debería de estar retorciéndose en su tumba.
Pero no estoy aquí para hablar del cuerpo desnudo de famosas (aunque podría discurrir sobre el tema, pero no) Hace pocos días ocurrió una que si bien no es el cuerpo desnudo de Julieta Venegas tiene importancia para quienes gozamos de ciertas cosas.
La sexta temporada de Dexter estaba prevista a estrenarse el domingo 2 de octubre, pero por alguna clase de azar del destino a algún listillo le copó filtrar el primer episodio a la red, y a otros listillos les tocó que en el curso una noche ya estaba en casi todos los foros de internet con su respectivo subtitulado.
Y sí, como un obseso melómano no tuve otra alternativa que ponerme a mirar el episodio, una semana no se hace daño a naiden, y ese naiden te lo agradecerá.
La historia comienza un año después de los eventos de la quinta temporada, donde Dexter simple y llanamente ha retornado a su rutina de la primera temporada, es decir, está tranquilo, riguroso, paciente y sin elementos externos que interfieran en el desarrollo de sus acciones. Rita no está, tampoco sus hijos (o por lo menos no viven con él), luego de tantas cosas sobre él, se ha esfumando la sospecha casi eterna hacia él por parte de uno o más integrantes del cuerpo de policía.
Pero algo que ya había reflexionado cuando vi el tráiler de esta temporada y vuelve a aparecer, es decir, a Dexter uno lo conoce porque tiene un método, ciertas normas que racionalizan y desprenden el elemento sádico de sus acciones, no solo es el Código de Harry (que es una serie de normas sencillas que en lugar de instrucciones son aforismos que interpreta libremente y adopta sus medios a tales enseñanzas)
La primera regla es no ser atrapado, para eso Dexter esteriliza los lugares a donde lleve a sus víctimas, cubriéndolo todo de bolsas de papel para que ni una sola gota de sangre llegue al suelo (nunca se ha visto como descuartiza los cadáveres, eso siempre se queda a la imaginación.
El sistema consiste en sedar a la víctima y llevarlo al cuarto seguro, mostrarle imágenes de la gente a la que mató y decirle que ese es el motivo para realizar la ejecución. Aquí hay una discrepancia, el código de Harry más allá de prohibir matar a inocentes, tiene una clausula que no siempre es respetada (en las primeras dos temporadas sí), y consiste en cierta tolerancia al crimen pasional, de cierta forma Dex, al ser un asesino, entiende las pasiones humanas del que en un arranque de ira mata a otra persona, por eso el código de Harry establece que Dexter solo mataría a quien ya haya matado y muestre interés en volver a hacerlo. Así se conoció la primera idea de Dex, la de un asesino serial que solo mata asesinos seriales.
El código de Harry es la única ley moral que Dexter comprende y no conoce salvación fuera es de este, porque eso significaría la muerte. Mas desde el comienzo de esta temporada hay un cambio total en el método, puesto que este consiste en matar de una cuchillada a su víctima (como dije, al ritualizar de manera tan pulcra el acto de matar lo convierte en un procedimiento desprendido de sadismo). Sin embargo ya no mata con esa frialdad, no, ahora lo hace con elementos externos, algo puede estar ya mal en su cabeza, acercando su psique mas a la locura (mortal para su profesión) que a un fil último de balance kármico. Aun especulo con el final de la serie, y cada día estoy más convencido de que tendrá que ver con Debra, más allá de Harrison, las palabras son lapidantes, “si alguna vez sintiera algo por alguien, seria por Deb” ¿Cómo reformar a Dexter o llevarlo al punto más oscuro de su vida para terminar con todo de una vez? Matando a Debra, llevarlo a la locura y desesperación en la que tendría que elegir entre vengarla y exponerse ante todos o no hacer nada y seguir su vida. Eso es un final necesario.
Podría decir que quedé bastante satisfecho de esta temporada, se respira tranquilidad y parece que el enemigo ahora es un fanático religioso del que no se entienden los motivos. No se de qué va la intriga (recuerden que al final, todos los asesinos tienen que entablar cierto tipo de relación con Dexter), pero ¿Qué haría Jesus? En meses tendremos la respuesta.
El resto es historia.

 

No hay comentarios: