27 abr. 2011

El Oscuro Pasajero: Hablando de bodas reales


Son muchas cosas las que he visto en el curso de mi vida, pero no es por habilidad o suerte, sino porque formo parte de una generación que nació en una coyuntura en la que el tiempo se mantiene inmutable, estático, donde las figuras emblemáticas no se habían movido durante años y de cierta forma uno crece implícitamente creyendo que de alguna forma van a quedarse un rato mas.
            Los ejemplos más claros los tengo con Juan Pablo II y Fidel Castro, esos dos polos bonachones que uno, por nacer cuando ya estaban ahí y crecer cuando seguían ahí, pensó que su permanencia en el poder era inherente a la misma naturaleza del cargo y la posible desaparición del régimen que representan una vez que estos se fueran.
            Del Papa pues el buen don Bene demostró que papas viene  y papas se van (ok, fue error de todos creer que justo en nuestra generación es cuando las cosas van a cambiar), pero creo que todas las generaciones crecen estando seguras que el sistema termina con ellos, y de cierta forma sí, pero termina para iniciar uno relativamente similar con algo de barniz.
            En Cuba entre que se va a renovar el PCU con la definitiva salida de Castro a su dirigencia, dirán, pero está Raúl y yo diré, Raúl no es Fidel como Steven Baldwin no es Alec. Eso no es lo que me interesa en realidad, sino ver caras nuevas, caras que nunca asociaste a tales cargos o que ya habías dado por sentado que nunca estarían ahí.
            El principal ejemplo para mí es el Príncipe Carlos, en realidad desde hace años me he mantenido seguro de que este heredero morirá sin probar las delicias del poder absoluto de un monarca, claro, si no estuviera consciente de que la monarquía inglesa tiene menos prerrogativas que el parlamento Venezolano. Pero aún así, creo que a cualquiera le gusta que en su momento le digan que es el rey de algo.
He visto muchas cosas; el fin del imperio del PRI, la elección de un Papa, la salida de Castro, el fin de Saddam, un accidente nuclear, tomas de rehenes, terremotos devastadores y tsunamis; lo de Oriente Medio no aplica porque en realidad no era muy consciente de los gobernantes mediorientales  de esa zona, aparte de Gadafi  o Mubarak no sabía que todos llevaban tanto tiempo ahí. Y el fin del comunismo ta, era un niño, estaba más para las caricaturas como para engalanarme con una supuesta consciencia de mi entorno a los 5 años.
            Lo que no he visto en la muerte de un rey, rey occidental claro, no algún emir o sultán. Sino un monarca de esos que en realidad no son monarcas de nada sino solo símbolos de cohesión social. No estoy siquiera seguro de cuál es el procedimiento actual para cuando se muere un rey y es coronado otro. No es una duda gratuita, sino que en un mundo visual consolidado más por símbolos que por palabras, el protocolo real es un elemento en el que tienen que estar todos los elementos de los gobernados para que no haya sentimiento de exclusión, pero al mismo tiempo representar la clara diferencia que existe entre los monarcas y los súbditos, ¿por qué? Porque una vez llegada la idea de la soberanía popular el monarca ha desaparecido como autorizado por Dios, ahora es el pueblo el que le otorga el gobierno, por eso mismo tiene que demostrar su magnificencia al pueblo para que el pueblo no cuestione tal imperio.
            La costumbre real de la coronación como todos saben proviene de la navidad del año 800 en que León III le coloca la corona. Los cronistas recuerdan la ira de Carlomagno ante tal pretensión papal de soberanía sobre el Emperador, pero luego del furor reconoció los usos políticos que podría haber de un matrimonio entre la corona y el altar, estamos ante el inicio de la teoría de las dos espadas, de las testas coronadas.
            Anteriormente en la Europa de la decadencia Romana y las invasiones barbarás los monarcas se movían de la forma tribal, en la que un gran guerrero era electo por los miembros de su tribu como líder, al morir se elegía otro y ya.  Los emperadores romanos, al permitir las uniones dinásticas con los principales líderes de las tribus bien pudieron impregnar a los barbaros de sus costumbres, los romanos tampoco eran monárquicos, no hay que asociar el imperio romano con la monarquía, ya que la monarquía es hereditaria por costumbre, el imperio era selectivo, debido a que no hay nada que te ligue de manera simbólica a una figura o familia (como sí pasa en la monarquía), un día tu hijo era el heredero del imperio y al otro la guardia pretoriana te mataba y elegía a un general.  Con el advenimiento del cristianismo las cosas cambiaron, al tener la monarquía hereditaria como principal función simbólica (Dios es el rey incuestionable y Jesús el heredero de trono), para algunos reyezuelos sirvió tener a su disposición una fe que les sirviera primero por su sencillez y facilidad de dispersión y en segunda, porque les otorga bendición divina a su autoridad, convirtiendo cualquier oposición civil en una afrenta al mismo Dios (Rom 13:1). El desmembramiento del imperio y la pérdida de la autoridad real (más no su legitimidad) hacía que la fe necesitara de una autoridad fuerte para mantenerse y la autoridad de una fe cohesionada para legitimizarse. El matrimonio entre Carlomagno y la Iglesia de Roma selló definitivamente esa alianza otorgando al papa tácitamente (y sin autorización o ratificación alguna) el derecho de seleccionar a los gobernantes, ya que si estos existen con el permiso de Dios y Dios tiene un representante en la tierra, es lógico que el representante en la tierra sea el encargado de engorro trámite de seleccionar quién tiene permiso de Dios para reinar sobre la cristiandad.
            En su momento la ceremonia de la coronación tenía cierta lógica secular, en el Imperio Bizantino antes de coronar al monarca el patriarca de Constantinopla mostraba la corona al pueblo para pedir su autorización, cuando éste contestaba “es digno de ella” se procedía a la consagración del Emperador. Con el paso de los años la vena secular de la coronación cedió a la autoridad únicamente de Dios, alejando así a la nobleza del pueblo (durante Roma cualquier botijita podía ser Emperador, durante la Edad Media solo aquellos con título de nobleza tenían derecho a gobernar). Lutero, aunque no tanto, abrió la puerta más que a la secularización, a pensar en occidente fuera de Roma. Enrique VIII, más por berrinche que por razón de Estado separa a Inglaterra del catolicismo convirtiéndose en el jefe de la Iglesia Anglicana.
            ¿A qué viene todo esto? A lo del inicio, durante mi vida he leído de tantos reyes, emperadores, soberanos, testas coronadas en todos lados que nunca  he visto como hoy, en pleno siglo XXI seria una coronación cuando los elementos tradicionales de una monarquía están o desaparecidos o en crisis de legitimidad. Me pregunto en qué se sostendría la permanencia de un rey.  No es en la religión, tampoco la ignorancia, tampoco el sentido de pertenencia; no sé qué es, tal vez la costumbre, pero ¿Por qué esa costumbre y no otras? ¿Cuál es el elemento que permite la existencia actual de la monarquía?
            No les deseo mal, pero para satisfacer el morbo me gustaría que se murieran o la Reina Isabel o el Rey Juan Carlos. Solo para ver el vacio dinástico, solo para que digan el rey ha muerto que viva el rey, solo para ver a los comunistas menos familia real, más gasto social; así, mientras el William en un arranque de fetiche incestuoso trata de que todo en la Kate se parezca a Diana (fuck in the bethroom, William se le montará a la ahora futura reina y le gritará  “call me dodi! Ho is your dodi?!”)
            En fin, es cosa de esperar a que los años pasen factura, de todas formas veré la boda real, nunca pasa de que algún desequilibrado con una bomba ande en la vuelta… el resto es historia.

24 abr. 2011

El Oscuro Pasajero: terror en youtube


Es sábado por la noche y, a diferencia de los adaptados sociales que deciden usar ese día para compartir experiencias y crecer de manera colectiva con sus iguales, yo prefiero pasarla en el ostracista ocio de la internet. No es por elección, pero sí por tradición, si hace años me hubiera dado el habito de socializar los fines de semana no me sentiría tan cómodo con mi rutina actual (claro que dadas las circunstancias laborales, tampoco tendría muchas expectativas).
            El caso es que uno se crea rituales, y uno de ellos es el de ciertos días temáticos dedicados a encontrar cierta clase de material, obviamente no es el fruto de reuniones, sino de teclear en google algo durante el día y entre los resultados que da aparece algo que es preferible mirar en cierto “estado de consciencia” alterado. Así, mientras buscaba un episodio de la segunda temporada de los Simpson online (el torrent me obliga a esperar unos minutos y no es recomendable cuando quieres algo shà!) me encontré con un “artículo” titulado Dead Bart que narraba la historia de cierto episodio perdido de los simpsons en el que Bart muere. El autor del artículo narra cómo durante la primera temporada de la serie el episodio 7G06 contaba la historia de un vuelo en avión en el que Bart rompe una ventanilla y sale expulsado muriendo al instante. Obviando detalles de cómo encuentran el cuerpo una vez muerto y el por qué de la muerte de Bart en un episodio y su reaparición en los siguientes como si nada hubiera pasado. Luego el autor cuenta como “investigó” sobre el asunto hasta llegar al mismo Groening quien le da una dirección de internet para ver el video. Aquí es donde todo se vuelve absurdo, ya que, siento tan secreto el asunto ¿para qué lo subiría Groening a internet si lo perturba tanto? Claro, la clave está en que el autor no pone la dirección, la cual le daría una legitimidad a todo lo que dice, pero para él es mejor narrarlo. También y este es el hecho que nadie resalta, es que cuando se escribe un episodio este no pasa automáticamente a elaborarse, sino que la producción tiene que aprobarlo, en este caso, es imposible que un capitulo tan “perturbador” pudiera ser aprobado por algún ejecutivo de FOX. (Además de que usan una calidad de video bajísima para ese “episodio” y así la gente no se pueda dar cuenta que es un corte y pega de episodios anteriores, el funeral de Bart es de cuando Nelson la agarra contra él y se imagina que luego de muerto lo seguiría molestando).
            Como todo buen internauta, me puse a googlera y youtubear el video y como todo buen internauta me encontré con lo mismo de siempre, la misma historia repetida en los foros y el mismo video del que solo aparecen fragmentos. Parece que la gente necesita únicamente de fragmentos de una mentira para convertirla en realidad, y youtube se ha hecho gracias a esto. Videos de apenas unos segundos que difícilmente llegan al minuto en los  que se ven “evidencias” de hechos sobrenaturales o conspiranoides, videos caseros grabados en las zonas más lejanas del mundo, ovnis caídos en Pakistán, zombies reales en Rusia, fantasma en… bueno, en todos lados.
            Una de las teorías que más me llama la atención es esa en la que todos los gobernantes son reptiles de otro planeta que se alimentan de humanos que debajo de Cd. Juárez se encuentra el Área 52 y que esa es la razón de los feminicidios, un conducto especial entre el Área 52 y el Área 51 para abastecer de alimento humano a los reptiles que gobiernan el mundo. (en serio, hay quienes creen en esto y tienen pila de información y video reveladores extraído de youtube www.alerta2012.page.tl, el hecho de que los cuerpos humanos destinados a comerse en las fotografías sean exactamente iguales a reses hasta en las patas y cabeza es irrelevante).
            Pero volviendo al tema de Bart, una vez que vez el mencionado video lo primero que me llegó a la mente fue uno que hace algo de un año había mirado con respecto al Ratón Mickey y un supuesto video perdido con la misma manufactura escalofriante. Luego, revisando entre los enlaces similares, me encuentro con la historia llamada “Calamardo se suicida” en el que se narra relativamente lo mismo con un episodio “perdido” de Bob Esponja; en este caso es más bizarro, ya que en la historia del video (supuestamente quien lo cuenta es un ex becario de Nickelodeon) se cuenta como Calamardo obedece a cierta fuerza obscura que lo orilla a dispararse mientras se mezclan escena de niños muertos (mas que muertos, destripados violentamente). Como en los anteriores, la única fuente al respecto son fragmento en youtube y ningún autor ni nadie que dé fidelidad a tal video.
            Una persona crédula se creería el cuento de no ser por cierta clase de elementos que se repiten y por lo tanto hacen dudar de la originalidad de tales cosas. Hay
1)      Siempre son figuras que asociamos con inocencia y emocionalmente empáticos
2)      Todos son videos “perdidos” que se suben a la red  pero nadie dice de donde se obtuvieron, solo leyendas de que “nadie quiere hablar de eso”.
3)      El metraje es similar en todos, una mala calidad de imagen (adjudicado esto a que no pasaron a la etapa de post producción)
4)      Los que narran la historia se esfuerzan en afirmar a cada momento que todo es animación, haciendo hincapié en el “detalle casi real” de las imágenes.
5)      En todos hay un momento en el que se congela la imagen dejando solo una escena perturbadora que lo sugestione a uno a sentir cierto escalofrio (el video de Mickey lo vi con LSD así que puedo testificar que en realidad quede bastante perturbado)
6)      Contienen sonidos de llantos y gritos que van aumentando de decibeles.

Para los sociólogos de la internet (si es que eso existe realmente), esto se conoce como “contenido viral”, esto consiste en la distribución “clandestina” de ciertas cosas y quedarse a mirar cómo se expanden como un virus a través de la red. Los autores de estos pueden tener dos intenciones, la primera es usar tal explosión para anunciar tal o cual contenido publicitario; la segunda es no hacer nada, como un ladrón de arte, la mejor prueba de su trabajo es que todos crean lo que hizo sin adjudicarle nada. Esta clase de videos están en la segunda categoría. Aunque muchas empresas de efectos especiales son las autoras de la mayoría de este contenido (la credulidad de la gente es la mejor forma de confirmar su trabajo), también son particulares que simplemente deciden probar con las reacciones de la gente; quitarte toda la esencia “infantil” a estos videos tiene como resultado jugar con la mente de quien lo ve, asimismo la rodean de un origen desconocido. No se pueden comparar con las leyendas urbanas, porque estas últimas tienen más de cuentos medievales que de contenido viral, es decir, no están diseñadas para diseminarse ni creerse, sino para de cierta forma aleccionar de los terrores naturales de la sociedad en la que se vive, así como caperucita roja nos enseña a obedecer las indicaciones de los padres, la historia del las calcomanías con LSD que vendían afuera de la escuela para hacernos adictos no enseña a no confiar en extraños (nota aparte es que una calcomanía de 1 peso no es una buena inversión cuando tienes que ponerle una droga que es bastante cara).
            Los contenidos virales son peligrosos porque explotan la credulidad de la gente, pero no es nuevo este asunto, la misma idea de de poner palabras en personas que no la dijeron y que por repetición las damos por hechas es un ejemplo de este asunto. Por ejemplo, se dice que Joseph Goebbels dijo que una mentira repetida mil veces es una verdad, cuando en realidad que George Orwell en 1984 quien lo dijo, aunque la idea es dar a entender que el ministro de propaganda de Hitler era consciente de que su fanatismo nazi era una mentira (cosa difícil eso de creer en algo fervientemente sabiendo que no es cierto), nadie cuestiona el origen, porque ahí radica lo dulce del asunto, al no dudar de la fuente porque es conveniente a quien la encuentra. Pero con la llegada de internet y los foros, esta clase de flujo de información se volvió más, digámoslo, anárquica. Nadie regula la veracidad de tales cosas porque nadie es capaz de desmentir, si subes un video explicando la farsa detrás de tal o cual cosa, se subirán cien demostrando su veracidad, porque hay más placer en ver el truco de magia sin saber cómo le hizo el mago. Una persona sube un relato de terror con la nota de que es un cuento de ficción, cinco minutos después  10 personas lo leen, le quitan la nota aclaratoria y lo suben a otros foros con calidad de verdad y ya, ahí una historia que sí pasó. Así, una realidad aparentemente aburrida se nutre de fantasmas, zombies, duendes, brujas, extraterrestres, asesinos seriales, gobiernos secretos y hombres lobo. Todo eso con fragmentos de unos segundos y relatos de testigos presenciales que por seguridad no aportan pruebas. Resulta por demás gracioso como encuentro un paralelismo entre lo que vemos hoy en internet con el reino del Preste Juan del Baudolino de Umberto Eco, un rey medieval de una tierra lejana donde habitan las más increíbles criaturas, todas ellas traídas a nosotros por testigos presenciales que vieron las más grandes maravillas pero son incapaces de traerlas. Por ejemplo, en la novela Otón, ministro de  Federico Barbarroja le narra los prodigios que se encuentran en el reino del Preste pero como no tiene pruebas, solo puede dar fe de su existencia porque alguien le contó que existía. Todos saben, donde está, todos saben qué hay ahí, pero nadie lo ha visto en realidad y esa es la cereza del pastel, creer una mentira para satisfacer una aburrida realidad.
            Por supuesto que a todos nos gustaría que esas cosas fueran reales, porque podríamos ir a por ellas, buscarlas, hacerlas nuestras y nutrirnos de su sabiduría, porque de eso se trata el mundo ¿no? De imaginar realidades alternas a la realidad misma para creer que esta se puede modificar con el poder del pensamiento.
            En fin, la ventaja es que ahora somos más racionales e incrédulos que en la Edad Media. El resto es historia.
            Por cierto, una duda, Jesús murió durante la pascua del año 33 ¿verdad? ¿No sería más sencillo para todos saber en qué día murió y ponerlo de una vez ese en lugar de andar midiendo cada año los ciclos lunares y ver cuándo da? Creo que eso es cosa de judíos, pero el cristianismo bien puede poner la fecha como es (tal como el 25 de diciembre), digo, yo no ando cada año midiendo equinoccios y solsticios para saber cuándo cumplo años ¿no?

22 abr. 2011

El Oscuro Pasajero: Ocio de viernes santo.


Me levanto y me entero que hoy es día de la tierra, de eso me salen dos preguntas, la primera es ¿a quién tiene que recurrir uno para declarar el día de algo? Y la segunda es qué pasa cuando el día de algo sucede algo más “día” y lo relega a segundo plano ¿le cambian la fecha? Por ejemplo, imaginemos que el día de la tierra fuera el 11 de septiembre; luego de los atentados ya no recordarían a la tierra en 11 de septiembre, ¿Entonces, qué hacen con la fecha cuando deja de importar? Debe de ser tan frustrante como haber nacido el 25 de diciembre y perder instantáneamente la oportunidad de tener uno de los dos regalos obligatorios anuales. Miren a los españoles, el terremoto en Japón y la posterior crisis de Fukushima les echó a perder toda la conmemoración de los atentados del metro.
            Aún así, luego de cientos de años,  la semana santa parecer permanecer inmune a tales acontecimientos; recuerdo que hace dos años todos estábamos todavía envueltos en la paranoia apocalíptica de la influenza, pero todo era olvidado para mirar películas de Jesus y comer empanadas. Ahora bien, más allá de las dudas que causa todo el asunto, como ser conscientes de que es algo tramposo decir que  mueres por los pecados de todos cuando eres consciente de que vas a resucitar luego luego, es como hacer el trámite de ingreso cuando ya sabes que tienes palancas en la institución, es una trampa evidente para todos; o que en esa época eran tantos los mesías y tantos los crucificados que un show solo para uno era algo complicado. Jesús era uno más de tantos que anduvieron en aquellas épocas pero que decidió predicar y ya. Murió porque su predica iba contra el stablishment, pero si un fanático nazi se pone a predicar también será condenado. Ok, Jesús predicaba la paz, pero el que por la espada muere por la espada morirá, y todos tienen en mente el Mateo 10:34 cuando buscan resaltar la vena bélica del rey de reyes y eso de o estás conmigo o estás contra mí (Lc 11:23) tampoco es buen espectro para la tolerancia y aceptación que buscaba. En honor a la verdad también hay que establecer que la biblia es tal vez el libro más sacado de contexto de la historia; uno se molesta cuando en una conversación se le cita a uno declaraciones que en su momento suenan lógicas, pero fuera del contexto aparentan disparate.
            Por otro lado, algunos se empeñan en afirmar que Jesús no existió, yo en ocasiones me empeño en afirmar lo mismo pero, ¿Acaso eso importa a estas alturas? En realidad todos los reproches que se hacen sobre la existencia de Jesús son los mismos que se podrían  hacer sobre la de Sócrates, y de éste nadie cuestiona porque también se volvió hasta cierto punto irrelevante si fue cierto o no, ya que el pensamiento es lo que se desprende de la persona, aún sin la persona misma. ¿A quién le importa si Dios existe o no cuando hay gente que cree en él y gente que no? Ya está, el debate termina ahí, los que creen no van a dejar de creer porque no es cosa de razón contra fanatismo, y los que no creen no van a creer porque no es cosa de fe contra intransigencia.
            En alguna parte del mundo en este momento una gran cantidad de pueblos que no son ni remotamente cristianos están en otra, en Siria quieren otro viernes de esos de revueltas y democracia (tema superado una vez que se comprobó que por más que occidente actúe, Libia se queda con Muamar), también los japoneses no tienen la caridad cristiana muy en la cabeza luego de que Dios los castigara por no creer en él. Si mal no recuerdo un día como hoy pero de hace 19 años GDL se hizo pelota por un montón de explosiones que hicieron tener nuestro propio Bagdad cuando el aroma de la Guerra del Golfo todavía estaba impregnado.
            De todas formas este es uno de esos días que tendemos a odiar por no comulgar con el zeitgeist nacional y con la actitud de muchos de los mal llamados cristianos (realmente, tal vez el foco del debate consista en que en toda mi vida he visto a una sola persona que viva, mínimamente un día, bajo los preceptos del evangelio, y nunca la encontraré), me aburro de días así y de lo que hacen todos en días así, lo católicos hablan de la santidad de la fiesta, los evangélicos de que la Iglesia se apropió de una fiesta individual y que la llenaron de hipocresía, los ateos y/o agnósticos de que todos los creyentes son hipocriticas, así, todos son hipócritas, así somos todos en un día consagrado al culto interno y reflexión (o emborracharnos como locos violando cada uno de los siete pecados capitales). Yo por lo menos pasaré una linda tarde junto al Ensayo sobre la costumbres de Voltaire, nada màs beato que eso. El resto es historia.