23 jul. 2013

Diario de sueños 1

Pues, a modo de catarsis voy a comenzar un breve diario de sueños en el que intentaré reproducir los más bizarros y que tengan cierta "estructura" interna.
Esto es lo que soñé ayer.

Estábamos varios amigos, tanto de la facultad como de la preparatoria, sentados al rededor de una mesa, uno de nosotros propuso un juego donde demostremos las cosas que consideramos totalmente inútiles  cada uno sacó algún elemento de la vida cotidiana al que no le vemos sentido—yo saqué una cafiaspirinas alegando que esas vitaminas ya están en todo lo que como diario—cuando llegó el turno de un amigo primero sacó dos peces entrecruzados, aunque yo pensé que era el blasón de alguna cosa medieval—ya despierto me di cuenta que era el signo de piscis—luego lo deformó a una figura que no le veía forma, mientras hacía eso, a mi derecha se levantó una tarima—esa sí, bien medieval—donde unas personas, vestidas de formas medievales—que supongo tendrían que ser amigos míos, pero de eso ni idea—se sentaron para observar lo que sería una justa. Rápidamente, se oye un grito “Fuego!” y a la izquierda otros comienzan a arrojar globos de agua a los que estaban al otro lado. Yo grité “El horror, el horroooor”. Todo fue jubilo y reflexión cuando seguía la “masacre”, en eso se escucha el sonido de algo que cae, como la fricción con el viendo “fiiiiiuuuu” y una explosión destruye la pared de la derecha, todos huimos  y mi perro—que por alguna razón apareció ahí—se salió corriendo, yo salgo por él y lo que veo es todo menos dantesco, no hay ruinas, pero la calles se han convertido en ríos y la mitad de las casas ha desaparecido, aunque todavía es obvio que estoy en el mismo lugar—qué, dicho sea de paso, no sé donde era pero en el sueño me era familiar—camino buscando al perro y en la radio se escucha que se han movilizado tropas a Rusia y China y que fue un ataque a gran escala en todo el mundo. Pero no veo personas corriendo, veo picnics y mochileros paseando, nada de caos, todo perfectamente normal. Veo y a lo lejos y mi perro no aparece, sospechó que el agua se lo llevó y decido que sin él no quiero seguir el sueño... y despierto.

No hay comentarios: