30 jun. 2009

Nulidad conformista

Nadie sabe para quién trabaja. Los anulistas de izquierda que buscan un cambio de raíz en la injusticia, corrupción y desigualdad del país verán que después del 5 de julio sus votos serán utilizados, en el mejor de los casos, para apoyar la realización de cambios institucionales superficiales o, en el peor escenario, para fortalecer agendas profundamente contrarias al interés público.

Si lo que se busca es sacudir el sistema político y obligar a los representantes populares a tomar en cuenta propuestas verdaderamente ciudadanas y progresistas, la mejor acción sería votar en contra de los dos partidos que han controlado el gobierno federal desde hace casi un siglo: el PRI y el PAN. También habría que decir no a los partidos patrimonialistas, como el Partido Verde, el Partido Social Demócrata y el Partido Nueva Alianza, que más parecen negocios familiares que entidades de interés público.

El Partido de la Revolución Democrática, el Partido del Trabajo y Convergencia evidentemente quedan muy lejos de la pureza, pero no por ello dejan de ser importantes vehículos con los que la ciudadanía cuenta para impulsar una transformación estructural del país.

Los líderes, organizaciones y propuestas del emergente movimiento del voto nulo no inspiran mayor confianza que los dirigentes y propuestas de los partidos políticos. Indiscutiblemente, ni Jesús Ortega, Andrés Manuel López Obrador ni Dante Delgado son unos santos. Ninguno de los tres nació ayer en política y todos están rodeados de numerosas figuras de dudosa trayectoria. Pero los intelectuales y las organizaciones que encabezan el movimiento por la anulación del voto tampoco son puros y, hay que decirlo, también tienen muchos amigos incómodos.

Las propuestas que han surgido del movimiento anulista no son particularmente innovadoras: relección legislativa, candidaturas independientes, reducción del tamaño de la Cámara de Diputados, disminución del financiamiento público para los partidos políticos, etcétera. Ninguna de estas propuestas contiene las semillas de una transformación radical en la forma de hacer política, y algunas incluso podrían implicar graves retrocesos.

Se dice, por ejemplo, que la relección legislativa fortalecería la rendición de cuentas de los legisladores porque tendrían que someterse al juicio ciudadano al final de sus mandatos. Sin embargo, la experiencia con la relección en Estados Unidos demuestra que este mecanismo más bien fortalece la influencia de los poderes fácticos sobre los legisladores, quienes los necesitan para financiar sus interminables campañas políticas.

La relección también abona a la creación de una clase política aún menos mutable que la nuestra, ya que permite la repetición ad infinitum de políticos profesionales en el mismo cargo.

La apertura a las candidaturas independientes tampoco garantizaría el acceso al poder de ciudadanos realmente autónomos. El desenlace más probable sería que solamente aquellos ciudadanos que contaran con grandes cantidades de dinero tendrían la posibilidad de ganar puestos de elección popular. Se abriría así la puerta a la elección de aún más diputados y senadores patrocinados por las principales televisoras y los poderes fácticos del país.

También existe la clara posibilidad de la cooptación del movimiento anulista por posiciones profundamente conservadoras. Ya Alejandro Martí y Jaime Sánchez Susarrey han anunciado sus intenciones de aprovechar el descontento ciudadano expresado en la anulación del voto para impulsar la derogación de la prohibición de la compra de propaganda electoral en la radio y la televisión. Por mucho que Denise Dresser, Sergio Aguayo y José Antonio Crespo se esfuercen por imprimir un sello progresista a los votos nulos, no hay duda de que las grandes televisoras presentarán estos votos como la expresión de un rotundo respaldo ciudadano a su causa.

En principio, existen importantes semejanzas entre el discurso de algunos anulistas y los posicionamientos de López Obrador. Ambos movimientos rechazan la clase política del país y exigen mayor rendición de cuentas de los gobernantes. Ambos esfuerzos buscan revindicar la voz de la sociedad y reincorporar los excluidos al sistema político.

La gran diferencia es que López Obrador habla en lenguaje claro ante plazas públicas llenas de los ciudadanos más marginados del país, mientras los anulistas se comunican por medio de blogs y publican columnas en diarios de circulación nacional. No hay, desde luego, ningún problema con la existencia de un movimiento clasemediero urbano apoyado por periodistas e intelectuales. Al contrario, habría que celebrar su existencia y esperar que rinda frutos positivos.

Sin embargo, un movimiento con tan poco arraigo social no tiene posibilidades de provocar la profunda transformación política que dice perseguir y que necesita el país. Si se busca enviar una clara señal de rechazo a la actual conducción política del país, lo mejor que se puede hacer es votar por alguno de los partidos de izquierda. De lo contrario, pronto podríamos encontrarnos con un bipartidismo conformista y una gran masa de ciudadanos anulados e incapaces de promover cambios políticos y sociales de fondo.


Feliz Cumple!!!!!

29 jun. 2009

Proclama del Consejo Presidencial Extraordinario

El único camino que le queda a los golpistas es deponer su actitud y garantizar de manera inmediata, segura e incondicional, el retorno del Presidente José Manuel Zelaya a sus funciones constitucionales

Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)

Managua, República de Nicaragua, 29 de junio de 2009

El domingo 28 de junio en horas de la madrugada, cuando el pueblo hondureño se disponía a ejercer su voluntad democrática en una encuesta con carácter de consulta promovida por el Presidente de la República Manuel Zelaya Rosales para profundizar la democracia participativa, un grupo de uniformados con capuchas que afirmó recibir ordenes del Alto Mando de la Fuerza Armada, asaltó la residencia del Presidente Zelaya para secuestrarlo, desaparecerlo por unas horas y luego expulsarlo violentamente de su Patria.

Inmediatamente, el pueblo de Honduras reaccionó como digno heredero del legado de Francisco Morazán, en las calles de las distintas ciudades y pueblos de Honduras. A primeras horas de la mañana, centenares de mesas electorales recibieron a miles de mujeres y hombres que asistieron a ejercer su derecho al voto, y al ser informados del secuestro de su Presidente, se volcaron a las calles para protestar por el golpe de Estado, dando un ejemplo de heroísmo al enfrentar desarmados los fusiles y los tanques.

A través de las pantallas de Telesur, se logró romper el silencio nacional e internacional que quiso imponer la dictadura al cerrar el canal del Estado y cortar el suministro eléctrico, buscando esconder y justificar el golpe de Estado ante su pueblo y la comunidad internacional, y demostrando una actitud que recuerda la peor epoca de dictaduras que se vivieron en el siglo veinte en nuestro continente.

Como una sola voz, los gobiernos y pueblos del continente reaccionamos condenando el golpe de Estado, dejando claro que en Honduras hay un solo Presidente y un solo Gobierno: el del Presidente Manuel Zelaya Rosales. Asimismo, saludamos las declaraciones de condena que, desde muy temprano, comenzaron a emitir otros gobiernos del mundo.

Ante la urgencia de la situación, los gobiernos del Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) convocamos de manera inmediata un Consejo Presidencial de carácter extraordinario, con el objetivo de acordar acciones contundentes para derrotar el golpe de Estado en Honduras, apoyar al heroico pueblo de Morazán y restablecer incondicionalmente al Presidente Manuel Zelaya Rosalesen sus funciones legítimas.

Luego de analizadas las circunstancias en que se ha producido este golpe de Estado, ante la gravedad de las violaciones al Derecho Internacional, los convenios multilaterales y los acuerdos de nuestros países con la República de Honduras, y en vista del tajante rechazo que ha manifestado la comunidad internacional frente al gobierno dictatorial que pretende imponerse, los países miembros del ALBA hemos decidido retirar nuestros Embajadores y dejar a su minima expresión nuestra representación diplomática en Tegucigalpa, hasta tanto el gobierno legitimo del Presidente Manuel Zelaya Rosales sea restituido en sus funciones.

De igual manera reconocemos como nicos representantes diplomaticos de Honduras en nuestros países el personal designado por el Presidete Zelaya, bajo ningun concepto acreditaremos personal designados por los ursupadores.

Igualmente, como miembros plenos de los distintos sistemas de integración del continente, instamos a nuestros países hermanos de UNASUR, SICA, CARICOM, Grupo de Río, ONU y OEA a proceder de igual forma ante los agresores del pueblo hondureño.

Por otra parte, hemos acordado declararnos en alerta permanente para acompañar al valiente pueblo de Honduras en las acciones de lucha que han convocado, e invocamos el contenido de los artículos 2 y 3 de la Constitución Política de la República de Honduras:

“Art. 2: La Soberania corresponde al Pueblo del cual emanan todos los Poderes del Estado que se ejercen por representación. La Soberania del Pueblo podra tambien ejercerse de manera directa, a traves del Plebiscito y el Referendo. La suplantacion de la Soberania popular y la usurpacion de los poderes constituidos se tipifican como delitos de Traicion a la Patria. La responsabilidad en estos casos es imprescriptible y podrá ser deducida de oficio o a petición de cualquier ciudadano”

“Art. 3 Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador ni a quienes asuman funciones o empleos públicos por la fuerza de las armas o usando medios o procedimientos que quebranten o desconozcan lo que esta Constitucion y las leyes establecen. Los actos verificados por tales autoridades son nulos. El pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional.”

Así como los principios del Derecho Internacional para respaldar los actos de resistencia y rebelión del pueblo frente a los intentos de dominación. A los maestros, obreros, mujeres, jóvenes, campesinos, indigenas, empresarios honestos, intelectuales y demás actores de la sociedad hondureña, les aseguramos que juntos conquistaremos la gran victoria frente a los golpistas que pretenden imponerse al bravo pueblo de Francisco Morazán.

Invocando el espíritu y el pensamiento de Francisco Morazán, junto a él sentenciamos a los golpistas al proclamar: “Hombres que habéis abusado de los derechos del pueblo por un sórdido y mezquino interés! Con vosotros hablo, enemigos de la independencia y la libertad. Si vuestros hechos, para procurarnos una patria, pueden sufrir un paralelo con los de aquellos centroamericanos que perseguís o habéis expatriado, yo a su nombre os provoco a presentarlos. Ese mismo pueblo que habéis humillado, insultado, envilecido y traicionado tantas veces que os hace hoy los árbitros de sus destinos y nos proscribe por vuestros consejos, ese pueblo será vuestro juez”.

Deben saber quienes dirigen el golpe de Estado, que les será imposible imponerse y burlar la justicia internacional, a la que tarde o temprano serán sometidos. A los oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas de Honduras, les hacemos un llamado a que rectifiquen y pongan sus armas al servicio del pueblo de Honduras y de su Comandante General, el Presidente José Manuel Zelaya Rosales.

Los países miembros del ALBA, en consulta con los gobiernos del continente y con diversas instancias que garantizan el cumplimiento del Derecho Internacional, estamos adelantando medidas para que las graves violaciones y los crímenes que se están cometiendo, no queden impunes.

El único camino que le queda a los golpistas es deponer su actitud y garantizar de manera inmediata, segura e incondicional, el retorno del Presidente José Manuel Zelaya Rosales a sus funciones constitucionales.

La República de Honduras es miembro pleno del ALBA, al igual que de otras instancias de integración regional y organismos multilaterales cuya membresía exige el respeto a la soberanía del pueblo y a la constitución. Al haber sido violentados por los golpistas estos condicionantes fundamentales, los gobiernos del ALBA hemos decidido mantener todos los programas de cooperación que adelantamos con Hunduras a través del Presidente Zelaya.

Asimismo, proponemos que se apliquen medidas sancionatorias ejemplarizantes en todos los mecanismos e instancias multilaterales y de integración, que contribuyan a hacer efectiva la restitución inmediata del orden constitucional en Honduras, y otorguen vigencia al principio de acción que nos legara José Martí cuando dijo: "Haga cada uno su parte de deber, y nada podrá vencernos."

Los gobiernos del ALBA nos declaramos en sesión permanente de consulta, con todos los gobiernos del continente, para evaluar otras acciones conjuntas que permitan acompañar al pueblo hondureño en el restablecimiento de la legalidad y la restitución del Presidente Manuel Zelaya Rosales.

A doscientos años de la gesta histórica que nuestros pueblos desarrollaron a lo largo y ancho de nuestro continente, siguiendo el ejemplo eterno del General de hombres libres Augusto Cesar Sandino, de Francisco Morazan y fieles a la palabra de El Libertador Simon Bolivar, albergamos junto al pueblo del Honduras y a los pueblos del mundo, la seguridad de la victoria, pues "todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos”.

Managua 29 de Junio de 2009
Consejo Presidencial de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América

28 jun. 2009

THE HALL OF TORTURED SOULS

uuuuuuuuuuuuuuuuuuuy, ¿quién no se acuerda de esto?
cuando las cadenas apenas estaban naciendo:

Para aquellos de ustedes que tengan Excel 95 (no el Excel de Office 97), le voy a proponer una prueba curiosa:

1. Abra un fichero.

2. Posicionese en la file 95.

3. Haga click en el boton con numero 95, así la línea entera queda seleccionada.

4. Pulse el tabulador, para moverse a la segunda columna.

5. Ahora, con el mouse seleccione en el menu Ayuda (?) la entrada ¨Acerca de Microsoft Excel ... ¨

6. Pulse las teclas ctrl-alt-shift a la vez y con el raton oprima el botón ¨Soporte Técnico¨.

7. Le aparecerá una ventana con el siguiente título: " THE HALL OF TORTURED SOULS " ( El Pasillo de las almas toruradas ).

Este es un programa similar al juego Doom, y se puede recorrer con los cursores. En las paredes aparecen los nombres en movimiento de las almas torturadas....

8. Ahora, dirijase hacia las escaleras y de la vuelta hacia la pared que estaría situada en su espalda cuando comenzó el juego. Esta es blanca y cuadriculada.

Ahora debe teclear lo siguiente: EXCELKFA

Esto abre la pared y revela otro pasaje secreto. Introdúzcase en él y procure no caer del camino elevado (esto es sumamente difícil !!!), cuando llegue al final, verá algo realmente expeluznante ...

27 jun. 2009

tributo al Rey de parte de la familia amarilla.

dicen que los simpson son el reflejo de la cultura americana de los últimos 20 años. y una prueba más está en este video, cuando en el minuto 4:50 Bart dice "Eat your heart out Michael". profético, y tetrico.

>

las reacciones inmediatas:

Videos tu.tv


como en la muerte de Superman, surge el reino de los predecesores:


y, finalemente, un inedito de Jackson

24 jun. 2009

Desplegado de Televisa en contra de Carmen Aristegui y Jenaro Villamil

CARMEN ARISTEGUI Y JENARO VILLAMIL
MIENTEN

El lunes 22 de junio, Carmen Aristegui y Jenaro Villamil presentaron en radio un libro que difunde una serie de mentiras con respecto a Grupo Televisa.

Grupo Televisa ha resistido paciente y tolerantemente los infundios que repetidamente se han divulgado sobre su desempeño. Sin embargo, esta actitud no puede ni debe mantenerse ante calumnias como las que se vertieron en ese programa.

PRIMERA MENTIRA. Afirman que “un promedio de 800,900 millones de pesos anuales” dedica el gobierno del Estado de México a la “compra de tiempo aire y pago de asesorías” a Televisa a través de distintas centrales de medios. La cuenta es absurda. Un ejemplo: en el año 2006 Televisa ingresó y reportó 778 millones de pesos por el total de publicidad política en televisión. Por tratarse de una elección presidencial, 2006 fue el año de mayores ventas de este tipo en todos los medios de comunicación nacionales. Así, el cálculo es mentiroso, un engaño, ya que sería tanto como suponer que el gobernador Enrique Peña Nieto se ha venido promocionando en televisión, año con año, más que todos los candidatos de todos los partidos a todos los puestos de elección popular que se renovaron en esos comicios. Ridículo y mentiroso.

SEGUNDA MENTIRA. Dicen que los dueños de Televisa tienen una estructura paralela mediante la cual ocultan información a los accionistas minoritarios. Dicha estructura, afirman, está constituida por las empresas TVPromo, Radar y CreaTV y aseguran que son precisamente esas empresas las que han establecido supuestos contratos con Peña Nieto. Grupo Televisa informa que sus dueños no son accionistas de TVPromo, Radar o CreaTV, y que esas tres empresas no tienen, ni han tenido, contrato alguno con Televisa relacionado con el gobierno de l Estado de México.

TERCERA MENTIRA: Apuntan que “Roberto Hernández, el ex accionista de Banamex se transforma en el segundo accionista en importancia después de Emilia Azcárraga Jean dentro de la televisora”. La información es pública y contundente, pero los comunicadores de esta falsedad no se tomaron la molestia de consultarla: Roberto Hernández no figura en la lista de los mayores tenedores de acciones ya que posee menos del uno por ciento total accionario de la empresa. El trabajo del señor Villamil no cumple siquiera con los requisitos de rigor mínimo de cualquier trabajo de investigación serio: la consulta de información pública y su verificación. Villamil debe recordar que no por gritar una mentira ésta se convertirá en verdad, que no por publicar en Proceso tiene licencia para difamar.

CUARTA MENTIRA: Sostienen que “es 2005 el año donde Salinas es presentado ante el Consejo de Administración de Televisa como parte ya también de los asesores de Bernardo Gómez y de Emilio Azcárraga Jean”. Esta es una afirmación falsa en toda su extensión. Carlos Salinas jamás ha sido presentado ni se ha desempeñado como asesor de ningún ejecutivo de Televisa. La única vez que el ex presidente estuvo reunido con los directivos de Televisa (que no con su Consejo de Administración, como mentirosamente lo afirma Villamil) fue en una convención del Grupo en 2005 en Cozumel, ocasión en la que también fueron invitados a dar pláticas otras personalidades del sector público y directivos de empresas, de México y del extranjero, como sucede todos los años en esas convenciones.

QUINTA MENTIRA: Señalan que la cobertura noticiosa a Enrique Peña Nieto es “absolutamente anómala, absolutamente fuera de lugar, sin ninguna justificación periodística”. Habrá que recordarle a Carmen Aristegui y al señor Villamil que los noticieros de Televisa siempre han tenido una fuerte carga de contenidos provenientes del área metropolitana de la Ciudad de México. Además, hay que señalar que el Estado de México es la entidad con mayor población del país. La cobertura a la política, economía, sociedad y cultura de esa entidad va en proporción a la audiencia interesada que se informa en los canales de Televisa. Por eso mismo, muy similar es la cobertura que actualmente recibe el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, como lo fue la que en su momento recibió Andrés Manuel López Obrador.

SEXTA MENTIRA: Elucubran que por la inversión publicitaria del Estado de México en Televisa se han minimizado “vulnerabilidades” de su gobernaador. Y cita el avance del narcotráfico, la cantidad de mujeres mexiquenses asesinadas, el caso Atenco y la muerte de la esposa del mandatario estatal. Todos son temas de las que se ha informado puntualmente en Televisa. Sólo es necesario sintonizar cualquier noticiario de Televisa para ver como se relata la guerra contra el crimen organizado en esa entidad y en todo el país. Por otro lado, nuestros informativos han transmitido diversos reportajes sobre el caso de las mujeres muertas en el Estado de México y las agresiones entre policías y manifestantes en Atenco se transmitieron en vivo y en directo. El reportaje del fallecimiento de la señora Pretellini se relató en los términos en los que lo informó la autoridad. Si Aristegui y Villamil tuvieran pruebas para sustentar otra versión de los hechos valdría la pena que las exhibieran y las presentaran ante las autoridades.

En cuanto a Jenaro Villamil ¿qué podemos esperar de la veracidad de su contenido? Un “periodista de consigna” que ni siquiera conoce los nombres de los ejecutivos de Televisa, empresa a la que lleva “investigando” tantos años. Aquí algunos ejemplos: Villamil menciona a José Gastón en lugar de José Bastón (Proceso 1682) y a Adolfo de Angoitia en lugar de Alfonso de Angoitia (Proceso 1701). Un ejemplo más: Villamil “descubre” (Proceso 1575) que Leopoldo Gómez, actual Vicepresidente de Noticieros, es hermano de Bernardo Gómez, Vicepresidente Ejecutivo. Una mentira más. La coincidencia de apellidos no asegura que sean parientes, como no lo son. Ninguno de estos errores se puede justificar bajo una perspectiva de periodismo de investigación mínimamente documentado.

Villamil lleva años difamando a Televisa por cuenta y orden de la revista Proceso. En este sentido, Andrés Manuel López Obrador no estaba equivocado cuando en una carta dirigida al director de ese semanario afirmó: “el propósito de estas líneas es expresar mi desacuerdo con la actitud de los duendes que existen en la redacción de la revista Proceso… mi crítica va dirigida a quienes, invocando una supuesta pluralidad, nos calumnian…” (Proceso 1698). Villamil es uno de esos duendes, que hacen de la calumnia un oficio.

Grupo Televisa fija esta postura para que la audiencia de Carmen Aristegui y Jenaro Villamil tenga un verdadero acceso a la información plural, conozca cuáles son las mentiras que divulgan y no esté sujeta a la manipulación interesada.

Responsable de la publicación: Manuel Compeán Palacios, Director General Corporativo de Comunicación, Grupo Televisa.

Vía elsemanario.com.mx

En la “nota final” del desplegado a plana entera se agregan datos sobre montos económicos relacionados al tiempo en el que Carmen Aristegui trabajó en W Radio; por cierto, en esta parte hasta a Javier Solórzano le tocó:

“Carmen Aristegui ha hecho de la diatriba a Televisa su modus vivendi, a pesar de que de 2004 a 2007 su participación en W Radio, empresa filial de esta casa, reportó pérdidas por 9.2 millones de pesos, que sumadas a las de Javier Solórzano entre 2004 y 2005, con quien Aristegui negoció su entrada a la W, ascendieron a 14.5 millones de pesos. Tan solo en 2007, Aristegui recibió un ingreso de 3.6 millones de pesos de esa empresa filial. Además de estas cuestiones financieras, en su oportunidad Grupo Prisa, encargada de la línea editorial de W Radio, explicó que Aristegui salió de la programación debido a que tras un año de conversaciones no hubo posibilidad de acuerdo para que ella se incorporara a un modelo basado en el ‘trabajo en equipo’ y el ‘derecho a la información plural’. Ni rentabilidad, ni trabajo en equipo, ni información plural. Es ahí donde se pueden encontrar las razones de la salida de Aristegui de la W y no en una supuesta ‘conspiración’ de intereses eclesiásticos-empresariales-políticos obsesionados con ‘silenciar su voz’, como ella y sus allegados han sostenido. Nada más alejado de la verdad.

“La insistencia de Aristegui de promover las mentiras de Villamil solo puede entenderse como el pago a las veces que Villamil ‘defendió’ en las páginas de Proceso la salida de Aristegui de su programa de radio, al confundir una decisión de sentido común para una empresa de radio con un supuesto ataque a la libertad de expresión”.




aquí pueden encontrar la replica de Aristegui y Villamil

http://www.mvsnoticias.com/ver_noticia.cfm?id=5394

23 jun. 2009

Versión completa de la carta entregada por Andrés Manuel López Obrador al Consejo de Administración de Televisa

México, D.F. a 23 de junio de 2009


Emilio Azcárraga, Roberto Hernández, Pedro Aspe Armella, Claudio X. González, Germán Larrea, José Antonio Fernández, Alberto Bailleres González, entre otros, integrantes del Consejo de Administración de Televisa:

Me dirijo a ustedes para expresar mi enérgica protesta ante la actitud parcial y tendenciosa que mantiene Televisa en asuntos de interés público y, en particular, en lo que respecta al movimiento que encabezo.

Lo hago ante ustedes por ser dueños de Televisa y porque forman parte de la elite del poder en México. Considero que es legítimo su desacuerdo con mi convicción acerca de que la tragedia nacional es culpa del grupo que ha venido acumulando inmensas riquezas al amparo del poder público y a costa del sufrimiento de la mayoría de los mexicanos. Sin embargo, la actitud asumida por ustedes y expresada en Televisa es a todas luces inmoral y contraria a la libertad y a la democracia.

Televisa ha hecho a un lado la objetividad y el profesionalismo. Ustedes deciden de acuerdo a sus intereses qué informan y qué no informan, a quién promueven y a quién destruyen. En lo que a nosotros corresponde, Televisa se ha dedicado a atacarnos de manera vil. Tal como sucedió recientemente en el caso de Iztapalapa, que manipularon imágenes para mostrarnos como “intolerantes y autoritarios”, sin darnos la oportunidad de explicar nuestras razones y sin abordar el fondo del asunto: la anulación de la candidatura de Clara Brugada a Jefa Delegacional por consigna del poder oligárquico, con la intención de cancelar el derecho del pueblo a elegir libremente a sus autoridades.

De modo que les invito a reflexionar sobre la forma en que Televisa maneja la información, porque es inmoral lo que están haciendo. También les expreso que aunque insistan en destruirnos políticamente, habemos millones de mexicanos dispuestos a hacer valer nuestros derechos ciudadanos y a continuar nuestro movimiento por la vía pacífica y electoral para la transformación del país.

Atentamente



Andrés Manuel López Obrador

22 jun. 2009

21 jun. 2009

Las elecciones iraníes: el timo del robo electoral



Traducido para Rebelión por S. Seguí

“Para los pobres, el cambio significa alimento y empleo, no un código más permisivo en el vestir o el ocio… La política en Irán tiene mucho más que ver con la lucha de clases que con la religión.” Financial Times, editorial (15.6.2009)


Introducción

No hay prácticamente unas elecciones en las que la Casa Blanca tenga algo en juego, en las que la derrota electoral del candidato pro estadounidense no sea denunciada como ilegítima por toda la élite política y de los medios de comunicación. Últimamente, la Casa Blanca y sus seguidores proclamaron que había fraude en las elecciones libres (y supervisadas) celebradas en Venezuela y Gaza, a la vez que celebraban alegremente el éxito electoral en Líbano, a pesar de que la coalición liderada por Hezbolá recibió más del 53% de los votos.

Las elecciones iraníes del pasado 12 de junio son un ejemplo clásico: el candidato nacionalista-populista, Mahmoud Ahmadineyad, recibió el 63,3% de los votos (24,5 millones), mientras que el candidato de la oposición, apoyado por los países occidentales, Hosein Musaví recibía el 34,2% (3,2 millones). Estas elecciones alcanzaron una participación récord de más del 80% del electorado, con un número de votos provenientes del extranjero de 234.812, de los que 111.792 fueron a parar a Musaví y 78.300 a Ahmadineyad. La oposición liderada por Musaví no aceptó la derrota y organizó una serie de manifestaciones masivas que desembocaron en actos de violencia, como quema y destrucción de automóviles, bancos, edificios públicos y confrontaciones armadas con la policía y otras autoridades. Casi todo el espectro de comentaristas occidentales, entre otros los de los principales medios impresos y electrónicos, y los principales sitios Internet de tendencia liberal, izquierdista, libertaria y conservadora, se hicieron eco de la afirmación de la oposición de fraude electoral a gran escala. Los neoconservadores, los conservadores libertarios y los trotskistas se unieron a los sionistas para aclamar a los manifestantes de la oposición como avanzadilla de una revolución democrática. Demócratas y republicanos condenaron al gobierno iraní, se negaron a reconocer los resultados de la votación y dieron respaldo a los esfuerzos de los manifestantes por revocar el resultado electoral. El New York Times, la CNN, el Washington Post, el ministerio de Asuntos Exteriores de Israel y todos los líderes de las principales organizaciones judías estadounidenses pidieron sanciones más duras contra Irán y anunciaron la defunción del diálogo propuesto por el presidente Obama con Irán.

El timo del fraude electoral

Los líderes occidentales rechazaron los resultados porque sabían que su candidato reformista no podía perder… Durante meses publicaron diariamente entrevistas, editoriales e informes desde el terreno detallando los fallos del gobierno de Mahmoud Ahmadineyad y citando el apoyo aportado por los clérigos, ex funcionarios, comerciantes y sobre todo mujeres y jóvenes urbanos que hablan inglés, con el fin de probar que Hosein Musaví iba a ganar con toda facilidad. La victoria de éste se describía como la de las voces de la moderación, es decir, la versión de la Casa Blanca de este vacío tópico. Destacados académicos progresistas dedujeron que el recuento de los votos fue fraudulento porque el candidato de la oposición, Musaví, perdió en su propio enclave étnico azerí. Otros académicos aseguraron que el voto joven –basándose en entrevistas con jóvenes universitarios de clase media y alta de los barrios del norte de Teherán– estaban abrumadoramente a favor del candidato reformista.

Lo que resulta asombroso de la condena occidental general de los resultados electorales por fraude es que no hay ni asomo de pruebas sobre papel o fruto de la observación presentadas antes o una semana después del recuento. Durante toda la campaña electoral, no hubo ninguna acusación creíble (o incluso dudosa) de manipulación de votos. Mientras los medios occidentales creían su propia propaganda de una inminente victoria de su candidato, describían un proceso electoral altamente competido, con encendidos debates públicos y niveles sin precedentes de actividad pública, sin ningún obstáculo para el proselitismo. La creencia en una elección libre y abierta era tan fuerte que los líderes y los medios occidentales estaban convencidos de que ganaría su candidato favorito.

Los medios occidentales confiaban en sus reporteros que cubrían las grandes manifestaciones de los seguidores de la oposición, a la vez que ignoraban o quitaban importancia a las favorables a Ahmadineyad. Peor aún, los medios occidentales no prestaban atención a la composición de clase de las diferentes manifestaciones, sin percatarse de que el candidato presidente recibía el apoyo de la mucho más numerosa clase trabajadora pobre, los campesinos, los artesanos y los funcionarios, mientras que el grueso de las manifestaciones de la oposición estaba formado por estudiantes de clase media y alta y miembros de la clase profesional y de negocios.

Además, la mayor parte de las proyecciones de los líderes de opinión y reporteros occidentales basados en Teherán eran extrapolaciones de sus observaciones en la capital, y pocos fueron los que se aventuraron en las provincias, las poblaciones pequeñas y medias y los pueblos, donde Mahmoud Ahmadineyad tiene su base de apoyo. Asimismo, los seguidores de la oposición eran una minoría de estudiantes fácilmente movilizables para realizar actividades de calle, mientras que el apoyo de Mahmoud Ahmadineyad contaba con la mayoría de los jóvenes trabajadores, hombres y mujeres, y amas de casa, que expresaron su opinión ante las urnas y no tenían tiempo o ganas de participar en la política de la calle.

Una serie de expertos periodísticos, entre otros Gideon Rachman del Financial Times, afirma como evidencia del fraude electoral el hecho de que Mahmoud Ahmadineyad consiguiera el 63% de los votos en una provincia de lengua azerí, contra su oponente Musaví, de la etnia azerí. La suposición simplista es que la identidad étnica o la pertenencia a un grupo lingüístico es la única explicación posible del comportamiento electoral, y no otros intereses sociales o de clase. Una mirada más atenta al comportamiento electoral en la región de Azerbayán oriental iraní revela que Musaví ganó sólo en la ciudad de Shabestar entre las clases alta y media (y solo por un estrecho margen), mientras que fue derrotado estrepitosamente en las zonas rurales, en las que las políticas redistributivas del gobierno han contribuido a que los azeríes se librasen de las deudas, obtuviesen créditos asequibles y préstamos para los campesinos. Musaví ganó, es cierto, en la región de Azerbayán occidental, donde utilizó sus vínculos étnicos para conseguir el voto urbano. En la provincia de Teherán, densamente poblada, Musaví ganó a Mahmoud Ahmadineyad en los centros urbanos de Teherán y Shemiranat gracias a los votos de los distritos de clase media y alta, mientras que perdió por mucha diferencia en los suburbios cercanos de clase trabajadora, las pequeñas ciudades y las zonas rurales.

El énfasis en el voto étnico, superficial y distorsionado, que aportan los colaboradores del Financial Times y del New York Times para justificar que la victoria de Ahmadineyad se debe al “robo de votos” es equiparable a la negativa deliberada de los medios de comunicación a reconocer una encuesta de opinión, rigurosa y de ámbito nacional, llevada a cabo por dos expertos estadounidenses tres semanas antes de las elecciones, que mostró que Mahmoud Ahmadineyad tenía a su favor un porcentaje de votos de dos a uno, más incluso que el obtenido en su victoria electoral del 12 de junio. La encuesta reveló que entre los azeríes Ahmadineyad superaba en una proporción de dos a uno a Musaví, demostrando así cómo los intereses de clase representados por uno de los candidatos pueden vencer la identificación étnica del otro candidato (Washington Post 15.6.2009). El único grupo que apoyó decididamente a Musaví fue el de los estudiantes y licenciados universitarios, los comerciantes propietarios y la clase media alta. El voto de los jóvenes, que los medios occidentales presentaron como pro reformistas, fueron una clara minoría inferior al 30%, pero venían de un grupo privilegiado, conocedor de la lengua inglesa y con capacidad para hacerse oír, que gozó del monopolio de los medios occidentales. Su presencia abrumadora en las noticias de prensa occidentales creó lo que se ha calificado de síndrome del norte de Teherán, en referencia al confortable enclave de la clase alta de donde vienen muchos de estos estudiantes. Aunque sepan expresarse, vistan bien y hablen inglés correctamente, fueron vencidos con claridad en el secreto de la cabina de voto.

En general, Ahmadineyad obtuvo buenos resultados en las provincias petroleras y de la industria petroquímica, lo que podría ser un reflejo de la oposición de los trabajadores de esta industria al programa reformista, que incluye la privatización de empresas públicas. Del mismo modo, el presidente tuvo buenos resultados en las provincias fronterizas con su énfasis en el reforzamiento de la seguridad nacional ante las amenazas estadounidenses e israelíes, a la vista de una escalada de ataques terroristas patrocinados por Estados Unidos a partir de Pakistán, y de incursiones israelíes desde el Kurdistán iraquí, que han matado a docenas de ciudadanos iraníes. El patrocinio y la financiación masiva de los grupos que realizan estos ataques forma parte de la política oficial de EE UU desde el gobierno Bush, que no ha sido repudiada por el presidente Obama, al contrario, se han incrementado en el periodo previo a los comicios.

Lo que los comentadores occidentales y sus protegidos iraníes han ignorado es el fuerte impacto que las devastadoras guerras y ocupación de Iraq y Afganistán han tenido en la opinión pública iraní. La decidida postura de Mahmoud Ahmadineyad en materia de defensa contrasta con las adoptadas por muchos de los propagandistas de campaña de la ocupación, débiles y pro occidentales.

La gran mayoría de votantes de Ahmadineyad probablemente pensaron que los intereses de seguridad nacional, la integridad del país y el sistema de seguridad social, con todos sus defectos y excesos, estarían mejor defendidos y mejorarían con éste que con unos tecnócratas de clase alta apoyados por una juventud privilegiada pro occidental que anteponen los estilos de vida individuales a los valores comunitarios y la solidaridad.

La demografía de la votación revela una auténtica polarización de clase que ha enfrentado a un grupo de individualistas capitalistas de alto nivel de ingreso y orientación librecambista con una clase trabajadora de bajos ingresos, defensores de base de la economía moral en la que la usura y el beneficio están limitados por preceptos religiosos. Los abiertos ataques por parte de economistas de la oposición a los gastos sociales del gobierno, el crédito fácil y las altas subvenciones para los productos básicos de alimentación no han contribuido a congraciarlos con la mayoría de los iraníes que se benefician de dichos programas. Del Estado persiste la imagen de protector y benefactor de los trabajadores pobres contra el mercado, que representa la riqueza, el poder, el privilegio y la corrupción. Los ataques de la oposición contra la intransigente política exterior y posiciones que alienan a Occidente sólo fueron bien acogidos entre los estudiantes universitarios liberales y los grupos de negocios de importación y exportación. Para muchos iraníes, el rearme militar del régimen es visto como lo que impide un ataque estadounidense o israelí.

La escala del déficit electoral de la oposición debería indicarnos hasta qué punto está fuera de contacto con las preocupaciones vitales de su propia gente. Debería recordarles también que al acercarse a la opinión occidental se han alejado de los intereses cotidianos de seguridad, alojamiento, empleo y alimentos subvencionados que hacen la vida tolerable a los que viven por debajo del nivel de la clase media y fuera de las privilegiadas puertas de la Universidad de Teherán.

El éxito electoral de Ahmadineyad, visto en una perspectiva histórica comparada, no debería ser una sorpresa. En competiciones electorales similares en que se han enfrentado nacionalistas-populistas contra liberales pro occidentales, los populistas han ganado. Ejemplos del pasado serían Juan Domingo Perón, en Argentina, y, más recientemente, Hugo Chávez, en Venezuela, Evo Morales, en Bolivia, e incluso Lula da Silva, en Brasil, todos los cuales han demostrado su capacidad para conseguirse en torno o por encima del 60% de los votos en elecciones libres. Las mayorías votantes de estos países prefieren la seguridad social a los mercados sin trabas y la seguridad nacional al alineamiento con los imperios militares.

Las consecuencias de la victoria electoral de Mahmoud Ahmadineyad están abiertas a discusión. Estados Unidos puede sacar en conclusión que seguir apoyando a una minoría dotada de voz pero duramente derrotada tiene pocas perspectivas de conseguir concesiones en materia de enriquecimiento nuclear o de abandono del apoyo de Irán a Hezbolá y Hamás. Un enfoque realista sería abrir unas conversaciones amplias con Irán, y reconocer, tal como el senador John Kerry destacó recientemente, que el enriquecimiento de uranio no constituye una amenaza existencial para nadie. Este enfoque sería radicalmente diferente del de los sionistas estadounidenses instalados en el gobierno de Obama, que siguen la línea de Israel de promover una guerra preventiva con Irán y utilizar el espúreo argumento de que no hay negociación posible con un gobierno ilegítimo en Teherán, que ha robado las elecciones.

Acontecimientos recientes sugieren que los líderes políticos europeos, y algunos de Washington, no aceptan la argumentación de los medios sionistas de que ha habido elecciones robadas. La Casa Blanca no ha suspendido su oferta de negociaciones con el gobierno recién reelegido, pero se ha centrado en cambio en la represión de los opositores (y no en el recuento de votos). Del mismo modo, los 27 países que forman la Unión Europea han expresado su “seria preocupación por la violencia” y han instado a que “las aspiraciones del pueblo iraní se cumplan por medios pacíficos y se respete la libertad de expresión.” (Financial Times, 16.6.2009, p.4). Excepto Nicolas Sarkozy, ningún líder de la UE ha puesto en cuestión el resultado de los comicios.

El comodín en este epílogo de las elecciones es la respuesta israelí: Netanyahu ha indicado a sus seguidores sionistas estadounidenses que deben utilizar el timo del fraude electoral para ejercer una presión máxima sobre el gobierno de Obama para que ponga fin a todos sus planes de reunirse con el gobierno reelegido de Ahmadineyad.

Paradójicamente, los comentadores de Estados Unidos –de izquierda, derecha y centro– que se han tragado el timo del fraude electoral proporcionan, sin proponérselo, a Netanyahu y sus seguidores estadounidenses argumentos y mentiras: donde ven guerras religiosas, nosotros vemos lucha de clases; donde ven fraude electoral, vemos desestabilización imperial.



James Petras es especialista de la política sionista estadounidense y analista de la prensa judía israelí y estadounidense. Es también autor de Zionism, Militarism and the Decline of US Power, Clarity Press 2008

S. Seguí es miembro de Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y la fuente.

La “Revolución Verde”: El guión se ha activado de nuevo; esta vez en Irán


Revisado para Rebelión por Caty R.

EL SET

Color: Verde

Eslogan: “¿Dónde está mi voto?”

Actores Principales: Estudiantes y jóvenes de clase media y alta, dirigentes de oposición, medios de comunicación internacionales, nuevas tecnologías (Twitter, Youtube, celulares, mensajes de texto, Internet).

Actores Secundarios: Organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales, Departamento de Estado de Estados Unidos, Freedom House, Centro para la aplicación de la acción no violenta “CANVAS” (antiguo OTPOR), Centro para el Conflicto Internacional No Violento (ICNC), Instituto Albert Einstein, Pentágono, Misión Especial de la Dirección Nacional de Inteligencia de EEUU para Irán.

Escenario: Elecciones presidenciales; el candidato oficialista, Mahmud Ahmadinejad, el actual presidente que mantiene una línea muy dura contra el imperialismo estadounidense y el sionismo israelí y disfruta de un alto grado de popularidad entre las clases populares iraníes por su enfoque e inversión en programas sociales, gana con el 63% del voto; el candidato de la oposición, Mir Hossein Musavi, de clase media-alta, quien prometía (en inglés) durante la campaña que su elección como presidente aseguraría “un nuevo saludo al mundo”, frase que indicaba que cambiará la política exterior con respecto a Washington, perdió por más de 15 puntos; la oposición denuncia fraude electoral y pide el apoyo de la comunidad internacional para intervenir; los estudiantes se manifiestan en las calles, en las zonas de clase media y alta de la capital, Teherán; dicen que son “no violentas”, pero provocan reacciones represivas del Estado con acciones agresivas y luego denuncian presuntas violaciones de sus derechos ante los medios internacionales; dicen que el presidente electo es un “dictador”.

Lugar: Irán, el cuarto productor de petróleo del mundo y el segundo en reservas de gas natural. En plena flagrancia del embargo comercial impuesto por Washington, China firmó un acuerdo con Irán en el año 2004, por un valor de 200.000 millones de dólares, para la compra de gas natural iraní durante los próximos 25 años. En los últimos cuatro años, Irán ha estrechado sus relaciones comerciales con los países de América Latina, a pesar de las amenazas de Washington, y actualmente desarrolla tecnología nuclear con fines pacíficos.

¿Les suena familiar? A los venezolanos y venezolanas que ya llevamos viviendo tres años en este escenario, sin duda ninguna. Las llamadas “revoluciones de colores” o “golpes suaves”, que empezaron en Serbia en el año 2000, con resultado del derrocamiento y satanización de Slobodan Milosevic, y después pasaron por Georgia, Ucrania, Kirgistán, Líbano, Bielorrusia, Indonesia y Venezuela, siempre con la intención de cambiar “regímenes” no favorables a los intereses de Washington por gobiernos “más amistosos”, ahora han llegado a Irán. El guión es idéntico. Un color, un logotipo, un eslogan, un grupo de estudiantes y jóvenes de clase media, un proceso electoral, un candidato pro estadounidense y un país lleno de recursos estratégicos con un gobierno que no se subordina a la agenda imperial. Siempre son las mismas ONG y agencias extranjeras las que apoyan, financian y promueven la estrategia proporcionando aportaciones financieras y formación estratégica a los grupos estudiantiles para que ellos ejecuten el plan. Donde quiera que haya una “revolución de colores” se encuentran también la USAID, el National Endowment for Demcoracy, Freedom House, el Centro Internacional para el Conflicto No Violento, CANVAS (antiguo OTPOR), el Instituto Albert Einstein, el Instituto Republicano Internacional y el Instituto Demócrata Nacional, por nombrar algunos.

Fíjense en este texto, titulado “El guión no violento para Irán”, escrito por el ex director del Instituto Albert Einstein, fundador del Centro Internacional para el Conflicto No Violento (ICNC) y presidente de Freedom House, Peter Ackerman, y su colega, coautor del libro “Una Fuerza Más Poderosa: Un Siglo del Conflicto No Violento” y director del ICNC, Jack DuVall, quien también es un experto en propaganda y cofundador del Instituto Arlington, junto con el ex director de la CIA, James Woolsey:

“…Manifestaciones recientemente renovadas, lideradas por estudiantes en Teherán, deben acelerar en Washington el debate sobre Irán. Están haciendo dos preguntas: ¿Las manifestaciones pueden producir un cambio de régimen?, y ¿qué clase de apoyo externo ayudaría?

La historia de los movimientos civiles, como el que actualmente se está fomentando en Irán, evidencia que el calentamiento de la calle no es suficiente para derrocar un gobierno. Si la asistencia de Estados Unidos meramente aporta más leña al fuego y la oposición interna no trabaja para debilitar las fuentes reales del poder del régimen, no funcionará.

La lucha exitosa del movimiento civil tiene el objetivo de promover la ingobernabilidad por medio de las huelgas, el boicot, la desobediencia civil y otras tácticas no violentas –además de las protestas masivas– debilitando y destruyendo los pilares que apoyan al gobierno. Esto es posible en Irán…

Los acontecimientos en Irán se parecen a los de Serbia justo antes de que un movimiento dirigido por estudiantes derrotase a Slobodan Milosevic. Su régimen había alienado no solamente a los estudiantes, sino también a la mayoría de la clase media… La clase política también estaba dividida y muchos estaban cansados del dictador. Viendo su oportunidad, la oposición se movilizó para separar al régimen de sus fuentes de poder…”

Lo más revelador de ese artículo no es sólo su obvia visión intervencionista que busca promover un golpe de estado en Irán, sino que se escribió el 22 de Julio de 2003, hace casi seis años (ver original: http://www.nonviolent-conflict.org/rscs_csmArticle.shtml). Seis años durante los cuales la organización de Ackerman y DuVall, junto con sus socios, CANVAS en Belgrado y el Instituto Albert Einstein en Boston, EEUU, han estado trabajando para formar y capacitar a grupos de estudiantes en Irán en las técnicas del golpe suave, con financiamiento de la NED, Freedom House y las agencias del Departamento de Estado. No es casualidad que CANVAS, compuesto por los líderes del grupo OTPOR de Serbia que derrocó a Milosevic, comenzase a publicar sus materiales hace poco en farsi y árabe. Una de sus publicaciones principales, realizada con financiamiento del Departamento de Estado de EEUU a través del Instituto Estadounidense de la Paz, titulada “La Lucha No Violenta: Los 50 Puntos Críticos”, está considerado como “un manual de campo para llevar a cabo una lucha estratégica no violenta, que ofrece una variedad de información práctica…” Es un libro electrónico dirigido a una audiencia juvenil, evidenciado por sus gráficos, diseño y lenguaje joven. Escrito originalmente en serbio, durante el último año se ha traducido al inglés, español, francés, árabe y farsi (idioma hablado en Irán). Versión en farsi aquí: http://www.canvasopedia.org/files/various/50CP_Farsi.pdf.

Este libro es una versión moderna, con un diseño más atractivo para la juventud, del libro original escrito por el gurú de la lucha “civil” para cambiar regímenes no favorables a Washington: Gene Sharp. Su libro, “Derrocando a un dictador”, que también se convirtió en una película producida por Ackerman y DuVall, se ha utilizado en todas las revoluciones de colores en Europa Oriental, y hasta en Venezuela, y está considerado por los movimientos estudiantiles como su “biblia”. La introducción del libro de CANVAS explica: “Este libro es el primero que aplica la acción estratégica no violenta a campañas reales. Las técnicas presentadas a lo largo de los próximos 15 capítulos han tenido éxito en muchos lugares del mundo… Este libro contiene lecciones aprendidas a través de varias largas y difíciles luchas no violentas contra regímenes no democráticos y opositores a las libertades humanas básicas… Los autores esperan y creen que comunicarle estos puntos cruciales siguiendo este formato, le ayudará a hacer más operativa la acción estratégica no violenta, con el fin de que recupere sus derechos, supere la represión, resista la ocupación y alcance la democracia o establezca justicia en su tierra; previniendo que este siglo sea otra ‘Era de los extremos’”.

Obviamente, no es una coincidencia que el libro salga en farsi y árabe justo meses antes de las elecciones presidenciales de Irán, considerando que estas organizaciones ya han venido trabajando con la oposición iraní para preparar el escenario del conflicto. Y ahora, vemos el contenido y los objetivos de este libro en pleno desarrollo dentro del territorio iraní. (También es interesante señalar que la edición española salió justo antes de referéndum constitucional en Venezuela, en febrero de 2009, y la traducción fue realizada por una organización mexicana desconocida: “No violencia en Acción” (NOVA), país en el que últimamente ha llevado una larga estadía el ex dirigente estudiantil venezolano Yon Goicochea, quien ha recibido entrenamiento y financiamiento de los grupos extranjeros anteriormente mencionados).

Adicionalmente, la gran agencia de desestabilización, el National Endowment for Democracy (NED) también ha trabajado activamente para desestabilizar la revolución iraní e imponer un régimen favorable a los intereses de Washington. Después de las elecciones presidenciales en Irán en el año 2005, la entonces secretaria de Estado Condoleezza Rice anunció la creación de una nueva Oficina para Asuntos Iraníes, con un presupuesto inicial de 85 millones de dólares aprobado por el Congreso estadounidense. Gran parte de ese dinero se orientó hacia el trabajo de la NED y Freedom House, que ya estaban financiando algunos grupos dentro y fuera de Irán que trabajaban diseminando información sobre los abusos de derechos humanos en Irán y la formación de periodistas “independientes”, entre otros asuntos. Organizaciones como la Asociación de Maestros de Irán (ITA) han recibido financiamiento de la NED desde el año 1991 para promover la publicación de una revista política que aportaba ideas para la construcción de un Irán “democrático”. También la Fundación para un Irán Democrático (FDI), basada en Estados Unidos, ha sido uno de los principales receptores de los fondos de la NED. Su trabajo se ha orientado hacia el campo de los derechos humanos, principalmente para proyectar al gobierno iraní como violador de los derechos de sus ciudadanos. Esta organización está estrechamente vinculada con los institutos de la ultraderecha en Estados Unidos, como el American Enterprise Institute y el Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, que han sido los impulsores de las guerras en Oriente Medio*

La NED también ha financiado grupos como la Fundación Abdorrahman Boroumand (ABF), una ONG que supuestamente promueve derechos humanos y democracia en Irán. Esta organización se ha encargado de crear páginas web y bibliotecas electrónicas sobre derechos humanos y democracia. En 2003, ABF recibió un fondo de 150.000 dólares para un proyecto titulado “La transición a la democracia en Irán”. Durante el año 2007, ABF recibió 140.000 dólares para “crear conciencia sobre las ejecuciones políticas desde el comienzo de la revolución iraní en 1979, promover la democracia y los derechos humanos entre ciudadanos y fortalecer la capacidad organizativa de la sociedad civil.” También se encargaron de “contratar un asesor de comunicaciones y conducir campañas mediáticas”. Cantidades de dinero no reveladas públicamente por la NED se han entregado a diferentes ONG durante los años 2007-2009, para “construir un apoyo internacional para las ONG y los activistas de derechos humanos nacionales… facilitar la capacidad de la sociedad civil iraní y los representantes de los medios de comunicación para relacionarse y comunicar con la comunidad internacional…”

Adicionalmente, los grupos claves de la NED, como el Centro de Solidaridad Laboral Americano (ACILS), que en Venezuela ha financiado el sindicato golpista de la oposición, la Confederación de Trabajadores Venezolanos (CTV), han financiado y asesorado al “movimiento obrero independiente” en Irán desde 2005. También el Instituto Republicano Internacional (IRI) ha recibido fondos de la NED para “vincular activistas políticos en Irán con reformistas en otros países” y “fortalecer su capacidad de comunicación y organización”. Son las mismas actividades y las mismas agencias de Washington que conducen estas acciones intervencionistas en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y otros países donde en la actualidad Estados Unidos busca promover un cambio de gobierno por otro más favorable a sus intereses.

La manipulación mediática sobre lo que ocurre actualmente en Irán también sigue un guión. En Venezuela, cuando el presidente Chávez ganó las elecciones presidenciales en 2006 con el 64% del voto y más del 75% de participación popular, la oposición gritó fraude (como hacen en todos los procesos electorales que pierden) y recibieron cobertura mediática para formular y promover sus denuncias, pese a que no presentaban ninguna prueba para fundamentar sus acusaciones. Esa presencia mediática simplemente funciona para seguir promoviendo matrices de opinión que pretenden satanizar al presidente Chávez, clasificándolo como un dictador, y desacreditar al gobierno venezolano, para luego justificar cualquier intervención extranjera.

En el caso de Irán, en la actualidad vemos titulares como, “Protestas en Europa contra el voto en Irán” (AP), “Gran manifestación de luto en Teherán” (Reuters), “Khamenei v. Mousavi” (Atlantic Online), “La prensa ve una ‘prueba verdadera’ para Irán” (BBC), “Nuevo análisis indica fraude” (Washington Post), “Biden expresa ‘dudas’ sobre las elecciones en Irán” (CNN 14/06/2009), y “Analistas revisan resultados ‘ambiguos’ en Irán” (CNN 16/06/2009). Los titulares dan la impresión de un posible fraude electoral en Irán, justificando entonces las protestas violentas de la oposición, pese a que Ahmadinejad ganó con una victoria contundente, el 63% del voto, diez puntos más de lo que consiguió Obama en Estados Unidos el pasado mes de noviembre. Para explicar la reacción mediática, según el ex oficial de la CIA encargado de la región de Oriente Medio Robert Baer, “la mayoría de las manifestaciones y protestas que se ven en las noticias están ubicadas en la zona norte de Teherán y cerca de la Universidad de Teherán… Éstos son, principalmente, sectores donde vive la clase media liberal iraní. También son sectores que sin duda votaron por Mir Hossein Mousavi, el rival del presidente Mahmud Ahmadinejad, quien ahora denuncia que la elección fue robada. Pero aún no hemos visto imágenes del sur de Teherán, donde viven los pobres… Durante demasiados años, los medios occidentales han visto a Irán a través del espejo de la clase media liberal iraní –una comunidad adicta a Internet y a la música estadounidense, que tiene más posibilidades de hablar con la prensa occidental y que dispone de dinero para comprar pasajes a París o Los Ángeles… pero, ¿representa al auténtico Irán?”.

Baer, en un artículo publicado en la Revista Time**, afirma que “una de las pocas encuestas fiables, elaborada por encuestadores occidentales durante los últimos días de la campaña, daba la victoria a Ahmadinejad –con porcentajes aún más altos del 63% que consiguió-… La encuesta se realizó por todo Irán y no sólo en las zonas de la clase media”.

* http://www.zmag.org/znet/viewArticle/2501
** “Don’t Assume Ahmadinejad Really Lost”, Time online, 16 de junio de 2009.

18 jun. 2009

El Manifiesto Desastre: un monstruo sin nombre.

A ver aver ¿cómo comienzo? Tengo poco tiempo, pero creo que debo de decirlo. Después de algunos meses (grandes lapsos de inactividad) terminé de ver, lo que podría considerar una obra maestra de la narrativa visual. esta es mi reflexión de la obra en general, no del final (porque eso puede arruinarselos)

Sé que algunos critican la afición a los “dibujitos” que puede tener un adulto, pero na, aquellos que piensan eso se quedaron en una generación de animaciones cómicas y de pastelazo, pero no vieron la evolución que tuvo esta en Japón. El anime japonés (redundancia, porque al decir “anime” ya lleva implícito el que sea de Japón) pertenece a una visión cultural que busca el más allá dentro de un relato visual, no son dibujitos, son historias en sí.

74 episodios, una versión de El fugitivo dónde al final, en 10 minutos, cobra sentido un orden narrativo larguísimo que narra la historia de “alguien” que se convierte en un Tyler Durdent que lleva más allá el deseo de Durdent: caos.

En la mente de este “alguien” la naturaleza agresiva del ser humano será su arma para buscar un objetivo fundamental. Obviamente no diré los giros dentro de la historia, ni el desenlace ni lo que se espera de éste. Pero sí diré algo, Monster no es un dibujito, es un trhiller detectivesco que se desenvuelve en una Alemania post-comunista en el que se entrelazan varias historias, varios pasados, varios presentes, pero ningún futuro, todos ellos girando alrededor de una especie anticristo (pero sin serlo) cuyo único némesis (el único que puede ver el “paisaje final” del monstruo) lo persigue infructuosamente por todo el país deseando “terminar” con él.

La historia del Doctor Kenzo Tenma y el monstruo se asemeja a una especie de duelo épico en la que uno de ellos tiene a todas las fuerzas del bien de su lado, pero igual perderá, “ganarás la guerra, pero perderás todas las batallas” le dice Maria Magdalena a Jesus en el Evangelio… de Saramago. Y puede que en esto se resuma toda la historia. La tentación de lo imposible, el deseo de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal y estar más allá de esta. Perderte, desaparecer, olvidar tu nombre en pro de un objetivo que no sabes cuál, pero sí como llegarás a él.

El miedo, el miedo a existir, el deseo de borrar todo lo relacionado contigo, el miedo a ti mismo y la mano que te guía a borrar tu propio nombre; esa es la historia esencial de Monster. El miedo de un niño, su cariño por todos y su deseo de borrarlos. El último acto se puede asimilar a Frodo luchando contra Gollum por el anillo único en Mordor. Donde dos seres antagónicos pero con el mismo objetivo se enfrentan en un duelo donde ninguno tiene que perder, en el que el buen samaritano descubre tiempo después que al que salvó era al mismísimo demonio, pero un demonio como el de Milton, solitario, que desea envolver en esa soledad a la humanidad. Como dijo una critica que leí acerca del anime “La obra maestra del terror psicológico” y no es mentira, francamente demasiadas series gringas (menos House) desearían tal calidad narrativa, complejidad en la historia y personajes tan diferentes entre ellos (una mención honorifica a Nina), pero con tal vez el mejor villano que he visto junto con Sephiroth de Final Fantasy VII, su nombre, no importa, él es un monstruo sin nombre.



P.D. gracias a quién me la mostró por primera vez y me obligó a verla :P

16 jun. 2009

Riamonos de Hitler 11 (Macrobus)

a ver, hasta al furer (sí, sin dieresis) le caga

15 jun. 2009

No lo pruebes, no funciona!!

tal vez te han llegado, tal vez lo has mandado, pero sí, amigo, te advierto que estos programas, llamados por la lengua popular "virus" o "troyanos" (que en materia conceptual no son lo mismo) lo que hacen es mandarte a una pagina web falsa (llamada Mirror) en la que te pedirán tus datos (a veces trabajan con tu paranoia de "¿me tendrá agregado?" y provocan que en ese deseo (muy malo por cierto) quieras ver las acciones de tus camaradas por medio de un "¿quién te agregó?, o es tal tu morbo de poder acceder a las cuentas de otros que das tu clave y nombre de usuario. ajá, camarada, commrade o hommie (bien de cholo o plancha), lo que hacen estos correos es como dije, seducirte con sus palabras, pedirte que aceptes la primera copa, tú les das tu número de tarjeta de crédito y tu contraseña e inmediatamente terminas en un hotel de Aruba en una piscina llena de hielo y sin un riñon.
lamento decirte que, como Maddof el esquema de la piramide pasó contigo, no solo entregaste tu inversión (nombre de cuenta y clave) sino que mandaste un correo a tus contactos que "esparcieron" la idea de que tú ya puedes hacer lo que ellos no y, por lo tanto, hacer uqe ellos quieran hacerlo. y así, mandaste tu credibilidad por la internét para que algunos (estadisticamente siempre cae gente) hagan lo mismo y les llegue a los correos de sus contactos la misma invitación y creamos el circulo vicioso de la cadena.
todo esto amigo es con una razón:
¡¡ME CAGA QUE ME MANDEN CORRREOS CADENA!!

13 jun. 2009

¿qué hace cuando un zombie ataca?

si tan solo hubieramos tenido esta información en el ataque zombie

11 jun. 2009

El sueño de la mayoria

José Rilla

La Constitución que nos rige lo prevé y tal vez lo estimula. Que toda la disputa política y electoral se ordene alrededor de la pregunta ¿quién gana? Pero más precisamente, ¿quién será el presidente? Todos los recursos se ponen al servicio de esta empresa titánica: los candidatos, la publicidad, el dinero, los argumentos, todo apuntando al supuesto premio mayor.

La noche de la victoria presidencial se celebra como pocas, pero hay razones para pensar que el ungido no la duerme bien. Si ganó en la primera vuelta, en octubre, apoya la cabeza en la almohada y piensa: tengo una mayoría absoluta, 50%+1, cuento con el Parlamento a favor: si no aprovecho la circunstancia mayoritaria el tiempo me comerá los talones. Y piensa además, con sagacidad: si ganar fue difícil, gobernar lo será más, entre otras razones porque lo que se aprende en la competencia electoral no es demasiado útil para administrar, decidir, legislar, gastar, invertir, controlar. El presidente alcanza a dormirse por un rato cuando lo vence una tentación ilusoria, la de hacer uso y abuso de la mayoría. ¿Quién manda al fin y al cabo?

Si gana en la segunda vuelta le costará más aun conciliar el sueño: tengo la presidencia con el 50%+ 1, pero el Parlamento elegido un mes antes no me sigue, es un espejo de la opinión ciudadana distribuida en partidos diferentes, proporcionalmente representados en las bancas de diputados y senadores. Tengo mayoría como presidente, no tengo mayoría como gobernante salvo que trabaje como primer ministro, cosa que no puedo hacer porque no soy parlamentario. Habrá que negociar, ¡cuánto trabajo!

Durante la última década hemos probado ambas experiencias: Tabaré Vázquez ganó en primera vuelta, con mayoría parlamentaria; Jorge Batlle ganó en segunda vuelta y debió armar una mayoría para triunfar y gobernar. Se puede discutir mucho acerca del desempeño de cada gobierno, el de Batlle con la crisis al principio y el de Vázquez con la crisis al final. No es el motivo ahora de este comentario. Prefiero una pregunta mas gruesa.

¿Qué es mejor? En la vida democrática “mejor” no tiene demasiada relación con los resultados sino con los procedimientos que permiten llegar a resultados. La democracia no será buena porque resuelva la miseria, construya escuelas y hospitales, atraiga inversiones y frene la emigración; será buena si esas u otras cosas son el producto de una forma de tomar decisiones, de un modo de administrar la discrepancia y la competencia, de combinar los esfuerzos de mayorías y minorías, de organizar la participación, responsabilidad, representación. La buena democracia depende de la calidad de las discusiones, del compromiso entre quienes ganan y pierden. La buena democracia produce buenos ciudadanos, y viceversa. Este es un largo y varias veces interrumpido aprendizaje que lleva más de dos mil años.

Tentados por Lord Acton podríamos sostener que la mayoría absoluta corrompe absolutamente. Es una exageración pero sirve para avisarnos de un peligro. Si la opinión ciudadana luce polarizada y la diferencia@*por ejemplo- entre frentistas y blancos se parece cada vez más a la de buenos y malos, puros e impuros (ponga el lector el orden que le guste), la mayoría absoluta para cualquiera de ellos construye las condiciones ideales para una fragmentación grave de nuestra política, que le niega al otro el derecho a gobernar desde la oposición.

El Uruguay tiene una buena historia de aprendizajes en estas luchas, mucho mejor que la que pueden mostrar Argentina y Brasil. Sin embargo, la amnesia nos va comiendo. Cuando se ambiciona “ganar en primera vuelta” se puede expresar una pretensión sana, desde luego, la de reunir en torno a un programa la mayor cantidad de adhesiones ciudadanas posibles. Para otros@*que predominan, creo- se concibe esa hora de la mayoría absoluta como la decisiva, como la que “da el poder” y allana los obstáculos, la que da un derecho superior. ¿Qué es un buen gobierno? ¿El que nos hace felices, actualiza tiempos idos y mejores, espanta tiempos idos y peores? Esa es la respuesta más fácil y por lo tanto sospechosa; por una vez deberíamos pensar que la calidad del gobierno depende de la forma como están distribuidos el poder y la representación y que eso influye en la forma como seleccionamos, estudiamos y resolvemos nuestros problemas.

10 jun. 2009

la modernidad en el juego del gusanito.

Jaja, yo que me saco de onda con el celular.

9 jun. 2009

Bicentenario: memoria e indiferencia

Patente de Corso

ARTURO PÉREZ-REVERTE | XLSemanal | 07 de Junio de 2009

Entristece comprobar cómo transcurre en España el bicentenario de acontecimientos relacionados con la guerra de la Independencia, en el supuesto –no tengo la certeza absoluta– de que aún la llamen así los libros de texto. Si algo caracteriza el asunto es el desinterés institucional y el carácter local, casi privado, de cada acto. Un ayuntamiento, un colegio, un grupo de aficionados a la historia de su pueblo, convencen a las autoridades, consiguen una modesta financiación y, a fuerza de entusiasmo y tesón, la iniciativa sale adelante: La Albuera, Bailén, La Coruña. O no sale. A veces tropieza con muros de incomprensión o recelo. A no pocos imbéciles, recordar batallas les suena a militarismo, y recelan de una Historia que ni conocen ni les importa. Otros, los perspicaces, intuyen que esas cosas crean ambiente y dan votos. Entonces se adhieren al proyecto, a veces –seamos justos– con sincero entusiasmo. Pero esto suele ocurrir a escala local. Más arriba, las cosas cambian. Por lo común, para que haya apoyo económico e institucional, el ayuntamiento debe estar regido por el mismo partido político que gobierna la comunidad correspondiente. Si no, la respuesta suele ser la indiferencia más absoluta, se trate de la guerra de la Independencia o de la guerra de las Galaxias. Y del Estado, qué les voy a contar. Ni está ni se le espera. Sobre la comisión para el bicentenario, que con tanta pompa presentó en su momento, huelgan comentarios. A su currículum y actividades me remito.

Luego viene la mala fe y la mezquindad de cada cual. Ejemplo fresco es Gerona: escenario, con Zaragoza, de una de las más tenaces y heroicas defensas contra los franceses. Estos días se puede visitar una exposición que pasa de puntillas por la figura del general Álvarez de Castro y apenas menciona la guerra peninsular. La pasmosa lectura del asunto es que aquello fue un episodio menor de las relaciones bilaterales entre Cataluña y Francia, que la ciudad mejoró una barbaridad bajo la ocupación –casi liberación– napoleónica, y que los oprimidos –por España– payeses y ciudadanos gerundenses se vieron obligados por los militares españoles a defender la ciudad contra su voluntad y sus intereses, en una guerra tonta que ni les iba ni les venía. Poco más o menos. Con un catálogo de la exposición, además, publicado sólo en catalán, con un resumencito al final en francés, inglés y castellano. Para que no haya dudas al respecto.

Con otro asedio ha habido más suerte. En Zaragoza, donde el carácter nacional de aquella guerra no lo discute nadie, la conmemoración del primer sitio francés fue espléndida. Incluyó una recreación histórica que, al principio, el ayuntamiento veía con recelo. Sacar uniformes de época, banderas y fusiles a la calle le parecía un alarde militarista y patriotero. Ahora, en vista del éxito de público obtenido –20.000 personas, y la gente encantada–, ha decidido hacerse cargo del asunto el año que viene, sin complejos. Y es que no hay como los votos para revisar conceptos. Otro caso de respuesta popular ha sido el de Medellín, que este año se volcó en el recuerdo de una batalla que, en 1809, costó allí 8.000 muertos a los españoles. Su memoria se honró como Dios manda, gracias a la iniciativa de un humilde profesor de instituto que convenció a sus paisanos. Colaboraron el ministerio de Defensa –que siempre ayuda cuando se lo piden– y las asociaciones napoleónicas. Hoy, un monumento a la paz y a la memoria señala, al fin, ese campo de batalla.

Como ven, pese a todo, hay gente que no se rinde, y arrastra a otros en el sueño de recobrar su memoria histórica, la de todos, borrada por siglos de estupidez e incultura. Un acicate perfecto para que los jóvenes se interesen por libros y museos. Por la huella de lo que fueron y la clave de lo que son. Hay que agradecer ahí el trabajo dignísimo, entusiasta, que hacen las asociaciones napoleónicas españolas; que con sus grupos de recreación histórica, en compañía de aficionados ingleses y franceses, reconstruyen los escenarios en espectáculos brillantes y emotivos. Dan así una lección de Historia viva, y rinden homenaje a los miles de compatriotas que lucharon y murieron en España hace doscientos años. Eso ocurrió en Somosierra el año pasado, gracias al tesón de la asociación de Voluntarios de Madrid; y se repetirá en Talavera dentro de dos semanas, cuando se conmemore la batalla que allí riñeron, en julio de 1809, españoles, ingleses y franceses. Un choque sangriento que acabó en tablas, con casi 15.000 bajas y un regimiento de caballería español, el del Rey, dando una carga sable en mano que los historiadores califican de ‘asombrosa’. Con motivo del bicentenario se han dado allí conferencias y publicado cuadernos didácticos para escolares, se expone una estupenda maqueta que reproduce el lugar, y el domingo 21 de junio está prevista una recreación con tropas uniformadas de época en el campo de batalla. También habrá acto institucional. Esta vez hubo suerte. Como el ayuntamiento es del Pesoe, colabora la Junta de Castilla-La Mancha.



© Santillana Ediciones Generales S.L.
Página desarrollada por TresTristesTigres.com
Optimizada para Internet Explorer 5+, Netscape 6+ y Safari con resolución de 800x600 y 1024x780.
Alfaguara. Santillana Ediciones Generales S.L., Calle Torrelaguna, 60. 28043 Madrid.
Teléfono: 91 7449060. Fax: 91 7449224. Mail: alfaguara@santillana.es
Condiciones de Uso

8 jun. 2009

Calderón en South Park

La serie estadounidense South Park transmitió un capítulo en la Unión Americana donde alude al presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa. El capítulo pudo verse el pasado 15 de abril en la temporada 13.

En el episodio señalan al mandatario de malgastar ‘dinero espacial' robado, después de que los gobiernos de la Tierra decidieran esconder y repartirse el botín, el cual fue robado a su vez a un extraterrestre y deciden no devolverlo a la policía espacial.

El plan va conforme a lo planeado, cuando se descubre que el gobierno mexicano gasta parte del dinero en 32 hospitales y siete parques acuáticos, en alusión a las albercas que instaló el gobierno del DF para la temporada de verano).

Los gastos que realizó México llaman la atención de la policía espacial y llegan a la tierra para investigar el gasto, ya que consideran imposible que un país tan pobre haya podido construir todo eso.

Tras el interrogatorio a uno de los habitantes de una comunidad de la Tierra, uno de ellos llama por teléfono a Calderón para regañarlo y reclamarle por el despilfarro del dinero antes de tiempo.

Es en ese momento cuando la imagen caricaturizada del mandatario mexicano aparece en una oficina, relativamente pobre, con un ventilador de escritorio dañado, viejos archiveros con papeles desordenados, y cuarteaduras en las paredes; con el fondo de un parque acuático a través de una ventana.

Tras este mal ejemplo que hizo el gobierno mexicano, inmediatamente otros países hacen lo mismo y es Japón el siguiente en hacer mal uso del capital extraterrestre y deciden construir robots gigantes.



7 jun. 2009

Bunbury, Feliz Año

Queriamos cambiar el mundo,
porque no estabamos de acuerdo,
como casi ninguno,
al menos eso es lo que espero.

Queriamos tantas cosas,
que siempre las retrazabamos,
sustituyéndolas por otras,
de las que ahora somos esclavos.

Ahora que el año se acaba,
y otro poco de nosotros,
se nos escapa,
es momento de renovar,
las promesas no cumplidas.

Queriamos irnos al sur,
al sol que mas calienta,
tocar rancheras y tangos y blues,
mezclados en mar y tequila,
y apurar cada trago,
creyéndonos inmortales,
y que solo pasaran los años para los demas.

Ahora que el año se acaba,
y otro poco de nosotros,
se nos escapa,
es momento de renovar,
las promesas no cumplidas.


6 jun. 2009

los vaivenes del poder político.

Jonathan Tapia, Adriana Ochoa y Marcelo Beyliss
El Universal

La alternancia política, que llegó a las entidades federativas a finales de la década de los 80 y principios de los 90 del siglo pasado, luego de 70 años de hegemonía política ejercida por un solo partido, obligó a los gobiernos estatales y municipales a ser más eficientes para mantener el control administrativo, o bien, atenerse a figuras políticas de moda para atraer el voto del electorado.

La alternancia política es buena, porque obliga a los gobernantes a volverse más eficientes si es que quieren que su partido perdure, comentó la politóloga regiomontana Miriam Hinojosa Dieck.

De acuerdo con estadísticas electorales que muestran la acción pendular del voto —principalmente y de manera sucesiva hacia el PAN o hacia el PRI—, para los partidos políticos ya no es suficiente su basamento ideológico para conservar los gobiernos municipales o estatales, sino también ejercer un buen gobierno.

Ejemplos de ello se han dado en casi todas las 32 entidades federales, pero ha sido significativa en el estado de Nuevo León, donde la alternancia llegó en 1997, luego de que el priísta Sócrates Rizzo García dejó en 1996 la gubernatura a su compañero de partido, Benjamín Clariond Reyes Retana.

Esta situación llevó a los electores a elegir 14 meses después, en los comicios efectuados el 6 de julio de 1997, al abanderado de Acción Nacional, Fernando Canales Clariond, quien en esa ocasión derrotó al candidato priísta Natividad González Parás.

Canales Clariond no terminó su período constitucional y heredó el cargo a su correligionario Fernando Elizondo Barragán, para formar parte del gabinete del presidente Vicente Fox Quesada. Como resultado de esa discontinuidad, el gobierno de Nuevo León pasó de nuevo al Revolucionario Institucional en el proceso del 6 de julio de 2003, con el triunfo de Natividad González Parás sobre el panista Mauricio Fernández.

Bipartidismo más que pluralidad

Según la politóloga Hinojosa Dieck, catedrática de la Universidad de Monterrey, “ese cambio de fuerzas políticas provoca que cada aspirante de uno u otro partido busque desacreditar a sus opositores o bien, destapar acciones cuestionables ante la opinión pública”, lo que llevaría al estado a la ingobernabilidad.

La experta negó que esos cambios sean parte de un pretendido gobierno de pluralidad. “Yo no veo la pluralidad, ya que la realidad es que sigue siendo un gobierno de bipartidismo, en donde PRI es igual a PAN y viceversa”, añadió.

Factores y votos de castigo

En Sonora, donde el gobierno estatal no ha dejado de ser controlado por el PRI, fenómenos como el “factor Fox” y el voto de castigo fueron fundamentales para los triunfos y derrotas de los partidos políticos en la disputa de las alcaldías.

Cuando Fox ganó la Presidencia en 2000, el Partido Acción Nacional se apoderó de los municipios costeros de Sonora, excepto Puerto Peñasco, y de los del corredor hacia el norte, desde Santa Ana hasta Naco, pasando por Magdalena y Cananea. Con la “ola Fox”, el PAN también se consolidó en el ayuntamiento de Hermosillo.

Sin embargo, en 2003, el PRI recuperó ciudades grandes como Guaymas y Navojoa, aunque perdió Cajeme, donde en 2000 Ricardo Bours Castelo, hermano del actual gobernador del estado, había ganado la alcaldía.

De esta manera, en los últimos tres procesos electorales, los municipios más importantes del estado pasaron de unas manos a otras, sin que se consolidara el pleno dominio. Incluso, en Hermosillo, donde Acción Nacional era invencible, el PRI se impuso en 2006.

Para ello se conjugaron tres factores: un buen candidato, el voto de castigo por fallas municipales y el “factor Bours”, con referencia a la aceptación de la administración ejercida por el gobernador Eduardo Bours Castelo.

Los números

El voto también refleja el ánimo de los electores hacia sus gobernantes, como sucedió en las últimas tres elecciones municipales efectuadas en San Luis Potosí, donde en la disputa por las principales alcaldías hubo importantes altibajos en las urnas.

En 2000, para ganar la alcaldía de San Luis Potosí, Acción Nacional tuvo 106 mil 27 votos, y la conservó con 50 mil 203 tres años después y con 42 mil 142 votos en 2006.

En Ciudad Valles, el priísmo ganó en 2000 la alcaldía con 22 mil 237 votos, contra 18 mil 722 de Acción Nacional, y la perdió tres años después al recibir 19 mil 724 votos contra 21 mil 801 del PAN, partido que la conservó en 2006 con 22 mil 530 votos contra 15 mil 478 del Revolucionario Institucional.

Ejemplo clásico es la alcaldía de Matehuala, donde los panistas ganaron a priístas con 221 votos de diferencia en 2000; la perdieron con 3 mil 336 votos menos que los priístas en 2003 y la recuperaron en 2006 con 12 mil 223 votos de más —20 mil 998 contra 8 mil 675— sobre los priístas.

4 jun. 2009

Informe sobre la crisis

jaja, así vive la élite la crisis mundial

3 jun. 2009

Perdí mi cartera

Carajo, acabo de perder mi cartera y me acabo de enterar que la OEA levantó las sanciones a Cuba ¿qué falta? que ya se acabe este puto día!!

2 jun. 2009

Nocturno a Rosario (Manuel Acuña)

simplemente uno de los mejores poemas que he leído en toda mi vida


Pues bien, yo necesito
decirte que te adoro,
decirte que te quiero
con todo el corazón;
que es mucho lo que sufro,
que es mucho lo que lloro,
que ya no puedo tanto,
y al grito que te imploro
te imploro y te hablo en nombre
de mi última ilusión.
De noche cuando pongo
mis sienes en la almohada,
y hacia otro mundo quiero
mi espíritu volver,
camino mucho, mucho
y al fin de la jornada
las formas de mi madre
se pierden en la nada,
y tú de nuevo vuelves
en mi alma a aparecer.
Comprendo que tus besos
jamás han de ser míos;
comprendo que en tus ojos
no me he de ver jamás;
y te amo, y en mis locos
y ardientes desvaríos
bendigo tus desdenes,
adoro tus desvíos,
y en vez de amarte menos
te quiero mucho más.
A veces pienso en darte
mi eterna despedida,
borrarte en mis recuerdos
y huir de esta pasión;
mas si es en vano todo
y mi alma no te olvida,
¡qué quieres tú que yo haga
pedazo de mi vida;
qué quieres tú que yo haga
con este corazón!
Y luego que ya estaba?
concluido el santuario,
la lámpara encendida
tu velo en el altar,
el sol de la mañana
detrás del campanario,
chispeando las antorchas,
humeando el incensario,
y abierta allá a lo lejos
la puerta del hogar...
Yo quiero que tú sepas
que ya hace muchos días
estoy enfermo y pálido
de tanto no dormir;
que ya se han muerto todas
las esperanzas mías;
que están mis noches negras,
tan negras y sombrías
que ya no sé ni dónde
se alzaba el porvenir.
¡Que hermoso hubiera sido
vivir bajo aquel techo.
los dos unidos siempre
y amándonos los dos;
tú siempre enamorada,
yo siempre satisfecho,
los dos, un alma sola,
los dos, un solo pecho,
y en medio de nosotros
mi madre como un Díos!
¡Figúrate qué hermosas
las horas de la vida!
¡Qué dulce y bello el viaje
por una tierra así!
Y yo soñaba en eso,
mi santa prometida,
y al delirar en eso
con alma estremecida,
pensaba yo en ser bueno
por ti, no más por ti.
Bien sabe Díos que ése era
mi más hermoso sueño,
mi afán y mi esperanza,
mi dicha y mi placer;
¡bien sabe Díos que en nada
cifraba yo mi empeño,
sino en amarte mucho
en el hogar risueño
que me envolvió en sus besos
cuando me vio nacer!
Esa era mi esperanza...
mas ya que a sus fulgores
se opone el hondo abismo
que existe entre los dos,
¡adiós por la última vez,
amor de mis amores;
la luz de mis tinieblas,
la esencia de mis flores,
mi mira de poeta,
mi juventud, adiós!