14 ene. 2011

Los Arcos de Tonalá


Acompaño a mi sombra por la avenida
mis pasos se pierden entre tanta gente
busco los arcos, una una avenida
donde convivan el Coppel y el oxo.
De pronto me paro, alguien me observa
levanto la vista y me encuentro con ellos.
Ah! y ahí están, y ahí están
Ahí están, ahí están
viendo pasar el tiempo los arcos de tonalá

Una mañana fría llegó
Carlos Salinas con aire idigno
y se agitó el bigote muy lentamente
bajó de su palestra
con voz profunda le dijo a su votantes:
ahí están, los arcos de Tonalá.
Ahí están, ahí está
viendo pasar el tiempo los arcos de Tonalá.

panistas con pancartas, candidatos de otras tierras
dirigentes que llegan inventando alianzas
milicias que resisten bajo el "no al macrobús"
y el voto nulo, como viene se vá.
Y ahí están, ahí están, los arcos de tonalá.
Ahí están, ahí están
viendo pasar el tiempo los arcos de tonalá.

Todos los mercados se lanzan por los lados
exhibiendo a las gentes sus cuentas insolventes
manadas de desfaces, doscientos auditados
inician la gran cirisis, es el año 2008.
Y ahí están, ahí están, los arcos de Tonalá.
Ahí están, ahí están
viendo pasar el tiempo los arcos de Tonalá.

Un cuerpo encontrado, un guardia pendenciero
diez ejecutados anoche
cholos, moteros, vendedores de merca, comerciantes, narcos y ejecutados.
Y ahí están, ahí están, los arcos de Tonalá.
Ahí están, ahí están
viendo pasar el tiempo los arcos de Tonalá

Miro de frente y me pierdo en sus ojos
sus arcos me vigilan, su sombra me acompaña
no intento esconderme, nadie la engaña
toda la vida pasa por su mirada.
Mírala, mírala, mírala,
mírala, mírala, mírala
los arcos de Tonalá.
Mírala, mírala, mírala,
mírala, mírala, mírala
los arcos de Tonalá.