30 abr. 2009

El Manifiesto desastre: Requiem para México

Hace ocho días todo era diferente. Uno se acostó mirando televisión y noticias acerca del Chapo, lo de moda era ver a Hillary Clinton decir que hay que matar a los narcos.

El viernes nos levantamos y los periódicos hablaban de una epidemia de influenza, pero en un tono de esas que duran unos dos o tres días y que se curan con vacunas. El viernes nos acostamos con titulares de la epidemia, pero ta, “por lo menos no es como la del pollo” nos decíamos tomando cocteles y martinis riéndonos ante la televisión como en posters cincuenteros. El sábado las noticias eran diferentes, ese día a las 4 de la tarde Felipe Calderón hablaba de un nuevo virus, anunciaba la aplicación del artículo 29 de la Constitución y delegaba esta cuasi soberanía a José Ángel Córdova, Secretario de Salud. Se decía primero 20 muertos (Sábado), luego 40 (Domingo), luego 156 (Lunes), luego 7 (Martes). El estado de emergencia declarado, el cierre del país (Comercios, teatros, cines, escuelas), el recién cierre de toda la administración publica.

Ayer Calderón instó a los mexicanos a permanecer en sus casas del 1 al 5 de mayo. ¿Seré paranoico? Pero creo que estamos en cuarentena. Argentina, Ecuador, Cuba han cerrado fronteras. En Chile el antimexicanismo es tangible. En otros tiempos (hace una semana) éramos un pueblo querido, fiestas, comida, alegría, ahora, como neo portadores de la peste todo mundo nos ve como leprosos que debemos ser aislados o vigilados.

Después surgió la hipótesis de “alguien está detrás” en La Doctrina del Shock Naomi Klein ejemplifica la aplicación de una hipótesis de Milton Friedman (él la llamó “tratamiento económico de shock”) en la que el Estado requiere de poner en shock a la sociedad para la implementación de medidas impopulares que de otra forma no se aplicarían.

¿Un ejemplo? ¿Recuerdan el debate de la llamada “ley Gestapo” en 2007? Aquella iniciativa de ley en la que se le permitía a la PFP intervenir llamadas, andar encubiertos etc. pues aprovechando la coyuntura y el hecho de que la gente está en casita asustada mirando a la chica de Canal 11 (titulado por un servidor “epidémica Channel”) hablar con expertos que responden las mismas preguntas (en serio, ya sé que me tengo que lavar las manos). Pues bien, dicha ley, llamada “ley de policía federal” se aprobó con relativa calma y tranquilidad aquí, en el país de no pasa nada.

Eso sí, si por una parte, para evitar la protesta de la izquierda, el Estado les dio su soma legalizando la portación personal de drogas (wiiiiii), cosa que en otra situación habría provocado anatemas por parte de la Iglesia (ahora cerrada) y de la sociedad conservadora (una GDL encerrada y aislada pese a que el gobernador asegura que no hay casos).

Por otra parte, en el país del norte, Donald Rumsfeld, Secretario de Defensa de Bush y uno de los arquitectos del Plan para el Nuevo Siglo Americano resulta ser el dueño de la empresa farmacéutica que fabrica el Tamiflú, el antiviral para la ahora llamada influenza humana. Dirán “pero ya liberó la patente” a lo que responderé “ajá, pero igual ya levantó todos los pedidos globales, lo demás son sobras”.

En Rainbown Six de Tom Clancy (el mismo autor que en 1999 escribió una novela en la que un 747 es secuestrado y se estrella en el capitolio, seguido de un ataque de ántrax que termina con la invasión de Irak) narra la historia de una compañía farmacéutica que aprovecha las olimpiadas de Sídney para soltar un virus llamado Shiva, Ebola modificado que se convertiría en Pandemia a la vez que tal compañía, libera la vacuna que ya tenían después de un tiempo. Solamente que en el libro, la vacuna es otra cepa del virus que se le aplicará a aquella población que resulte inmune para terminar de matarlos.

¿A qué va todo eso?

Lo siguiente es extracto de una nota publicada ayer acerca de la gripe aviar en relación de esta con Donald Rumsfeld y el tamiflú, llamado “el medicamente más codiciado del mundo”:

En 1976, y como joven secretario de Defensa de la administración Ford, Rumsfeld también estuvo involucrado en un episodio relacionado con la muerte de un recluta militar por "gripe porcina", otro caso de enfermedades transmitidas de animales a humanos, en New Jersey. A pedido del secretario, Gerald Ford ordenó la provisión de vacunas. Pero algunos lotes contaminados enfermaron a 500 personas: 52 murieron.

La prestigiosa revista British Medical Journal publicó recientemente una nota del doctor John Macfarlane, especialista en medicina respiratoria, quien sostuvo: "la ausencia de una transmisión sostenida de humano a humano sugiere que este virus aviar H5N1 no posea actualmente la capacidad de provocar una pandemia humana.

Pero, dado el conocido potencial para un cambio antigénico -sea de un proceso gradual de mutación genética adaptativa dentro del virus, sea por un reajuste genético instantáneo con el virus humano influenza A-, el virus podría adquirir el mecanismo para una transmisión humana rápida y ocasionar una expansión global explosiva, facilitada por los viajes aéreos.

Sin embargo, la alternativa optimista al punto de vista apocalíptico es que la aparición de un virus aviar modificado capaz de desencadenar una pandemia humana es improbable: ha habido 150 millones de aves fallecidas, y sólo 118 casos humanos, y la enfermedad aviar ha probado ser contentible con buena vigilancia y pronta acción".

El médico concluye: "Una pandemia podría ocurrir en el futuro, pero no necesariamente vinculada a la fiebre aviar".


Si se ve la acción del PNAC (Project for the New American Century) cuyo objetivo primordial es asegurar la hegemonía de EEUU en el mundo partiendo de una doctrina Reaganite.

Entonces ¿todo esto es planeado? Tal vez 50 50. Circula un correo que habla del G7, Banco Mundial y Obama con Calderón preparando una conspiración. No a para tanto así pero… en el 9-11 se culpa a Bush de “planearlo” pero un documental llamado “nuevo siglo americano” expone una tercera hipótesis, Bush no lo sabía, su gabinete sí. ¿Puede el dueño del Tamiflú haber soltado un virus medianamente mortal, sin conocimiento del Estado Mexicano? Dicen que todo fue para reactivar la economía, no creo que una epidemia sea la mejor forma de hacerlo, además de que Calderón haya aceptado devastar toda la industria mexicana como parte de un plan global.

Lo que sí creo es que vio la coyuntura, que la suspensión de garantías, la inminente acción del ejército para “contener” la epidemia no es más que un pretexto de un fin. Un ejemplo, digamos que hay “casos” en Chiapas, digamos que Calderón dice que la zona es peligrosa, digamos que por miedo la sociedad civil le dé el beneplácito de actuar para contener y de paso otorgar concesiones para la construcción de hospitales privados en tierras indígenas.

O que hay “casos” en Sinaloa y el ejército hace un cerco sanitario al mismo tiempo que el Chapo Guzmán es aislado.

O sea, puede que Calderón no sabía de esto, pero no le disgustó la idea. Mientras nos convertimos en el epicentro del mundo Calderón tiene todo el apoyo internacional para salir fortalecido en autoridad gracias a la “inmediata respuesta” (que, por como suben los niveles de la OMS, no pareció ser tan inmediata), pero cubierto de un aura intocable se aplica un concepto mío llamado “Síndrome del Monstruo Dimensional” en la que en las pelis el tipo libera un demonio de otro mundo que mata a todos sus amigos, pero al final él lo detiene, cómo él lo detiene se convierte e héroe, y la gente termina olvidando que todo fue su culpa en un inicio. Se resumen en el que arregla algo y es bien visto por eso, cuando en un inicio, el desperfecto fue su culpa.

Así los errores, fallos y cagadas de Calderón serán obviadas gracias al Estado de Shock en el que nos tiene y ante el cual tratamos de ampararnos en el mesías que nos prometen la salvación en contra de los que no hacen nada. Cambiar de tema y centrarse en la epidemia, aunque es natural porque es de repente, presenta a Gobernación como el Estado que corre todos los sacrificios por su población, pero también quiere reforzar los controles sobre la sociedad civil para aplastar la disidencia.

Hace una semana el tema era Obama y Eduardo Galeano, hoy la palabra pandemia desplazó al terrorismo como la mecánica del miedo. Mientras tanto, nosotros, los mexicanos, portadores de la peste y aislados de la sociedad comprendemos el desastre manifiesto que se avecina, y nos damos cuenta que muchas veces, pese a ser como somos, terminamos alejando a los demás. El resto es historia.

No hay comentarios: