26 ene. 2009

El Manifiesto Deastre: ¿Cambio?

Dice la canción de los Rodríguez que la suerte es una amante despechada que juega sucio y no sabe perder pero… ¿qué si la suerte es aquella mujer a la que siempre le fuimos fieles, pero ella no?
Estoy tratando de hacer experimentos locos hoy, desde ver qué tanta gente entraría a un grupo de Facebook dedicado a mí hasta tener una conversación acerca de la naturaleza del hombre conmigo mismo por el MSN desde dos computadoras separadas. ¿Será que me estoy volviendo loco? ¿O solamente me estoy liberando un poco de los bloqueos mentales que uno tiene y estoy en plena lluvia de ideas? Creo que nada de eso, solamente se me dio por escribir en este momento, si lo que piense mañana sea diferente o ayer no era lo de hoy, no importa, porque lo que para todos ustedes quedará plasmado es el momento en el que envíe este correo. Exacto, la vida es de imágenes más que de experiencias, momentos plasmados en nuestro cerebro que nos dan la orden correcta para sentir la emoción correcta ante la escena correcta.
Dicen que la guerra nos cambia ¿cómo saberlo? Lo que nunca cambia es la guerra en sí; algunos dirían que la Tercera Guerra será la última, pero los restos de humanidad que se levanten de este desastre seguirán haciéndose la guerra entre ellos. Nos educan en el cambio desde que nacemos. Crecemos para cambiar de pañal, para luego cambiar por el escusado, para luego cambiar amigos, cambiar peinado, cambiar carreras, cambiar entre irse por la izquierda o irse por la derecha. Votar por el cambio es lo mismo que votar por la continuidad de la alternativa. Un ejemplo, su Obama gobernara durante 8 años y de repente Jeff Bush se lanzada como candidato con el mismo programa de George ¿sería él el cambio?
¿Somos le generación del cambio? Si es así ¿qué cambio esperamos? El pasado 20 de enero todos fuimos testigos de la investidura de Barack Obama, en su discurso estuvieron presentes Lincoln, Roosevelt y Kennedy. Lo que no se menciona es que detrás de Lincoln está la Guerra Civil, detrás de Roosevelt la Segunda Guerra Mundial y de Kennedy Vietnam.
Admito que cerrar Guantánamo así de repente fue un gesto simbólico de gran valor, pero hasta ahí, los prisioneros no serán liberados, tan solo aplicó una descentralización de la prisión, lo único que pasará es que los prisionero se reubicarán en otros lugares y todo seguirá igual. ¿Por qué? Porque Obama es el Presidente de los Estados Unidos, si el sistema americano es el único que no ha tenido dictaduras ni golpes de Estado es porque su democracia y las acciones gubernamentales están separadas. Estados Unidos como Estado está separado de la figura del ejecutivo, por lo que primero están los intereses del colectivo institucional que los del hombre con la investidura. Bush no repatrió las tropas de Irak ni cerró Guantánamo porque sería aceptar su error, y para un presidente en funciones eso es inaceptable, McCain bien pudo hacer lo que Obama, porque era el resultado lógico sea cual sea el que esté en la Casa Blanca, simplemente Bush no podía hacerlo.
¿Qué nos espera en lo que viene? Dijo Obama que falta lo peor, mientras los medios sigan poniendo más interés en los vestidos de su esposa y en la escuela de sus hijas que en el plan económico que esté aplicando, entonces sí, falta lo peor, porque Camelot ha regresado a la Casa Blanca.

No hay comentarios: