19 feb. 2009

El Manifiesto desastre: el Chávez del 8

Yo quiero ser Hugo Chávez Frías, yo también quiero ser el sucesor de Bolívar y consolidar la patria bolivariana socialista de la revolución de los pueblos de América y exiliar a la oligarquía decrepita del “imperio” (esta palabra es tan ambigua que se le puede aplicar a todo aquel que esté contra él o, en su defecto, sea “cachorro” del Imperio). El pasado domingo el presidente bolivariano ahora tiene la oportunidad de reelegirse ad infinitum, mientras contemplamos este momento histórico (histórico claro, junco con Cuba, el único país con reelección indefinida, pero ta, por lo menos Cuba es fiel a la Revolución del 59 y no maneja el doble discursos del marxista católico conservador revolucionario). Desde un punto de vista la oposición no está derrotada, pero lo está. Pude que lo que vimos sea la consecuencia de la estupidez provocada por la oposición de querer dar un golpe de Estado el 11 de abril de 2002. En América Latina (y sé que puritanos se ofenderán) pero si sobrevives a un Golpe de Estado eres prócer, al querer quitarlo a la fuerza, lo dejaron mejor sentado. La reelección perpetua e una "revolución" Consolidada que permite llevar un proyecto hasta sus últimas consecuencias; un aparato estatal que se impone en los medios y un despliegue de recursos total que aplasta toda clase de oposición, dejando una elección inequitativa, pero democrática ¿les suena conocido? Un partido único gobernado por una monarquía sexenal dentro de una familia revolucionaria que institucionaliza un proyecto revolucionario haciendo un masivo despliegue de los recursos del Estado que, a final de cuentas, no es más que el puro patrimonio de la familia revolucionaria; ok ok, Chávez no es el PRI, pero tampoco es Bolivar ¿qué te parece esta frase de Bolivar: “este país es ingobernable”?

Una guerra de ideas de un proyecto, pero sentimientos encontrados, por una parte cierta admiración por el programa social venezolano que acompaña la maquinaria chavista , el cual se ha encargado de ayudar a los más pobres; por el otro total desprecio de la manera de imponerse (la represión de estudiantes; el cierre de RCTV; que la gasolina sea más barata que la comida); por un lado simpatía por la oposición a EEUU, por el otro la contradicción al darme cuenta que es el principal exportador de petróleo a EEUU, además de su deseo de regresar a los tiempos de la Guerra Fría con sus “alianzas estratégicas” con Rusia.

Algunos consideran a Chávez un payaso, pero yo concuerdo con Krauze, él es todo menos un payaso, es un hombre carismático que se ha consolidado 10 años en el poder partiendo de un militarismo bien focalizado, tal vez su problema es que no sabe cuándo ganó y es momento de concordia con la oposición, al no tener conciencia de su victoria, no tiene conciencia de que es hora de negociar con el perdedor. Ahora bien, lo que se ganó el domingo fue un referéndum para poder ser electo indefinidamente, pero eso significa que, en teoría y a diferencia de Cuba, la oposición existe y se puede postular contra la “revolución bolivariana” pero, parafraseando a Desbocatti, yo no votaría contra Chávez sabiendo que lo voy a tener ahí durante unos 50 años, capaz que gana y la agarra contra los lugares que no hayan demostrado suficiente bolivarianeidad en las urnas. Tal vez pase eso, tal vez el concepto bolivarianismo defina que tan bolivariana puede ser una persona a partir de ahora. Un comentarista de tv puede ser no suficientemente bolivariano y se entra en un proceso de bolivarianización forzosa para que regrese (un poco lastimado físicamente) a proclamar que la Revolución Bolivariana va a despertar la conciencia bolivariana (otra vez) de los pueblos de América. Y entonces podemos sentir alegría que ahora está bien bolivarianizado. Orwell debe de estar retorciéndose en su tumba.

Aunque se le considera (o, francamente, lo considero) un mal menor (si lo comparamos con los anteriores gobernantes venezolanos es un pan de Dios) pero fácilmente pudo formar un maximato y quedarse como Gran Elector sin quedarse sentado en la silla como caudillo decimonónico. Hay Chávez para rato, porque francamente pienso que gana en 2012, porque que “ese día” de las elecciones el proceso será limpio y democrático y se llevará una jornada en paz, porque la atención internacional se centrará en “ese día” y no en los años anteriores que tuvo para aceitar el engranaje de la maquinaria estatal que depende de su augusta mano. Hugo ¿por qué no te reformas el culo y te vas a la concha de tu madre mientras pisoteas alegremente LA CONSTITUCIÓN QUE TÚ CREASTE?

No hay comentarios: