4 jul. 2011

El Oscuro Pasajero: En esto creo.‏


a veces me pregunto concretamente en qué creo.
no voy a ocultar que tuve mi pasado "facho", no me avergüenzo de este, ojo, tampoco digo que enorgullezca, pero negar ese pasado mío sería devastador para mi psique actual.
pero no me refiero al pasado católico estilo "estrella de David=satánica" o " los judíos mataron a Jesús, por eso son malos". no, de hecho me refiero que durante un tiempo considerable practiqué un antisemitismo de corte nacionalsocialista, es decir, estilo "los judíos controlan el mundo". Era lector asiduo de Salvador Borrego, Traian Romanescu, Miguel Serrano y otros más. Leí más de una vez los protocolos de los sabios de Sión y panfletos tendenciosos con títulos como "el Talmún desenmascarado". asimismo, para añadirle más cerecitas al pastel, también era un paranoico consumado, desde afirmar que a las Torres Gemelas las tiró el sionismo internacional para invadir Medio Oriente hasta asegurar que EEUU nunca llegó a la Luna y que todo fue un montaje filmado por Stanley Kubrick, sí, así fui un tiempo, un paradigma de la ignorancia y ejemplo de como una mente lúcida se puede perder si no tiene la orientación adecuada.
Y digo que no me avergüenzo de este pasado porque ahora son menos idiota que en esos tiempos (Tiempos en los que no me auto denominaba idiota, sino librepensador) y porque, defendiéndome desde esa trinchera, soy perfectamente consciente de todos los errores argumentales y flaquezas explicatorias de esas tendencias. ¿por qué dejé de creer en todo eso? en primera, por los mismos motivos por los que inesperadamente dejó de leer un libro; cuando me encuentro un dato obvio falseado de manera intencional, a tal modo que me hace mirar con cierto recelo el resto de la obra; por ejemplo, en América Peligra de Salvador Borrego se hacía referencia a la CEDA (Confederación Española de Derechos Autónomos) el tema me interesó, así que busqué en otros lados sobre el tema, mayor fue mi sorpresa al encontrarme a esta organización, pero con una clara diferencia en el nombre, en absolutamente todos los lugares que veía llamaban a la CEDA Confederación Española de Derechas Autónomas. como verán, el autor, con la clara intención falsear la información cambia "derechas" por "derechos" que suena más empático. un error así, que en otro momento pudo ser de dedo es capaz que alguien que crea en ti se sienta traicionado, así comencé una depuración critica de una ideología que cada vez más me arrastraba al otro extremo, a la izquierda radical.
tampoco niego mis tiempos de marxista-leninista, de lopezobradorista y stalinista; de nuevo, me arropé en un manto ideológico que me alejaba totalmente de una derecha que me había decepcionado, en lugar de moderar mis posturas, las consideré falsas y odié todo lo que sonara a religión y libre mercado (los elementos con los que el de izquierda siempre asocia a la derecha). seguía siento conspiranoico, pero como todo bien conspiranoico, ahora el enemigo eran los banqueros y el FMI, no los judíos. Fue el mismo proceso, todas las cosas que rechazaba de la derecha me las encontraba maximizadas en la izquierda, todo ocurría los los designios de Lobby's y EEUU era un imperio tan malvado que Chávez era mi modelo de un socialismo efectivo (sic). fueron los tiempos de CUCSH, de la tesis y mi interés sobre el siglo XIX; fue cuando quise entrar en la mente de mi enemigo natural en ese momento, el conservadurismo.
obviamente me acerqué con los prejuicios naturales de un auto denominado socialista, juarista no era, puesto que en mis tiempos de facho había conocidos cosas non-gratas del prócer. pero conforme me metía en la cabeza del conservadurismo decimonónico, algo se iba activando en mí, algo concreto, más allá de discurso ideológicos, Lucas Alamán se me presentaba como el hombre más coherente de su siglo, con sus errores claros (como la necesidad de Santa Anna), pero con un programa que llamaba al orden en un siglo donde todos buscaban el caos en pro del progreso. A diferencia de lo que muchos piensan (entre ellos, el grueso de los auto denominados historiadores de corte " A Juárez no me lo tocas"), los conservadores no buscaban el retorno a la colonia, miraban la independencia como un hecho consumado, lo que deseaban era evolución, no revolución, mantener a la iglesia no por cuestiones confesionales, sino porque al mirar el país hundido en una ruina total (veían la mexicaneidad en peligro una vez que el vecino anglosajón protestante y federalista del norte acababa de cercenar medio país), solo quedaba la religión como puente de unión entre los nacionales (reto a los historiadores a que me encuentren en Lucas Alamán una defensa del fuero eclesiástico). Básicamente los conservadores eran liberales moderados, ambos tenían el mismo fin, pero la velocidad era el tema en cuestión. mientras aprendía de esas cosas por la fuente misma y por por interpretaciones tendenciosas, miraba como mis dogmas socialistas se colapsaban ante la parecencia de las acciones de la izquierda. las falacias tajantes que me decepcionaron de la derecha las miraba potencial izadas en los portales de izquierda, donde absolutamente todo lo malo que pasaba era por culpa de la derecha, del gran capital; una ideología donde no existe la autocrítica es peor que el fascismo más cínico. una vez más, mis estructuras mentales fueron puestas a prueba ¿a dónde ir cuando derecha e izquierda son igual de decepcionantes y la tercera vía no es más que un híbrido tanto de virtudes como de defectos? simple y llanamente me volví un descreído, posición más difícil cuando vez que es imperativo tomar postura en todo.
partimos de la idea de que la critica por critica es más por joder que otra cosa, siempre que criticas algo es porque de alguna manera debes de tener una alternativa para proponer. Demonizar al gobierno como "uuuuy, malo malo es el gobierno porque todos son narcos y malos" y dejar ahí el comentario es más ejemplo de limitaciones cognoscitivas que de mentes racionales.
pero entonces ¿en qué creo?
creo en la democracia con voto restringido para no derivar en populismos.
creo que que la soberanía emana del pueblo pero el pueblo no puede decidir arbitrariamente.
creo que perdemos demasiado tiempo complejizando conceptos en lugar de reducirlos a ejemplos concretos y prácticos.
creo que la mayoría de los estudiantes universitarios son más tontos que la gente sin estudios porque se creen los dueños de la verdad.
creo que es bastante fácil el desarrollo sustentable pero más allá de gran capital, su inviabilidad es culpa del ciudadano promedio que come con la derecha y saluda con la izquierda.
creo que la culpa de los gobernantes es la misma culpa de quienes los eligieron.
creo en la reelección de los gobernantes.
creo que deberían legalizar el aborto, la eutanasia y los matrimonios homosexuales, pero no en la legalización de la marihuana como solución al narcotráfico.
creo que los intelectuales son menos conscientes de la realidad que un obrero.
creo que la guerra contra el narco no es buena, pero es necesaria.
creo que la izquierda mexicana asociada al lopezobradorismo no debería gobernar.
creo que el PAN se desgastó en 12 años como el PRI en 70.
Creo que Ross y Rachel son la pareja más sobrevalorada y acartonada de la televisión.
creo que Rita nunca debió morir.
creo que la religión es un refuerzo positivo para las personas buenas, que serían buenas con o sin ella, al igual que las malas son malas con moral o sin ella.
creo que EEUU es un mal necesario.
creo que la gente malinterpreta bastante la función del FMI y el Banco Mundial
creo que valorar las opiniones no por la opinión sino por quien la emite es un error que deriva en intolerancia.
creo que hay más sesgos cognitivos en nuestro hablar diario que puertas en un show de Benny Hill.
creo que la ciencia tiene un número limitado de respuestas a un número ilimitado de preguntas.
creo que el peor enemigo de la izquierda latinoamericana son sus principales dirigentes.
creo que la derecha gana porque su programa es cohesionado y deja las discusiones conceptuales para otro momento.
creo que soy un tecnócrata neoliberal de izquierda.
Creo que si el PRI ganó ayer es porque PAN y PRD son incapaces de ejercer autocrítica y es más fácil para ellos culpar al Estado.
creo que debería dejar de escribir por hoy.