24 ago. 2011

El Oscuro Pasajero: los amigos de Gadafi.


Una vez me preguntaron si creía en los sistemas binarios de política neposmoderna.
En realidad no, pero tenía ganas de meter una palabra rimbombante y eso sonaba con una arrogancia propia de investigador del CUCSH.
¿Han visto las noticias últimamente? Parece que Libia se ha convertido en una telenovela o thriller dirigido por Michael Bay. Todos nos andamos levantando y acercando a internet cada hora (o por lo menos yo ¿ta?) para ver las “escenas del capítulo anterior” pendientes de la captura de Gaddafi, a estas alturas sabemos que su derrota es inminente, que los declaraciones de victoria son gritos en el desierto. Desde aquella vez en la que afirmó que los rebeldes (en ese momento simples manifestantes) eran jóvenes drogados por Al-Qaeda se notó cierto grado de necedad, pero tampoco era de culparlo, el gran amigo de occidente esperaba que occidente respondiera con la misma mano amiga. Los rusos lo dijeron, Libia es un conjunto de tribus contrapuestas y antagónicas como poco interés de soportarse, Gaddafi aseguraba la estabilidad y le daba al Estado la suficiente autoridad como para las tensiones no se hicieran evidentes, es decir, como monarca decimonónico, un gobernante encima de los partidos que sirviera como diluyente de tensiones particulares o grupales.
Pero no, Libia se convirtió en un símbolo, Egipto está dando muestras de la necesidad de sus antiguos gobernantes, después de un confuso incidente con Israel se dejó aflorar que Egipto tiene un profundo sentimiento antisemita, pero que existía una alianza entre Egipto e Israel desde tiempos de Al Saddath y refrendada por Mubarak, ahora, la junta militar gobernante, para atraerse las simpatías de la población está calando un discurso anti-Israel, lo que podría causar más problemas en la región. En el caso de Libia, los dioses tienen sed, lo que era el país con mayor PIB de África (dos meses antes de las revueltas el FMI había felicitado a Gaddafi por sus reformas), todo eso se ha ido al garete y las calles están repletas de hombres con AK-47 gritando “Alá es grande”, supongo que eso es la libertad que deseaba occidente contra la barbarie de Gaddafi.
Además, me hace pensar en la amistad, en esa reiterada frase de que los amigos están en los peores momentos, que esos son los verdaderos amigos. El Bunga bunga de Berlusconi no se ve, no se está mamando con Sarkozy, Obama le exige que se vaya (ándate tú gil!), Zapatero parece que ya no le vende armas como antes, y Chávez… algo que me hizo notar Desbocatti es que en su cabeza bolivariana de pensamiento lineal de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” ya no está Gaddafi, “denuncia” que la NATO bombardea escuelas y hospitales, siempre en el delirio de que él será el siguiente (Hugo, una pregunta, si hubiera manifestaciones en las calles de Caracas exigiendo reformas ¿qué harías?), en realidad a nadie le importa un corno Venezuela cuando es sabido por todos que su principal comprador de petróleo es EEUU. Los amigos de Gaddafi se han ido, Rusia y China, quienes se negaron a la intervención militar, ahora tratan de buscar una salida negociada (Libia vende el 3% del petróleo que usa China). El CNT, autoconstituido como gobierno en el exilio ya no quiere saber de Gaddafi, incluso cualquiera afirmaria que no lo piensan enjuiciar, sino simple y llanamente matarlo.
La Real Politik de Metternich se impone en el mundo real, la caída de Gaddafi debe de servir de ejemplo para los otros amigos de occidente y entender que su amistad es meramente discursiva. Mientras el mundo mira expectante cómo se resolverá el drama libio, Siria está teniendo un respiro de atención global; ahí es menos complicado, el gobierno sirio nunca fue buen amigo de occidente, así que no hay compromisos ni ligas que perder (uno de los aspectos que temen Italia, Francia, España y Reino Unido es que se hagan públicos ciertos acuerdos “incómodos” realizados con Gaddafi, pero bueno, la ayuda para los rebeldes no es gratis ¿cierto? Guiño guiño).
Han pasado otras cosas, el Departamento de Estado de EEUU está investigando a Standar & Poor’s por ciertas irregularidades en torno a la crisis de 2008 (aunque afirmen que la investigación fue antes de la rebaja de la clasificación, me suena a vendetta); hubo una balacera afuera del TSM de Torreón durante un partido (no han ido a una final River-Boca, a mi no me la cuenta nadie); también el Papa fue a España y los indignados se indignaron aún más porque es indignante no estar indignado cuando la indignación es necesaria para indignarte e todo lo indignante. De algunos entiendo el motivo de la protesta, la cual no era contra el papa en sí, sino que se destinara una millonada de gasto público para un evento religioso que buen pudo financiarse por medio de donaciones o iniciativa privada; lo que no entiendo es que a todo lo que no les guste le digan “fascista”. Del Papa lo que me resaltó fue eso de que la salvación solo está dentro de la Iglesia ¿no habían corregido esa postura? Hasta donde me quedé en mi vida religiosa era que la Iglesia Católica era una alternativa entre varias, pero bueno, que crean lo que quieran, como diría el cuarteto “yo solo quiero vivir a mis hanchas, que me importa que bandera haya en la plaza Cagancha”. Por cierto, se murió el Sorullo, comenzará el reino de los sorullos, una lucha intestina al interior de Televisa Guadalajara para hacerse con el espacio televisivo de ayudas sociales (aunque personalmente preferiría que pusieran el programa de los perritos en su lugar), correrá sangre, y sospecho que Iván Mendo va a querer adueñarse del puesto, o Laura Bozzo. Aunque yo optaría por un robot mitad maquina, mitad torta ahogada con la voz pregrabada de Niurka.
El resto es historia.

No hay comentarios: