20 oct. 2009

El Manifiesto desastre: imponer un impuesto

Primero lean esta noticia:
http://sdpnoticias.com/sdp/contenido/2009/10/20/4/516052
Mientras que en Finlandia el internet es declarado un Derecho Humano, en México se trata de bloquear bajo cualquier medio a, tal vez, el único medio de información que permite hacer lo que no nos permiten en los demás medios, es decir, democratizar hasta cierto punto el flujo de información. Solo el 20% de los mexicanos tiene acceso a Internet, pero para el gobierno federal parece necesario cobrar un impuesto por el acceso a un medio que cada vez es más necesario para la integración. No sé, creo que sería menos doloroso que se aplicara un impuesto a los productos de carácter suntuario (automóviles de lujo, casa en la Condesa etc.) aunque, al parecer es así, lo que sucede es que para el Estado Mexicano, Internet es un lujo.
¿México surrealista? más bien México es un error de Dios (o por lo menos nosotros, los actores pasivos de las decisiones del Estado?
la cosa es lógica, se sube impuesto a la cerveza y los cigarros, yo, como consumidor frecuente de estos productos puedo llegar a sentirme afectado, pero entiendo de cierta forma que lo hago por placer y gusto venial (o sea, técnicamente y en una acepción purista es un lujo) ¿pero la internet?
yo no me creo ese chistecito de la ley del centenario (esa pavada que dice que por haber pasado algo en 1810 y 1910, a huevo tendría que suceder algo en 2010, como si los pelotudos que se creen eso en lugar de luchar por cierto tipo de ideal, creen en cábalas religiosas que les impiden hacer algo ya), pero Calderón y compañía están haciendo puntos en pila.
Recién el viernes pasado, Daniel Cuellar (buen amigo y tipazo) administrador de Ba-k.com fue detenido por la AFI aquí en Jalisco por “piratería” (cuando técnicamente, no poseía nada, ya que la función de un foro no es almacenar nada, sino permitir que los usuarios aporten lo que tienen almacenado en otros servidores). El sitio (del que me nutrí durante años) fue simplemente cerrado (no hay noticia en sí, pero gracias a twitter de su hermano se corrió la voz).
La legislación virtual (o la virtualización de la ley) es un tema complicado, querer detener el flujo de información en internet es una quimera, y no se diga de la piratería, que más que generar lucro (aportar en un foro un disco o una peli no te da ganancia), es un mecanismo de resistencia ante cierto control o limitación por parte de grupos de poder. Cerrar sitios y cobrar impuestos para el acceso a internet solo tiene un beneficiario, y no somos nosotros, ya que, técnicamente, es precisamente la clase media la que depende del uso de la web, las condiciones de desigualdad social en las que estamos simplemente se agravan considerablemente si le impedimos a la mal llamada “clase baja” (digo mal llamada porque el apelativo “baja” siempre siento que tiene carácter peyorativo) acceder a internet simplemente los condenamos a una situación en la que ni la sociedad civil ni el Estado siente el más mínimo interés por reducir la brecha digital (ejemplo admirable es el Plan Ceibal en Uruguay, que tiene como función la simple y llana idea de que cada niño de primaria tenga acceso a una laptop otorgada por el Estado, lo que está aunado a la colocación de wifi en plazas públicas de zonas rurales donde se entreguen estas laptop).
Hay decisiones estatales que considero injustas, pero hijas de la razón, otras que considero peligrosas pero necesarias; cobrar impuestos por internet está en una tercera categoría: Una reverenda pendejada.
Simplemente me apego a la siguiente consigna: “El internet es necesario, la televisión prescindible”
El resto es historia.
P.D. si ven a Iván le dicen que sigo haciendo esto :P

No hay comentarios: