8 ene. 2010

Poesía Beat


la poesia a veces es algo complicado, porque en los tiempos modernos mientras más palabras se usen y sea más incoherente es más poético, un ejemplo:

parafrilaxis de emociones
me trajiste tu axiomatica voz
aturdido en tus periplos sentimentales
me convertí en tu prisionero.

¿lo ven? es demasiado fácil.
sin embargo, existen poesias modernas que se escapan a este canon de la arrogancia lingüistica (porque, digamos las cosas como son, es una explosión de soberbia y arrogancia la escritura de textos incomprensible [o de los que por tu ignorancia no tienes comprensión porque no entiendes la estetica del arte]) poesia sincera, que si bien al final se puede creer que no son más que garabatos, en esa nula intencionalidad radica su calidad, las palabras surgen porque tienen que surgir, no porque se desean escribir.
uno de ellos es Keruouac, hijo/padre/hermano de la generación Beat (junto con Ginsberg y Borrougs).
el texto en cuestión es "México City Blues" una mezcla de Budismo, Música y Drogas. texto fundamental para la exploración de una generación a la que todos, de alguna forma, deseamos pertenecer y vivimos a la sobra de su herencia.
242 cantos, los cuáles iré posteando día a día (o sea 242 días)
¿por qué?
por que sí, y para comenzar, les dejo la nota del autor:

Quisiera que me concibieran como un poeta del Jazz
Que interpreta un largo blues una tarde
De domingo en una sesión jazzistica. He escrito 242 coros:
Mis ideas varían y en ocasiones transitan de
Un coro a otro o van de la mitad
de un coro a la mitad siguiente.