24 sept. 2009

El Manifiesto desastre: carta a mis fans

carta abierta de un famoso a sus fans:


Hola a todos, sé que no me he comunicado en un tiempo, pero parece que las cosas las han sabido llevar en mi ausencia. Aunque dejé a algunas personas en mi lugar, parece que ellos se han sabido administrar y aumentar mi patrimonio, pero creo que es hora de aclarar algunos puntos.

Últimamente se ha dicho que si ya me retiré, que si volveré algún día y cuándo. Diariamente recibo cartas y comentarios de las mas diversas personas (hasta de aquellas a las que no les gusta lo que hago o hacía) pero seamos honest0s ¿a alguno de ustedes les gustaría que regresara a hacer lo que siempre hago? Es decir, andar nomás de un lado a otro mirando lo que está mal en el mundo y jodiendo para que lo cambien.

Recordemos cuando tenía comunicación directa con ustedes, la verdad fui un valor, flor de tipazo que se comportó como pocos. En la fiestas cuando se acababa el alcohol salía siempre yo para hacer el paro, les daba de comer y preparaba unos cocteles levantamuertos que ¡fua! Al mismo demonio sacaban de cualquier cuerpo, además de que siempre tenía una historia que mantenía cautivos a todos. O sea, bien bien pedo sí me dejé ver, pero cada que les mostraba alguno de mis logros me topaba con un mar de ingratitud por parte de ustedes, y no, no es un reproche, solo es una pregunta sencilla de, si me trataron del carajo la última vez ¿para qué quieren verme de nuevo? Ya sé que dije que solo me retiraba temporalmente, pero la verdad, ya lo estoy dudando.

Además, he escuchado que andan algunos diciendo cosas de mí que la verdad no se me hacen buen plan, sobre todo para una gente que los trató como personas y nunca dijo cosa mala de ustedes, en mí siempre tuvieron un amigo, un camarada y un hermano. Y pues no se vale que anden diciendo que si soy esto y si soy aquello, que si dije esto o pensaba lo otro, neta no, no se vale poner palabras en boca de uno.

Otra cosa, no era el único que la armaba para el cotorreo, pero a otros los trataron mejor que a mí, yo, solamente ya no les latió lo que hacía y me mandaron al carajo, mientras que a los demás “compas” los trataron como reyes o príncipes, y eso que hacían lo mismo, nada más que ellos eran de seguro menos mamones para cuando requerían su amidas. Ok ok, a la mera sí fue mi culpa comportarme medio soberbio cuando decidía quién podía ser mi compa, pero la neta muchas de esas cosas ni fueron mi idea, sino de mis camaradas que andaban diciendo que yo dije, y sí, los dejé hacerlo, pero no por mamón, sino porque a veces uno se cansa.

En definitiva, solo quiero decir lo siguiente YO NO SOY SU AMIGO y la verdad no pienso regresar ni en pedo, porque nadie me asegura que me va a ir chido si me vuelvo a juntar con ustedes, y sí, ya sé que a la mera me conocen más y le caigo bien a más gente, pero es seguro que siempre está el mamoncito resentido que no le gusta lo que hago, y son ellos y ustedes que nomás se la pasan pidiéndome cosas ¡pará! No soy santa Claus, también tengo mi tiempo, mis cosas y mi vida.

Muchos de ustedes se decepcionarán, pero honestamente yo me decepcioné primero de ustedes, porque creí que eran gente honesta con la que se podía confiar en cualquier momento, no el clásico “amigo” que corre a la primera. En pocas palabras: no, no regresaré y búsquense otro mesías que éste, ni loco se vuelve a para por ahí.



Jesucristo