28 dic. 2010

El Oscuro Pasajero: Breve resumen 2010


¿Qué pasó este año?  Nada relevante la verdad, y me refiero a nada relevante porque comparado con las cosas que nos tocó vivir en el 2009 podemos decir que llevamos saldo ganador ¿no? Ok, está bien, el narco es cada vez peor, pero el año pasado también era cada vez peor, así que en 2010 solo miramos una evolución gradual, no un recrudecimiento de la violencia. Pero más allá de lo que es el territorio nacional, 2010 fue el año más “ta” que se puede encontrar, porque en sí no pasó nada importante y lo que pasó que pensamos que era importante comparado con otros años es una reverenda estupidez. 2010 será recordado por 33 tarados que se quedaron dentro de una mina (y que gracias a la “comunidad internacional” vivían mejor allá abajo que todo nosotros acá arriba), un pulpo, lady gaga, megalómanos por todos lados y pues ta, más de Obama.
            Ah, cierto,  un derrame de petróleo en el Golfo de México, pero parece que ya pasó de moda ¿cierto?
            Fue un año de contrastes, eso sí, no hay nada más gratificante que vivir casi al límite de la desesperación financiera y luego seguir en ese límite, como si alguna fuerza karmica se encargara de liberarte o darte un respiro cuando estás a punto de hundirte; tampoco es algo bueno, es como al tipo que golpean hasta casi morir y luego curan sus heridas para poder seguirlo golpeando hasta casi morir. Es más que nada una tortura cósmica.
            ¿Recuerdan enero de 2010? Esa semana en la que hizo un frio del culo y no dejaba de llover. Espero que regrese.
            En la televisión hubo productos de consumo realmente pelotudos; nada resultó atrayente. Pensemos en una sociedad cuyo clímax en pantalla fue saber por qué un montón de personas estaban atrapadas en una isla. Diría de las series que continúan, pero como es un formato de temporada por año, pues significaría que el año siguiente tendría que decir el mismo comentario.  Sin embargo, la mención honorifica fue que fue en este año en el que conocí Dexter gracias a cierta persona que desencadenó ciertos acontecimientos que no diré aquí porque sencillamente a nadie le importa.
            Los mineros de Chile… ta,  no sé qué decir que no haya dicho antes.  Las glorias del espíritu humano se le debe a un buen diseño arquitectónico que creó el refugio, no es que se hayan quedado en los Andes a sobrevivir con lo que tuvieran, sino que estaban en un lugar diseñado para sobrevivir en lo que los rescatan. Pero el mundo los miró, los mineros aparecieron como neo rockstar en que la vida de cada uno se cotizaba en cientos de miles de dólares en futura publicidad o en la venta de los derechos de la historia.
            También tenemos información amable (sí sí, como dice la ahora doctora Diane Pérez)…
            Ok, no existe la información amable.
            Tal vez la gente recordará al 2010 como el año de Wikileaks, pero ta, se acaba de revelar otro cable que dice que Galván desconfía de la policía mexicana jaja ¿acaso ese no fue el motivo por el que hace 4 años se metió al ejército en todo esto del narco? Assange ahora anda viviendo la vida del rockstar, pero la vivirá hasta poder darse cuenta que es un elemento tan útil como Ingrid Betancourt que, por cierto, me lleva a pensar que en el país tal vez el momento más relevante fue el secuestro del Jefe Diego, mira que robárselo siete meses requiere un buen par de cojones.
            Cojones los que tuvo Grecia al entregar números alterados a la UE y la fiestita que se armó llevandose casi a la mierda todo el continente. De este lado del atlántico no pasó mucho más que tendremos que acostumbrarnos a no oír cuatro nombres que ya asociábamos a Latinoamérica: Michelle Bachelet, Lula, Néstor y Uribe (sí, Chávez hay para rato), a Bachelet la suple Piñera, a Lula Dilma a Uribe Santos y a Néstor pues… él está con Perón y el pueblo con Cristina.
            Claramente el 2010 será recordado por el Waka waka y las vuvuzelas, un pulpo profeta y una paraguaya que todos amamos por ese par de tetas que se cargaba (el que dude solo escriba “Larisa Riquelme” en google), ok, se murió Saramago, pero francamente Saramago nunca fue de mi total agrado (el anticlericalismo y ateísmo radical como lo he dicho, me molesta tanto como el conservadurismo extremo), pareciere que Saramago se paraba y decía “¿hoy como ataquaré a Dios? Total, me comprarán cualquier tontería porque soy un nobel y  políticamente correcto”, ah, lo políticamente correcto, el fascismo del siglo XXI, un discurso dominante que se presenta como no dominante condenando a todo aquel que se mueva fuera de sus parámetros impuestos.  Otro que me caga es Vargas Llosa, pero ta, de él he dicho suficiente, prefiero el premio a Forlán.
            Cosa aparte el derrame petrolero del Golfo que como todo lo que en verdad le importa a la humanidad solo dura un mes en los medios para luego pasar a otra cosa que en verdad le importa a la humanidad y así tendremos doce cosas que en realidad le importan a la humanidad (en serio, miren la tele, Assange y wikileaks ya no ocupan titular alguno, de todas formas lo veía venir, todos ya conocen mi postura hacia todo lo llamado “wiki”)
            Para mí la peli del año fue The Social Network y Toy Story 3, en música ni puta idea y en literatura me importa un carajo, igual nunca leo el libro de moda hasta que deja de ser la sensación (así la lectura es más fría y objetiva supongo)
            Cerramos en el país el año más violento desde la Revolución Mexicana, eso quiere decir que los carrancistas andan haciendo de las suyas, lamentablemente en materia de seguridad  y recuperación económica el 2011 no tiene las mejores perspectivas ¿pero eso a quién le importa? Es 2010 y que se vaya todo a la mierda, ya el sábado nos preocuparemos por lo que nos depara el destino. El resto es historia.

No hay comentarios: