7 dic. 2010

El Oscuro Pasajero: fin de temporada de Dexter


Recuerdo cómo comenzó todo, una persona cuya identidad permanecerá en el anonimato posteó en una conocida red social (no ocupo decir el nombre, porque actualmente solo existe una Red Social) un comentario referente a cierta pérdida de rarosidad en alguien llamada Rita como pareja de un tal Dexter. Para entender la naturaleza criptica del comentario me fui a gugol y guglié “rita dexter” y me entero de que son personajes de una serie televisiva que durante mucho tiempo me rehusé a mirar porque el argumento me parecía medio tonto, mi razonamiento era “ok, una serie donde el protagonista mata, órale,  y de seguro en cada capítulo matará a uno, otra serie más”
            Mi razonamiento generó una conversación que culminó con una invitación a mirarla por parte de la persona arriba mencionada. Así que miré un capítulo, era obvio que no me gustaría, porque Dexter tiene algo raro en el primer episodio, algo raro que será lo que haga que realmente te encante ¿por qué? Porque yo esperaba el formato de “misterio resuelto en una hora y nos vemos en una semana” cuál es mi sorpresa cuando veo que no es así, de tal forma que le di otra oportunidad para un segundo episodio y quedé de cierta forma fascinado ante lo que era ver por primera vez una verdadera novela de misterio adaptada a la pantalla. Porque eso, era, una narración donde cada episodio era un capítulo de una novela que da un orden secuencial y  no obliga realmente a resolver nada por episodio,  pero que conforme se acerca a la culminación, porque aquí no se dice quien es el asesino al final, sino que lo que se espera no es la resolución del misterio, sino la confrontación de los antagonistas y atar los cabos desarrollados durante la temporada.
Tiene una estructura sencilla, cada temporada se investiga una serie de asesinatos relacionados en los que al final queda íntimamente involucrado Dexter; en la primera temporada fue su hermano el villano en turno, en la segunda fue el propio Dexter el perseguido; durante la tercera, Miguel Prado, un “amigo” que se hace nuestro protagonista que termina usándolo para liberar a su oscuro pasajero; durante la cuarta (la mejor hasta ahora) Dexter se enfrenta a un tipo ideal, un asesino que lleva años matando y manteniendo una vida como ciudadano ejemplar.
            La quinta temporada está por terminar, queda un episodio, lo que nos condenará a el ya conocido periodo de abstinencia entre temporadas, para salvar la situación me he decido a mirar Bad Men y Breaking Bad. Nada oficial, pero the Walking dead solo tuvo 6 capitulos. Pero hablemos de esta quinta temporada de Dexter (si no la han visto para este momento, entonces no les gusta y no sentirán problemas al leer esto)
¿qué cosas pasaron? Llegaron dos nuevos personajes, casi simbióticos generados de la misma cepa, Lumen y Jordan Chase; Chase, nuevo némesis de Dexter que, aunque no llega a lucha homérica que desencadena Trinity, se defiende perfectamente como enemigo, orador motivacional exitoso, encumbrado en la gloria del poder se desempeña como líder de un club de violadores; por otro lado, Lumen, la Andrómaca de Héctor, el eterno femenino, la prostituta y la santa, la Valkiria personal de Dexter que lo guiará al Valhala no sin antes cumplir con su trágica misión: llevar orden al mundo.
 Lumen representa el ideal buscado por el guerrero solitario, no por elección, sino por consciencia de su soledad, añora la compañía, se la inventa, pero vive y muere buscando ese ideal  de lo que debe de ser. Todo tiene un orden, Brian Mosser, cual Juan Bautista, entrega el sacramento a un ser que vuelve a nacer en sangre, y se eclipsa una vez entregado el fuego; luego vendrá la prueba, el equilibrio: Lundy, capaz de acercarse lo suficiente como para obligar a Dexter a romper el código, entrega a un inocente, Doakes, en sacrificio  mientras, Rita falsa profecía de seguridad, se ve amenazada por el oscuro pasajero que se libera y crea a Lila. El héroe falló la prueba, rompió el código y se entregó a la sociedad, trabó amistad con un gentilhombre, Miguel Prado, que lo traicionará una vez más y le enseñará que el código es lo único que funciona. Los dioses están iracundos, no ven orden, su enviado no lleva el equilibrio al mundo porque ha decidido formar una familia; Trinity bajó como el mensajero de la realidad enviado de los dioses que hará retornar a Dexter al camino del código. Su vida nace en sangre, muere en la sangre de Rita y un hijo destinado a su vida, a su oscuro pasajero, tendrá que aceptar el código, cuando tienes el estigma del código no puedes tener una vida, eres el equilibrio del mundo, eres el orden. Lumen le dio orden al orden, Jordan Chase será el fiel de la balanza, el juez en la tierra que decidirá quién morirá…
¿Cómo terminará este domingo? Ni puta idea, pero sé que algo estaré haciendo el domingo por la noche y es el final de temporada de Dexter, luego de eso, el año se acaba y lo que sobró de diciembre que se vaya a la mierda. El resto es historia.

P.D. denme guita y un mes y les escribo una tragedia griega inspirada en la serie: D